Princesa Restante – Tomo I – Epílogo

Traducido por Kavaalin

Editado por Sakuya


— ¡No dejes que nadie entre a mi habitación! ¡Me siento mal con esta nariz romadizada, garganta dolorida y voz áspera! ¡Acusaré de traición a cualquiera que se atreva a entrar aquí!

—…Es lo que mi amo ha dicho, así que por favor retírense por ahora.

Friedhelm y Guido querían visitar a su hermana menor enferma, pero esta ni siquiera les permitió entrar. Duke le dijo a Leti que al menos los dejara verla, pero esta estaba indignada por eso; insistiendo en que las mujeres tenían sus propias circunstancias que debían ser respetadas.

—Qué mala suerte. El ser la única que se resfrió a pesar de que los cuatro se empaparon en la lluvia. —Dijo Guido, sin dejar claro si estaba siendo compasivo o sarcástico.

—Pero al final no pudimos saber quién era el atacante. La Orden ya realizó una búsqueda exhaustiva pero no encontró nada, ¿verdad? Si solo hubiera visto su rostro… —Friedhelm fue una de las víctimas, pero inmediatamente perdió el conocimiento después de ser golpeado por el atacante y afortunadamente, no resultó herido.

—Si tan sólo hubiéramos tenido luz de luna en lugar de lluvia, podría haber visto su rostro claramente. De todos modos, parece que Astrid lo hirió fatalmente, así que esperemos que se encuentre moribundo en algún lugar. —Dijo Duke, la otra víctima. Aunque él, por otro lado, sabía quién era el atacante, sólo que fingía que no.

El testimonio de Leti sobre el incidente era la principal fuente de información para la investigación y este distaba bastante de la realidad. Su testimonio iba así:

Fue Duke el que había notado primero al atacante, pero él, al igual que Friedhelm, fue noqueado. Finalmente el agresor fue herido mortalmente por Astrid pero este aun así se las arregló para escapar y actualmente se encuentra prófugo.

Cuando Duke recuperó el conocimiento, Leti lo persuadió para que dijera que Astrid había alejado al bandido y que él no había podido verle la cara debido a la oscuridad. Duke miró a Leti, comunicándole con la mirada que esta tendría que explicarse más tarde y siguió los deseos de su ama, pretendiendo desde entonces que no había visto el rostro del atacante.

 

♦ ♦ ♦

 

Cuando los dos príncipes se dieron por vencidos y se despidieron. —Adelante, quédate así para siempre. —Duke llamó a la puerta de Leti para informarle que sus hermanos se habían ido.

—Ya se fueron a casa. ¿Estuvo realmente bien eso?

—Sí

La voz desde el otro lado de la puerta era un poco áspera. Duke transmitió sus deseos de “mejórate pronto” y luego se alejó de la puerta de Leti.

Justo cuando Duke se apartó, Leonhardt, el hermano completo de Leti, entró con un libro y un gran paquete en sus manos.

— ¡Hey, hey, hey, hermana! Te he traído el libro que compila las teorías post mortem del Rey Alexander; Porque sé que no querrías leer literatura compleja, incluso si tienes tiempo, debido a tu resfriado.

Leti se puso su bata, se paró, tomó el libro de Leonhardt y lo examinó. Este entonces colocó el paquete en el velador.

—No recuerdo haberte pedido que me trajeras este estúpido libro.

—Me costó mucho investigar sobre ese libro, ¿sabes? Ya ves, la mayor parte del tiempo, la búsqueda de documentos históricos es un esfuerzo infructuoso. Si no eres masoquista por naturaleza, no vas a sobrevivir siendo un historiador.

—No me importan tus tendencias masoquistas. —replicó Leti, pero a su hermano no le importó para nada y continuó con su historia.

—La teoría post mortem más ridícula en realidad tiene pruebas, ¿sabes? Todas las coincidencias aleatorias están conectadas, aunque el argumento en sí todavía es débil. Entonces aquí va: Tres días después de la ejecución del rey Alexander, había información sobre un hombre rubio de ojos azules que abordaba un barco que se dirigía al sur. Ahora, recuerdas que según los registros históricos, un fiel caballero del Rey León sacó su cuerpo fuera del reino durante tres días, ¿no?

— ¿Entonces estás diciendo que el hombre rubio y de ojos azules que abordaba la nave era él, ya que los tiempos y sus características coincidían? ¿Y luego?

—Y luego, un año después de eso, —continuó Leonhardt —llegó la historia de un pirata de Occidente atacando los mares del sur. Ves que la tez blanca de los occidentales se destaca entre la piel bronceada de los sureños, así es como identificaron al pirata. Entonces, la conexión es que se dice que este pirata es el hombre rubio que estaba en el barco y que, a su vez, se pensó que era el rey Alexander. En otras palabras, se cree que este pirata es el rey Alexander.

—Bastante forzado, ¿no crees? —Leti entendía el punto, pero no estaba convencida en absoluto.

—La historia no termina ahí. Unos años más tarde, un occidental con pelo rubio y ojos azules fue adoptado y hecho rey a través de un matrimonio con una princesa perteneciente a un reino junto al mar.

—Otra conexión forzada. Entonces para resumir, el hombre rubio que estaba en el barco al sur era el rey Alexander. Quien se convirtió en pirata y conquistó los mares del sur, se casó con una princesa de allá y en el proceso se convirtió en el monarca de ese reino.

Era tan absurdo e increíble, pero eso era exactamente lo que le daba ánimos a Leti.

—Me pregunto si podríamos encontrar un retrato del rey adoptado.

—Pensé que dirías eso, así que traje esto conmigo. —Leonhardt recogió el paquete del velador y se lo mostró a Leti. —Un artista descendiente de la familia real dejó un retrato del rey y este se incluyó en el inventario de arte del rey Karlheinz. Pero irónicamente, esta pintura es la que echa por tierra toda la teoría. El hombre aquí no se parece en nada al rey Alexander si se lo compara con su retrato en la Galería de los Reyes. Jajajaja.

El retrato del Rey León Alexander exhibido en la Galería de los Reyes fue muy exagerado y dramatizado para que pareciera un hombre malvado y eso, según Friedhelm, era suficiente para justificar el título del Rey Homicida. Pero Leti sabía que dicho retrato no se parecía en nada al verdadero Alexander, ya que ella se había encontrado con el verdadero Rey León en la Habitación del Rey Caballero. Sin embargo, el retrato del rey adoptado era…

—…No, luce como él.

El retrato del joven reflejaba el rostro maduro y aun así infantil y altivo de Alexander. Era una mejor representación del Rey León que el de la Galería.

