Lector Omnisciente – Capítulo 1: Inicio del servicio de pago (4)

Traducido por Shisai

Editado por Sakuya


La risa surgió. Tuve que aclarar mis ojos y mirar nuevamente para ver si era una mentira. La extensión del archivo era TXT. Entonces esta persona… ¿El regalo que me envió era una copia de su novela?

【Has obtenido un atributo exclusivo.】

【La ranura de habilidad exclusiva ha sido activada.】

Oí un mensaje en mi oído después de ejecutar el archivo. No era sorprendente si el mundo se había transformado en ‘Formas de Sobrevivir’. Todos los sobrevivientes de esa novela tenían atributos y habilidades exclusivas.

Silenciosamente dije ‘Ventana de atributos’ en mi mente. Necesitaba saber el atributo que recibí.

【No puedes activar la ventana de atributos.】

¿Qué? Una vez más intenté llamar ‘Ventana de atributo’ pero el resultado fue el mismo.

Era absurdo. ¿Había algo como esto? Si no podía usar la ventana de atributos, no podría saber con qué atributos y habilidades contaba.

Conocerse a sí mismo y a un enemigo significa ser invencible. Pero esta era una situación en la que ni siquiera me conocía a mí mismo, y mucho menos al enemigo.

Después de mirar al espacio un rato, me di por vencido y decidí leer el texto que el autor me dio.

【Su velocidad de lectura ha aumentado debido al efecto del atributo exclusivo.】

No sabía cuál era el atributo, pero me tomó menos de un minuto leer el primer acto de ‘Formas de Sobrevivir’ gracias al efecto del atributo.

Lo encontré. El lugar donde mi dedo se detuvo fue el comienzo de la historia, donde el personaje principal estaba haciendo algo de “acción” en la escena del tren.

「 Vio a la gente reunida en la puerta trasera del carro 3707. La rueda del encendedor estaba fría.

En esta vida, absolutamente no podía cometer un error. Usaría cualquier medio para su propósito.

La expresión de miedo en las caras de las personas. No sintió ninguna culpa.

Todo fue fugaz.

Miró a la gente con ojos despiadados. Después de un rato, las yemas de sus dedos se movieron y el fuego se elevó. Entonces todo comenzó. 」

Un escalofrío me recorrió la columna vertebral y tuve que leer el pasaje una y otra vez. La razón de mi incomodidad se reveló pronto.

—…3707.

Comprobé reflexivamente el número del vagón en el que estaba.

⮜3807⮞

El carro en el que me encontraba ahora, estaba detrás del que el protagonista estaba montando. Mis manos temblaron ligeramente.

…Espera un minuto. ¿Cuántas personas originalmente sobrevivieron en este vagón?

「 Miró a través de la ventana borrosa al vagón 3807. Ya era demasiado tarde. Fue inevitable. De todos modos, solo dos personas sobrevivieron en ese vagón. 」

Solo dos sobrevivieron. Significó que todos murieron excepto dos personas. Y yo ya sabía quiénes eran esas dos personas.

Levanté la cabeza y miré inexpresivamente a Yoo Sangah. Tal vez esta mujer moriría. Yo también.

—Dokja, ¿no deberíamos detener esto?

Algo estaba comenzando en el lugar al que apuntaba Yoo Sangah. Hubo un gemido. Un joven estaba agachado frente a la anciana.

— ¡Mierda, estoy de mal humor y esta anciana sigue lloriqueando! ¿Porque no te callas?

El joven era un estudiante que había estado apoyado contra la entrada.

Era delgado y tenía el cabello teñido de blanco. Su nombre estaba escrito en la placa adjunta a su uniforme.

Kim Namwoon. Era un nombre que yo conocía.

「 Solo Lee Hyunsung y Kim Namwoon sobrevivieron en ese vagón. No importa. Ellos son los únicos dos que necesito de todos modos.

— ¿No te dije que se callaras?

El agitado Kim Namwoon agarró a la abuela por el cuello. Las piernas impotentes de la abuela se tambalearon. La palma de Kim Namwoon se movió por el aire.

Slap. Slap.

En tiempos normales, alguien correría para detener esto. Pero ahora nadie se estaba moviendo. No pasó mucho tiempo antes de que las bofetadas cambiaran a golpes.

—S-Sálvenme. ¡Sálvenme…!

Pude escuchar el sonido de un duro puño golpeando carne. Algunos de los hombres alrededor de Kim Namwoon dudaron, pero ninguno de ellos quería seguir adelante. Sorprendentemente, la primera persona en actuar fue Han Myungoh.

— ¡Jovencito, tratar a un anciano de esa forma…!

Sin embargo, todo lo que recibió en respuesta fue una voz mezclada con desprecio.

—Señor, ¿acaso quieres morir?

—… ¿Qué?

— ¿Todavía no entiendes la situación?

— ¿Qué mierda está diciendo este mocoso?

Kim Namwoon solo se rio de la maldición de Han Myungoh. Señaló el techo del vagón del metro con su dedo.

— ¿No puedes ver eso?

En el techo, una pantalla holográfica estaba prendida.

— ¡Perdóname!

— ¡Aaaack!

— ¡Muere! ¡Muere!

No era solo en los vagones del tren o en la Escuela Secundaria Daepong. Era un video en vivo de gente muriendo en todo el país. Kim Namwoon continuó hablando.

— ¿Todavía no entiendes? El ejército no vendrá a rescatarnos. Y alguien debe morir.

— ¿Q-qué estás diciendo…?

—Tenemos que elegir a una persona para que muera.

Han Myungoh no pudo responder. Los pelos, de la parte expuesta de su muñeca, estaban levantados.

—Por supuesto, sé lo que estás pensando. Tienes que matar a tus compatriotas para vivir. Es algo que solo hijos de puta harán. Pero sabes, es una fuerza más allá de nuestro control. Fuera