—Oh… Ya veo. —dijo Leonhardt.

Karlheinz probablemente llegó a la misma conclusión que Leti. Él podría haber estudiado el libro, encontrado el retrato y pensado que se parecía a Alexander. Así que incluyó el libro absurdo y el retrato en el inventario Real, pensando que la teoría era probable que fuera cierta.

—Gracias. Con esto basta. Descansaré por ahora. —le agradeció Leti.

Leonhardt vio que su hermana estaba satisfecha y la dejó descansar. Leti cerró los ojos después de que oyó que se cerraba la puerta y esperaba encontrarse en sus sueños con el rey convertido en pirata y convertido en rey otra vez. Pero tan pronto como cerró los ojos, sintió que el viento soplaba dentro de su habitación supuestamente cerrada.

—Sabes, deberías pedirle a Duke que te enseñe sobre la etiqueta adecuada acerca de las mujeres. —Leti despertó y presionó las sienes de su palpitante cabeza. No estaba segura de sí su dolor de cabeza era debido a la fiebre o al nuevo visitante.

— ¡Su Alteza! Lo que hice anoche fue inexcusable. —suplicó Astrid, inclinando su cabeza profundamente ante Leti.

—Lo que es inexcusable es lo que acabas de hacer ahora. Entrar a la habitación de una mujer enferma sin permiso y por la ventana, lo que es inaudito.

Regañar a los más jóvenes no era parte de los pasatiempos de Leti, pero tenía que enseñarle modales a Astrid.

—De todos modos, dejando eso de lado, fue una suerte que Duke fuera el único que te vio anoche. Ya lo he advertido así que no hay necesidad de que te preocupes.

—Pero empuñar una espada contra un miembro de la familia real significa rebelarse contra el reino. Debería ser condenado a muerte…

—Pero no te veo en falta. Sigues siendo joven. Es mejor morir después de haber servido al reino con todo lo que tienes. Acabas de comenzar y aún te falta mucho que dar, ¿no?

— ¡Sí!

Astrid sonrió feliz en respuesta a la pregunta de Leti. Su sonrisa no era su sonrisa animada habitual. Era una sonrisa muy humana, una sonrisa que había superado la pena y el dolor.

— ¿Por qué me salvó, Su Alteza? Estoy seguro de que matarme era más fácil.

Cuando Astrid se asimiló por completo con la Energía Fantasma, pudo ver fragmentos de sus muy viejas memorias y en el proceso aprendió sobre la verdadera identidad de Leti entrelazando los recuerdos y la conversación entre esta y la Energía Fantasma.

—Duke te tenía cariño. Estaba segura de que se entristecería si hubieras muerto. Sé agradecido por tener tan buen superior.

— ¡Muchas gracias! —Astrid inclinó la cabeza una vez más en agradecimiento.

—Sobre la Ceremonia de investidura, no tengo ningún plan de atarte a esta. Así que ve y elige libremente a tu amo.

— ¡Eso haré!

Astrid se convirtió en un caballero del Rey Caballero porque recibió una de las Espadas Prometidas, la Espada de la Luz. Pero Leti le dijo que no debería preocuparse en absoluto porque era algo que tuvo que hacerse debido a la situación.

—…uhmmm… ¿Su Alteza?

— ¿Qué?

—Yo… ya he decidido quién quiero que sea mi amo, pero quiero ser como el superior Duke. Quien eligió a su señor y fue elegido por este. Pero en este momento, no creo que el amo que quiero tener quiera tenerme a mí.

Leti suspiró ante la seriedad de Astrid porque estaba segura de que cualquiera querría tenerlo como su caballero debido a su talento.

—Entonces tienes que trabajar duro. Yo tuve que trabajar duro para conseguir a Duke. Tendría que revisar mi diario para saber la cantidad exacta de veces que me rechazó porque ya he perdido la cuenta.

— ¡Lo haré! —Respondió Astrid y salió nuevamente por la ventana. Esta vez, recordó hacer escuchar sus pasos, por lo que Leti pensó en recordarle una vez más que era en estos momentos cuando debería ser silencioso. Pero al final se sintió cansada, sabiendo que reprenderlo no serviría de nada.

 

♦ ♦ ♦

 

—Oye, escuché pasos… ¿él vino?

—Sí, hace un momento. No tienes que preocuparte. Todo se terminó.

Duke entró a la habitación de Leti después de oír pasos desde afuera. Examinó la habitación y encontró el cerrojo de la ventana abierta. Pensó que era poco probable que la enferma Leti se levantara solo para abrir la ventana por lo que llegó a esa conclusión.

— ¿Tienes planeado darme los detalles?

—Yo no diría que lo planeo. Déjame pensarlo. —Leti suspiró, pensando en cómo explicaría la realidad que parecía sacada de una novela de fantasía. Que ella era la reencarnación del Rey Caballero Christian y que Astrid fue poseído por un antiguo enemigo del Rey Caballero que tomó la forma de un abrecartas y que para salvar a Astrid ella tuvo que otorgarle la Espada de la Luz, una de las Espadas Prometidas.

—Perdón por lo que pasó. Al final, tuviste que arreglar todo por tu cuenta. Y pensar que yo soy en quien confiaba Astrid.

—No lo sientas. Este problema fue algo personal en primer lugar. No necesitas sentirse responsable al respecto. Tengo que terminar los asuntos personales por mi propia cuenta. Eso es todo, el fin. Di algo más al respecto y mi fiebre aumentará.

Yo, a diferencia de ti, no puedo salvar a alguien simplemente porque me agrade. Creo que debería estar agradecida contigo, Duke, por darme una excusa.

Duke parecía querer decir algo más, pero respetaba los deseos de Leti.

—Duke, ¿cómo están tus heridas?

—Bien. No fui herido en ninguna área fatal. Estoy bien… ¿Qué tal Astrid?

Duke tuvo que ser el que resolviera las cosas sobre el incidente en lugar de Leti, quien tuvo que descansar debido al resfrío, por lo que aún no había tenido la oportunidad de hablar con Astrid sobre el incidente.

—…Probablemente esté bien. Él será un buen caballero. Escuché que ya ha puesto su mira en alguien para que sea su amo. Espero que esa persona sea un buen señor para él.

—Ya veo… Me pregunto desde cuándo ¿Sabes quién?

—No pregunté mucho. Solo sé que él también quiere que su amo lo elija.

Los mejores candidatos posibles para ser el amo que Astrid quería, eran Friedhelm o Guido, pero si lo pensaba detenidamente, no había necesidad de que revisara al Séptimo Cielo o a las Valquirias si quería unirse a ellos.

Entonces podría ser… es posible… pero… No, no, no, no. Podría simplemente haberse enamorado de alguna dama noble… ¿qué es este sentimiento…?

Duke siguió negando una posibilidad en la que había pensado, pensando en otras posibilidades, pero cuanto más lo hacía, más sentía algo que no podía nombrar. La sensación no era enojo, conmoción, tampoco era una emoción desagradable. Pero no era una buena sensación y Duke agregó otra arruga a su frente, tratando de descubrir cuál era ese sentimiento.

 

♦ ♦ ♦

 

Esta noche, en la Habitación del Rey Caballero, estaba el Rey de una Sola Mano Oswald y el Rey administrador Karlheinz. Leti le preguntó a Karlheinz de inmediato sobre su hallazgo más reciente.

—Rey Karlheinz, ¿ha encontrado el retrato perteneciente a un rey adoptado de un reino cruzando los mares del sur?

—Yo, al menos el yo actual, todavía no. ¿Es algo interesante?

—Sí. Qué desafortunado es que no pueda hablar con usted sobre eso.

Ellos, las reencarnaciones del Rey Caballero, nunca se encontrarían en la realidad, pero aquí, en la Habitación del Rey Caballero, podían cruzar el tiempo y compartir sus recuerdos.

Al darse cuenta de que Karlheinz no incluiría el libro absurdo y el retrato en el Inventario Real sin una razón particular, Leti decidió cambiar el tema.

—Hace poco purifique una Energía fantasma que quedaba en mi época. Son muy agotadoras.

—Ese fue un trabajo difícil el que completó, Reina Leticia. —la elogió Karlheinz, aunque en realidad, era él quien enfrentaba más dificultades que Leti. Ella, a su vez, le dijo que hiciera todo lo posible y que todo saldría bien. Luego le preguntó al otro rey, quién vino de una época después de la de ella.

—Rey Oswald, ¿las Energías Fantasmas aún existen en su época?

—Todavía no me he topado con ninguna… pero si apareciera una Energía fantasma en este momento, cuando la guerra se ha tornado a peor, el reino podría colapsar…

Las palabras de Oswald estaban llenas de una veracidad de la que ni Leti ni Karlheinz podían hacer burla. Oswald estaba tan sombrío como de costumbre. Y pensar que podría ser un hombre de acción todo el tiempo y no solo cuando fuera necesario.

— ¿El Inventario de Arte del rey Karlheinz todavía está intacto?

—Sí. Está a salvo en el castillo por ahora, pero podría ser solo cuestión de tiempo…

—Si te encuentras corto de fondos, venderlos es una forma de mantenerse financieramente. Ese es uno de sus propósitos originales después de todo.

Karlheinz no coleccionó esas obras maestras únicamente porque era un amante de las artes, sino que pensó que el inventario podría servir como una colección de artículos que podrían venderse en el futuro. Bueno, ¿qué se podía esperar del “Rey Administrador” que con sus habilidades superiores en política y planificación, reconstruyó el presupuesto casi inexistente del reino?

—Solo espero que aún haya ciudadanos que me otorguen un título como el del Rey Administrador y la Reina Rompecorazones.

— ¿Eh?

—Oh.

Leti frunció el ceño ante tan inesperadas palabras. ¿Qué había dicho el Rey de Una Sola Mano Oswald? Con Rey Administrador, por supuesto, se refería a Karlheinz, por lo que la Reina Rompecorazones era…

— ¡Ah! No, no quise… Aaah. Y la reina Leticia había dicho que no había necesidad de que ella supiera el futuro. Pero por favor, no dejes que te moleste. Tienes un título apropiado. ¡Uno genial!

—… ¿Qué quieres decir?                                                  

—Ah, al igual que el Rey del Corazón Roto, Ludgar, usted tiene un apodo diferente al suyo… y ese es el de “Reina Rompecorazones”

Los ojos de Leti se abrieron de par en par, su cuerpo temblaba de ira cuando escuchó la explicación de Oswald.

 

♦ ♦ ♦

 

— ¡Ey! ¡Princesa! ¡¿Estás bien?! —Duke se precipitó a la habitación de Leti cuando la escuchó gritar. Pero lo que vio fue a Leti de pie justo en frente de su cama y su cuerpo temblando.

—Dime, ¿soy del tipo sensual? —Leti volvió la cabeza y le preguntó a Duke, con los ojos vidriosos.

— ¿No? …Quiero decir, eres más del tipo estoico.

Ella no odiaba a los hombres, pero tampoco estaba interesada en ellos. Así era como Duke comprendía a su ama.

—Sí. Exactamente… ¿cómo puede suceder eso?

Leti se dio la vuelta y miró su cama, pensando cómo diablos podría obtener un título así a pesar de cómo era.

¿La reina rompecorazones? De todos los títulos que pude conseguir, ¿por qué rompecorazones? ¿A cuántos hombres seduje que incluso mis ciudadanos tenían conocimiento de ello?

Un nombre como este la convertiría en un hazmerreír, al igual que el Rey del Corazón Roto, Ludgar, a pesar de todos los logros que habían hecho.

— ¡¡Futura Reina Leticia!! ¡¡Ven aquí y explícate!!

Duke salió silenciosamente de la habitación de su ama porque estaba seguro de que recibiría la mayor parte de la ira de Leti.

 


[Sakuya: Con esto damos fin al tomo uno, espero lo hayan disfrutado :3]

 

♥ ❤ ♥

<Capítulo Anterior                Siguiente Capítulo>

★Capítulos★

Anuncios

Teki Ni Narimasen – Capítulo 18: El misterio acerca del perseguidor

Traducido por Kiara

Editado por Ayanami


—Todo estará bien, siempre y cuando estés a mi lado ¡Te protegeré! —aseguró Reggie, al final, mirándome con expresión seria, antes de separarnos.

 

♦ ♦ ♦

 

Cuando mi cuerpo se calmó y logré caminar por mí misma, me dirigí hacia donde estaba la Marquesa, con las últimas palabras de Reggie repitiéndose en mi mente, sólo hace que me pregunte ¿Cómo es que puede poner su vida en peligro por mí, si aún me es imposible poner mi vida en riesgo por él?

Sin embargo, después de contarle la historia, me sentí motivada a trabajar duro. Ahora, al observar la apariencia de la Marquesa al pelear en los campos de entrenamiento, ésta me parece hermosa y genera un gran efecto en mí.

—Con mi madre aquí será bastante seguro, aunque si no sales del castillo no creo que haya problemas.

Alan, que ha escuchado las noticias, estuvo de acuerdo con la Señora Beatrice.

Pero…espera un momento…la manera de hablar de Alan, al referirse a la Marquesa, es como la de un caballero.

—Desearía ser fuerte como mi esposa pero…querida ¿cuándo comenzaste a aprender la espada?

Con el fin de desviar la atención a otras  cosas, el Marqués Everal intervino con una extraña pregunta, en ocasiones, también me he preguntado por qué la señora Beatrice comenzó a practicar el arte marcial. Acercándose a la habitación de descanso de su madre, Alan respondió.

—Eso fue en el momento en que madre a padre…

— ¡Espera Alan, eso es un secreto!

La Marquesa se levantó del sofá y detuvo a Alan. Sintiéndose atrapado por sus palabras, Alan se sobresaltó y dejó escapar una voz baja.

— ¡Te he dicho que no puedes hablar de eso!

— ¡Pero todas las personas en el castillo lo saben!

— ¡¿Qué?!

—No, bueno, ¿estabas tratando de ocultarlo?

Al observar la interacción entre esas dos personas, pienso lo bueno que es ser así. Una pareja tan reflexiva. Tener la figura de padres afectuosos, verlos me da mucha envidia, porque en esta vida, no fui bendecida con una familia, pero en mi vida anterior, al ser una chica normal, siento en mi corazón que fui amada, que mis padres era una pareja cariñosa, la Señora Beatrice terminó de regañar a Alan, se volvió a mí con una expresión seria.

—Aun así, no quiero complicarlo más con preguntas sin respuestas, no hay manera alguna de que devolvamos a la niña que se escapó, la única manera de afrontar esto, es usando nuestro propio ejército.

— ¿No pondrás objeciones? —Alan le preguntó a la señora Beatriz, quién negó con la cabeza.

—Incluso entonces, no puedo esperar una disculpa directa, sino que, simplemente, le daré la oportunidad de entrar. Kiara puede ser la hija adoptiva del Conde, pero aquí es una ciudadana y una doncella. Si un caballero comete un error mientras práctica, no diría nada, pero como doncella, si Kiara cometiera un error, se convertiría en el pretexto para una pelea. Aun así, no puedo perdonar que hayan tratado de casarla usando polvo para dormir, no puedo ni imaginar lo malo que sería si hubieran tenido éxito…

Para ser honestos, el Conde Patorishiel nunca estuvo cerca de mí como su hija. Solo se me trato así cuando era necesario y por lo general, me trataban como un sirviente especial que vestía ropa hermosa y comía la mejor comida. Me mantenían lo suficientemente bien, para poder usarme como pieza de ajedrez, solo fui una especie de mascota que él mantuvo y luego escapó de su control, si me encuentra, ya no podré volver a escapar.

En el fondo, es bueno estar bajo las alas del Marqués Everal, estoy feliz de poder trabajar para ellos.

—Bueno, ellos saben que tratamos a Kiara como si fuera un plebeyo normal, pensaron que no conocemos su verdadera identidad, por lo que lanzaron un ataque sencillo, si lo hubieran imaginado, podrían haber lanzado un ataque con un método más sigiloso, actuando como visitantes, hablando con Madre, contando una historia falsa sobre el tutor y pensando que la entregaríamos sin objeciones.

La señora Beatrice inclinó la cabeza ante la suposición de Alan.

—Así es como debe ser…Sí, creo que ese es el caso, lo más probable es que no quieran involucrarse con el ejército de la frontera, ¿quizás querían atacar, robarnos y escapar?

 

♦ ♦ ♦

 

Me estaba preparando para ir a la cama, cuando alguien llamó a la puerta de mi habitación. Era Wentworth, con su cabello negro y una expresión algo ausente me sacó diciendo que había sido llamada por el Marqués.

Al principio, no me explicó nada, así que pensé que había algo que querían escuchar acerca de los eventos de hoy, por lo que, rápidamente, me coloque un chal sobre mi vestido azul, que aún no he cambiado y salí de la habitación.

Estaba en las afueras del castillo, exactamente, dentro de la pared que rodea el castillo. El interior de la pared que rodea el pabellón tiene un gran jardín, había un suelo limpio y expuesto, donde los soldados pueden correr con caballos y alojamientos para los que trabajan en el castillo.

Aunque es primavera, el viento de la noche todavía está frío y solo llevo un chal. Involuntariamente, me encogí de hombros. ¿Por qué venimos al exterior? me sentía inquieta, y al parecer Wentworth lo notó, porque me dijo con tranquilidad —Atrapé a alguien que te estaba buscando después de escapar de la escuela de la iglesia.

— ¡¿Eh?!… ¿lo has encontrado?

Atrapó al subordinado del conde Patorishiel, quien definitivamente está involucrado en el ataque. Me sentí aliviada y sorprendida de que me informara.

Ahora que lo pienso, Wentworth parece una persona de confianza. Cuando llegamos al pasaje que entraba al sótano desde el exterior del castillo, me instó a bajar allí. Como estamos haciendo esto en secreto, estoy preocupada de hacia dónde nos dirigimos exactamente.

—Wentworth-san, ¿En dónde estamos?

En cuanto pregunté, llegó la respuesta.

—Aquí está el calabozo que confina a los prisioneros y donde te esperan el  Marqués Vain y el Príncipe Reginald.

Parece que es parte de la propiedad del Marqués. Cuando escuché que Reggie estaba allí, me sentí más tranquila. Incluso si hay algo malo, con él a mi lado, nada malo me pasara.

Pero, ¿Por qué en la prisión? ¿Es para hablar en secreto? ¿O les gustaría mostrarme el estado de los seguidores del Conde Patorishiel?

Mientras camino, en mi mente flotan varias preguntas, de repente, me preocupo por el latido de mi corazón. Tengo miedo de entrar en el sótano por la noche sólo con la luz de los candelabros que iluminan las paredes y Wentworth-san.

Finalmente, cuando los dos llegamos, mi corazón sigue latiendo fuertemente.

—Siento que tengas que venir hasta este lugar, Kiara.

El Marqués está frente a mí, aún con las ropas que usaba durante el día, la capa,  una coraza e incluso una espada en su cintura.

—Lo siento, a pesar de que ya es muy tarde… —dijo Reggie, que también vestía de la misma forma.

—No, está bien, lo entiendo pero, ¿Querían mostrarme algo?

—En la mazmorra hay un hombre, aquel que te vio durante el día. La situación parece haber empeorado después de atraparlo. Te llamamos porque parecía haberse calmado.

El Marqués señaló dentro de la mazmorra, Reggie me aconsejó antes de intentar verlo.

—Creo que lo he visto antes, pero me siento un poco conmocionado, así que prepárate mentalmente, Kiara, probablemente se haya convertido en mago.

Probablemente se convirtió en ¿qué? estaba sorprendida, ¿Cómo lo hizo? y no solo eso ¿Está bien?

En el momento en que lo vi, sentí que mi corazón comenzó a saltar con fuerza. No sé el motivo. Porque la apariencia del hombre era impactante, pero no era tan sofocante como para llamar tanto mi atención.

Estaba un poco más tranquilo que el mago que vimos antes. Su espalda está un poco hinchada, pero aun así está de pie sin apoyarse en la pared o en algún pilar.

Desde la última vez que lo vi, su rostro y su cuerpo se ven más grandes que antes, como si se fuera hinchando gradualmente, al ser atacado por algún tipo de enfermedad o veneno.

— ¿Por qué me he bebido eso? Siento tanto dolor debido a esa bebida, pensé que era extraña con solo verla, un líquido rojo oscuro idéntico a la sangre, estoy seguro de que era veneno, sí, eso debió ser… —Murmuró sin cesar, mirando hacia la nada.

Solo con eso puedes asumir que su corazón está roto. Es un hombre que intentó atraparme y llevarme de vuelta a un ambiente hostil. Entonces no logro sentir compasión, pero aun así, ver a una persona en este estado es doloroso.

— ¿Entiendes algo de lo que está diciendo?

—Si has escuchado acerca de algún veneno que esté en posesión del Conde de Patorishiel, por favor cuéntanos.

Después del Marqués, Reggie también me preguntó.

Incline mi cabeza pensando y lo recordé, mientras escuchaba las palabras de ese hombre.

—Tomé una bebida roja como la sangre.

Esas palabras me sorprendieron. ¿Podría ser? Recuerdo el líquido rojo que había bebido y que mi condición física se había debilitado. Pensé que era jugo de fruta, una pequeña bebida roja oscura.

¿Cuándo fue la primera vez? Aquella vez, dijeron que me lo daban por qué se trataba de un día especial, fue el día de mi adopción. Más tarde, me quedé dormida por unos tres días. Pero sólo después de que me recuperé, el Conde de Patorishiel que se enojaba con todo lo que hacía, desde ese día parecía realmente tranquilo.

Un hombre que tomó una bebida similar a la que tome, parece estar en el mismo estado que el mago que colapsó ante mis ojos, entonces, ¿Qué pasaría si esa fuera la medicina para convertir a alguien en un mago?

¿Qué pasaría si se tranquilizó cuando me vio, pensó que no se convertiría en arena? Pero ¿Esto tiene algún sentido con la historia? Un momento, eso significa que ya estaba en un estado de mago antes de que el colapsara. Sin embargo, no he intentado usar magia.

No tengo más remedio que pensarlo así….

De repente muerdo mi labio inferior.

¿Qué debo hacer? Si digo algo sobre lo me pasó, descubrirán que yo también he bebido ese líquido. Si ellos piensan en mí de la misma manera que esos magos, puedo terminar en la cárcel.

Puede que este poder le haga daño a alguien por accidente. Mientras estaba pensando en ello, una historia para justificar el líquido rojo llegó a mi mente, pero en cambio—Yo…no sé, nunca he visto algo parecido.

Las palabras de negación salieron de  mi boca sin dudarlo.

 


[Kiara: Oh tocaya, eres una pequeña mentirosilla, yo creo que la familia de Alan te ha ayudado mucho como para mentir, y no contarles sobre que ya has tomado el líquido, ¿Ustedes que opinan? sé que estás asustada pero… en fin, esto cada vez está más emocionante, aunque no hay una pizca de romance, supongo que luego tendremos un poquito aunque tampoco me siento disgustada con el giro de los acontecimientos.]

 

[Ayanami: Tal vez…el no decir la verdad traiga problemas más adelante no? después de todo ellos han demostrado una y otra vez que confían en ella y la protegerán sin importar que…pero bueno espero que esto no se vuelve en su contra solo por sacar conjeturas apresuradas a pesar de todas las acciones que han hecho por apoyarla…]

 

♥ ❤ ♥

<Capítulo Anterior                Siguiente Capítulo>

★Capítulos★

Flash Marriage – Capítulo 18: La pelea (1)

Traducido por Akatsuki

Editado por Ayanami


Ya que Wang Kai me ayudó a encontrar este trabajo, decidí invitarlo a cenar. Me dijo que había un muy buen restaurante de marisco cerca, luego, muy elocuentemente, agregó que comer pescado era bueno para el cerebro humano.

Finalmente, noté que este tipo Wang Kai, al igual que Jiang Li, gustaba de burlarse de mí por puro placer.

Por supuesto, ya que soy una persona bastante reservada, a donde quiera que me pidiera ir, lo aceptaría.

Wang Kai me llevó en su coche en círculos, no pude evitar sentirme mareada, ¿estamos, realmente, buscando el restaurante o practicando algún nuevo arte marcial?…cuando finalmente vimos la fachada, extremadamente, humilde de un restaurante, sentí un tipo de admiración por Wang Kai, ¿cómo se las arregló para encontrar un lugar tan remoto?

Wang Kai, muy francamente dijo: —Vine aquí con una de mis ex-novias. La comida era buena, así que me acordé de ello.

Como un buen oyente, mostré la curiosidad requerida: — ¿Has venido aquí varias veces?

Wang Kai: —Una vez.

Después de venir aquí sólo una vez y ya era capaz de recordar el camino, debo decir que la orientación de este hombre es excepcional. Si quedara varada aquí o me dejara sola, sin duda, no sabría cómo volver por mi cuenta.

Entonces le hice la segunda pregunta en mi mente: — ¿Recuerdas el nombre de la novia con la que has venido aquí?

Wang Kai pensó por un momento y finalmente, sacudiendo la cabeza dijo: —No lo recuerdo.

Mira, ese es el verdadero rostro de este hombre. Una forma tan complicada que no olvidó cómo llegar pero, ni siquiera podía recordar el nombre de la persona que lo acompañó en aquella ocasión.

Wang Kai, como si pudiera leer mis pensamientos, sonreía de manera significativa y dijo: —Como me gustan estas mujeres, salgo con ellas, cuando lo hago me resulta muy relajante y por supuesto, cuando rompo con ellas, es de manera muy amigable. Lo siento, pero no todo el mundo es tan emocional como tú.

Estaba confundida, ¿me acaba de llamar tonta?

Wang Kai me miró, intensamente, y dijo: —De hecho, las mujeres también pueden ser promiscuas.

YO: —……..

Descubrí que Wang Kai y yo éramos dos tipos diferentes de animales, con una estructura cerebral completamente distinta, incluso, el proceso de pensamiento básico era diferente.

No había nada bueno, en llevar este asunto más lejos, así que decidí dejar el tema. De todas maneras, estábamos hablando de los hábitos masculinos vs los femeninos, lo que no tenía nada que ver conmigo y lo que era más importante, este tema no era sobre la comida, así que sólo debía comer.

Wang Kai había recomendado este restaurante por su buena comida. Lo único que no entendía, era por qué tan buen restaurante, estaba escondido entre tantos callejones y carriles.

Estaba pidiendo algunos platos de acompañamiento cuando mi teléfono sonó. Era una llamada de Jiang Li. De repente, recordé que este tipo, probablemente, tenía hambre…

Así que con un corazón culpable y consciente, cogí el teléfono.

Desde el otro extremo, Jiang Li, muy impaciente, preguntó: — ¿Cómo es que aún no estás en casa?

A pesar de que era su esposa, como chef y niñera, también tenía un poco de respeto propio. Así que, cuando me habló con tal tono, no me gustó. Así que, usando un tono impaciente, le dije: —Ahora mismo estoy cenando, busca algo para comer por tu cuenta, ¿de acuerdo?

Jiang Li perdió la paciencia: —Regresa inmediatamente a cocinar para mí o nos separaremos.

Esta vez me enojé bastante. Jiang Li podría cortar un cuchillo mil veces hacía mí y estaba bien, pero no estaba de acuerdo con él al utilizar la “separación” para chantajearme, eso es demasiado vil y despreciable, ¡maldito sea él y toda su familia!

Mi temperamento había estado oprimido durante varios días. Mi cabeza, finalmente, iba a explotar, pero todavía trate de controlar la ira en mi corazón, rechinando los dientes le grité por el celular: — ¡Si quieres separarte hazlo, esta mujer no tiene miedo! —Después de esto, sin esperar su reacción, colgué el teléfono.

Estaba hirviendo de ira. Wang Kai había dejado de comer y me miraba fijamente. — ¿Qué estás mirando? ¿Nunca has visto una pelea?

Wang Kai cogió un trozo de pescado y lo puso en mi tazón, sonrió y dijo: —No hay necesidad de enfurecerse tanto. De todos modos, una pelea de pareja debe resolverse en su habitación y…

—Nunca nos llevamos bien. —Una vez que el nombre de Jiang Li fue mencionado, no pude evitar sentirme frustrada e indignada. —Desde el primer día de nuestro matrimonio, él me ha estado intimidando. Cómo podría ser tan desafortunada para casarse con un tipo como él, ah…

Wang Kai dijo muy suavemente: —Sí, habría sido mejor que te casaras conmigo, ¿verdad?

No estaba de humor para bromear, así que después de darle una mirada feroz, empecé a comer. No sé de otras personas, pero yo era del tipo que se sentía más hambrienta con ira. Había oído que a algunas personas no les gusta comer cuando se enojan, ¡son realmente increíbles!

Después de la cena, Wang Kai ofreció llevarme y acepté su oferta. Ya que estas calles no sólo eran tan confusas como un laberinto, sino que no tenía forma alguna de regresar sola.

Wang Kai: — ¿Debo dejarla en su casa?

Yo: —Sí, pero a casa de mi madre.

 


[Ayanami: Vaya una pelea…algo seria…creo…bueno veamos qué les depara el futuro]

 

♥ ❤ ♥

<Capítulo Anterior                Siguiente Capítulo>

★Capítulos★

Cool Queen – Capítulo 34: Cumpleaños

Traducido por Shisai

Editado por Sakuya


[POV: Shane]

Mi cumpleaños se acercaba la próxima semana, pero mi relación con Leo-sama todavía era incómoda. Desde que tomé conciencia de mis sentimientos, cada vez que lo miraba, me frustraba el hecho de comportarme de manera tan sospechosa. Cada vez era más difícil pretender ser genial.

Mis únicos momentos de paz fueron cuando estaba bebiendo té con Elias. Seguir leyendo

Breaking Off The Engagement – Historia Paralela 1: Carta de Padre

Traducido por Smacc

Editado por Tetsuko


Mientras Lilyna estaba tomando un baño y relajándose.

Abrí la carta de Leaf que Lilyna me había entregado.

『Omitiendo las formalidades, para Lisa.

Lisa, ¡lo siento! Ya habrás escuchado las noticias, pero debido a ese estúpido Príncipe, Lilyna ha tenido que regresar a nuestro territorio. ¡Ese bueno para nada tuvo que, de todas las cosas, declarar una ruptura del compromiso! Antes pude haber pensado: “Qué idiota, qué idiota” pero él es aún más idiota de lo que esperaba.

Me ha agravado ciento cincuenta y seis veces hasta ahora, pero ya no habrá una próxima vez. Voy a arreglar las cosas para siempre. La Reina ahora está de nuestro lado. Estoy seguro de que ella se dio cuenta de que, como se esperaba, esta vez no hay forma de cubrir esto.

El Rey aún está intentando salvar esta situación, pero la Reina seguramente nos respaldará. Aunque el problema radica en ese Príncipe, parece que el rompimiento del compromiso de esta vez* no es obra exclusiva suya. La chica conocida como su “nueva prometida” y que estuvo presente durante la ruptura es sospechosa.

Desde un principio el matrimonio era imposible para ese chico que ni siquiera podía mantener una conversación con ella estando solos. Incluso Ricardo, manteniendo su posición como amigo del Príncipe, ha intentado persuadirlo sin obtener resultados. Todavía no entiendo bien qué piensan ese Príncipe y su nueva prometida, ¡pero Lilyna no ha hecho nada malo!

No creo que el Príncipe se dirija directamente hacia allá, pero no puedo asegurar que no lo intente.

Por favor, mantente en guardia. Sin embargo, realmente dudo que puedan lograr llevarse a Lilyna por la fuerza…

Estaré aquí, asegurándome de que la ruptura del compromiso se vuelva oficial. Ese idiota seguramente solo quería que Lilyna se preocupara por él. ¡Declarar la ruptura del compromiso por una razón como esa!

Por el momento, después de que termines de leer esta carta por favor quémala de inmediato.

Como esperaba, solo me dejé llevar por la corriente de mis emociones y escribí “idiota” demasiadas veces.

Bien, entonces, envío mis mejores deseos para ustedes.

Leaf 』

Después leer la carta le prendí fuego con un fósforo y la puse dentro de la chimenea.

 


Notas:

*Con “esta vez” no se refiere a que antes se rompiera otro compromiso, sino a lo que mencionó antes de que el Príncipe tiende a causarle problemas similares.

 

Saludos del equipo:

[Tetsuko: ¡¿156 veces?! xD ¡Te pasas baka-ouji! Ya ni el suegro te quiere jajaja Ni yo te querría con tantas ofensas. Por otra parte, esto si es el colmo, ¿no todo podría arreglarse si sólo Leon hablara francamente con Lilyna? :/ Más le vale al príncipe tener una buena razón para actuar así, porque las cosas se están pasado lentamente de gris a oscuro para él…]

 

♥ ❤ ♥

<Capítulo Anterior                Siguiente Capítulo>

★Capítulos★

Teki Ni Narimasen – Capítulo 16: La búsqueda de la persona desaparecida ¿Continúa?

Traducido por Kiara

Editado por Ayanami


Entonces, recuperé la calma, al realizar mis tareas diarias, al estar ocupada, el tiempo fluye sin darme cuenta.

Durante la hora del desayuno, al mirar la cálida atmósfera que desprenden el Marqués y su esposa, así como la cara asombrada de Alan y la expresión risueña de Reggie, siento la calma que trae consigo la vida cotidiana, gracias a eso, olvido ciertas cosas en las que tengo que pensar.

Sin embargo, cuando trato de averiguar acerca de la magia, el contenido del libro, solo me hace recordar, lo ocurrido al mago que estuvo frente a mí y cuando se volvió arena al derrumbarse en el suelo.

Tengo miedo de investigar, al imaginar que ese podría ser mi destino. Así que, dirijo mi atención a las cosas que me hacen sentir tranquila.

Al mismo tiempo, creo que si quiero escapar de mi destino, evitar la destrucción de este castillo e incluso, evitar que Reggie muera, debo aprender magia.

 

En algunos momentos, pienso que este mundo no está relacionado con el juego ¿Qué pasaría si esto es solo un sueño producto de mi imaginación? si eso fuera real, aplastaría todas mis esperanzas.

—Aunque sé eso…

No quiero decir esas palabras, no hay forma de que sea así, conocía los eventos que pasarían y pude escapar gracias a eso, soy la  única que conoce lo que nos depara el futuro, en este mundo, originalmente, lucharon en la oscuridad sin saber nada.

Es por eso que, creo que, de alguna manera, debo manejar todo lo que se. Pero mi mente está a punto de colapsar. No quiero morir, tengo miedo de provocar mi perdición.

—Kiara ¿Te sientes mal?

Reggie me preguntó, con su voz me trajo de vuelta a la realidad, estaba sorprendida ¿Cuánto tiempo habré estado así?

—Oh, lo siento…estaba algo distraída, aunque te pedí que me ayudaras con la investigación, es como si tu hicieras todo el trabajo, me disculpo Reggie.

—No tienes que disculparte, desde que viste morir al mago has estado perdida en tus pensamientos, es por eso ¿verdad?

Estoy sorprendida y al mismo tiempo…disgustada por lo fácil que le resulta leer mis pensamientos, por lo menos, debo decir algo que oculte la verdadera razón.

—Es que…después de todo, ver a una persona convirtiéndose en arena…es algo demasiado impresionante—le exprese, intentando parecer los más conmocionada posible, al haber presenciado los últimos momentos del aquel hombre.

Si una chica de mi edad, que hubiera tenido una vida normal, hubiese visto ese tipo de escena, no sería raro que estuviera asustada ¿Quién no lo estaría después de hacer un contrato con el diablo?

— ¿Entonces solo es eso? estás pensando demasiado…o tal vez… —espera…él en realidad no ha notado mis verdaderos pensamientos—ese mago se parecía a alguien que conocías ¿Es por eso que sufriste un shock tan fuerte? —Cuando Reggie pronunció esas últimas palabras en voz baja, sentí que podía respirar de nuevo.

El razonamiento inusual de Reggie me dio una idea y me salvó de numerosas preguntas.

Aunque, viéndolo de esa forma, su suposición no es un error, al final, mi conocimiento es dos años adelante, así que, tal vez lo conocí a través de la pantalla del juego.

—Podría ser el caso… —solo para que mi actuación sea acorde a mis palabras, cuando alce mi rostro, mostré una expresión pensativa y preocupada mirando hacia el techo, mantuve la pose hasta que sentí algo tocar mi barbilla, eran los dedos de Reggie…

¿Eh?, ¡Reggie me está tocando! ¿Qué? Mire hacia su rostro mientras aún me encontraba sorprendida. Reggie, que se acercó a mí, en cuanto tuvo la oportunidad, apoyó una mano sobre el escritorio y me tomó la barbilla con la otra. La luz del candelabro nos iluminaba, mirando fijamente la cara de Reggie. Ni siquiera puedo moverme.

¡Qué es esto! ¡Esta situación, es algo así como, una terrible historia de amor! ¡Y Reggie está haciendo un movimiento sin dudarlo! Además, él luce como si estuviera acostumbrado a hacer este tipo de cosas, pero nunca me habían hecho algo así, ¡Mientras lo pienso, me da vueltas la cabeza!

Incluso en mi vida anterior no tuve experiencia de este tipo de situaciones agridulces. Para mí, es un terreno inexplorado.

No sé qué debería hacer o decir. Aunque no lo sé, la sensación de los dedos de Reggie me provoca un cosquilleo y puedo sentir como mi rostro se calienta. Pero debido a eso, Reggie parece haber borrado sus dudas.

—Ahora, el color de tu cara parece ser más saludable.

Eso es lo que dijo y, para mi alivio, alejó su mano de mi barbilla.

—Parece que todavía no podemos encontrar nada sobre el tema, vamos a tomar un descanso, deberíamos ir a otros lugares de vez en cuando…Kiara, deberías ir a la región fronteriza con la esposa del Marqués o al resto del castillo que aún no conoces.

Lo que Reggie dice es verdad, hay muchos lugares que no conozco, cada vez que tengo un rato libre, siempre visito la biblioteca, estoy tan ocupada revisando acerca de la magia y atendiendo los asuntos correspondientes a mi trabajo, que ni siquiera he visitado el jardín.

—Ciertamente, parece que la vida sin luz del día no es buena para el cuerpo y el espíritu.

Asintiendo, Reggie tiró de mi mano y dejamos el archivo.

—Su Alteza, ¿A dónde va?

—Quiero ir alrededor del castillo.

El caballero que estaba esperando afuera de la biblioteca escuchó el plan de Reggie y el asistente cercano salió antes que nosotros.

Avanzando lentamente por el castillo, llegamos a los establos, gracias al asistente, los caballos ya estaban preparados cuando llegamos, el de Reggie y el otro para su caballero.

Desde el momento en que escapé de la escuela de la iglesia ya han pasado cerca de dos meses, pero siento que fui de un lado a otro como la correspondencia entre nobles.

Mire los caballos, una  dama de la nobleza, no practica la equitación, pero cuando uno les dice que quiere montar, los que sirven preparan un caballo.

—Kiara, ¿Puedes montar a caballo?

Negué con la cabeza, antes, pensé en que me gustaría montar, pero el conde no  dejó que me acercara a los caballos.

Ahora pienso, que fue para evitar que escapara

Como principiante en la equitación, admiro cuán hermosamente, Reggie tenía un pie en el estribo, levantó la otra pierna y se sentó en la parte posterior del caballo, agarrándome la mano, me arrastró hacia él.

Sorprendida por el poderoso agarre, me siento de lado sobre la silla de montar.

—Wow, tan alto.

Siendo que estoy más alto que la mitad de mi altura, me siento inquieta y curiosa, me asustan un poco las alturas.

Entonces, Reggie con un movimiento suave, me agarró por la cintura y tomó las riendas.

—No te inclines demasiado Kiara, podrías caerte.

Reggie sonrió, el caballo comenzó a caminar, en cambio, yo solo enderecé mi espina dorsal.

El caballo marrón, caminó lentamente, pero yo, no podía dejar de temblar, me agarré a la parte delantera de la silla con ambas manos, pero no logré estabilizarme. Tengo miedo de, accidentalmente, deslizarme hacia abajo de la silla de montar. Si es posible, preferiría no desviarme, pero cuando pensé en sentarme como él para estar más estable, Reggie puso fuerza en sus manos y giró mi cintura un poco. En ese momento, me sentí aliviada, estaba estable, muy estable.

—Lo siento, no te dejaré caer, todo  está bien, te estoy sosteniendo con firmeza, así que relájate.

[Kiara: ¡Kya! que lindo.]

De nuevo, Reggie expresó eso, mientras sonreía y asentí.

Con Reggie y el caballero que cabalga detrás de él, eventualmente, dejamos atrás el castillo y sus terrenos. El área alrededor del castillo no tiene un puente colgante ni un foso, pero lo que se extiende es una pradera que envuelve la colina. Reggie irá por una pendiente. En este momento, me estoy acostumbrando a montar a caballo. Puedo darme el lujo de mirar todo alrededor.

Pronto, el camino despejado desapareció, dando paso a un sendero de bosque.

—El bosque aquí tiene arboles impresionantes, son muy altos y te dan la sensación de que crecerán más y más.

Mientras murmuró sobre mis impresiones del bosque, Reggie me responde.

—Si hubiésemos tomado un carruaje, no podríamos disfrutar de la vista desde una pequeña ventana.

—Sí, todo parece una ilusión…ah, el bosque se termina.

Más allá de eso, hay un campo donde las suaves colinas se aplanan. Donde sólo puedes ver el suelo ascendente de las crestas que acaban de sembrar. ¿Qué tipo de vegetales se siembran allí? ¿Qué tipo de campo es este?

Tenía curiosidad sobre los campos e iba a preguntar, cuando sentí que el agarre de Reggie se hizo más fuerte.

¿Qué fue lo que pasó? No podía oír nada, Reggie giró el caballo y echó a correr.

— ¡Agárrate fuerte!

Sobre un caballo, corriendo a una velocidad en la que probablemente caiga, me aferré a Reggie.

— ¡¿Qué está pasando?!

—Es tu perseguidor.

— ¡¿Eh?!

¿Qué quiere decir con perseguidor? Sin embargo, estoy tan concentrada en no caer, que no puedo mirar alrededor. Finalmente, cuando el caballo aminoró la velocidad, estábamos en el bosque.

— ¿Un perseguidor? ¿Qué quieres decir?

—Antes, vimos a un hombre que, bajo la orden del conde, estaba persiguiéndote, creo que no es un error que sea el mismo.

Estoy sorprendida, pero ¿Cómo?

Podría ser el de ese momento, cuando lo encontramos en la pradera donde crece la hierba del trueno.

Pero ya pasó tanto tiempo.

— ¿Podría ser, que pensó que me encontraba con Alan? Tal vez, por eso se quedó aquí, todo este tiempo.

Tantas ganas tienen de capturarme, tanto que no se han marchado, qué tipo de personas son ellos. Hacer todo eso sólo por una persona como yo, quien ni siquiera es un mago.

Volviendo a la carretera, Reggie habla con el caballero después de responderme.

—No lo sé.

—El hombre que salió de la cabaña delante de él, ¿No parecía estar persiguiéndonos?

—No, ya que no parecía montar a caballo, por ello, hubiera sido difícil seguirnos.

—Entonces estamos bien por ahora…

Reggie exhaló.

—Tal vez te han estado buscando todo este tiempo y han oído hablar de ti en el lugar donde te quedaste, por lo que, tal vez están persiguiéndote a pesar del retraso…pero ya ha pasado más de un mes…

Reggie tampoco esperaba que siguieran persiguiéndome por tanto tiempo. Su expresión se volvió amarga.

—Creo que no te vieron, pero, de todos modos, regresemos al castillo…aún no era tiempo de sacarte, desde ahora debes estar atenta con tus alrededores.

—Um, eso no es necesario, porque me limitaré en el castillo…

—No puedes quedarte allí para siempre ¿Verdad?

Mientras hablamos, el caballo seguía caminando. Entonces, noté a varios hombres con capa acercarse a nosotros, antes de entrar a los terrenos del castillo, nos estaban cerrando el paso.

Pensé que eran caballeros de Reggie.

Él es un príncipe después de todo. Los guardias que supieron que él se fue solo al bosque, y se prepararon para defenderlo, esa debe ser la razón, no hay otra explicación.

Sin embargo, fue al revés.

Cuando nos vieron, sacaron sus espadas.

 


[Kiara: hemos vuelto con nuestra droga especial, ha sido larga la espera pero ha valido la pena, al parecer un nuevo equipo en inglés ha tomado el proyecto y no han traducido unos 4 capítulos de un golpe, estamos trabajando para que ustedes puedan disfrutarlos pronto. Comenten, hagan sus teorías que ya saben que me muero por leer. Muchas gracias por leer, nos vemos en el próximo.]

 

♥ ❤ ♥

<Capítulo Anterior                Siguiente Capítulo>

★Capítulos★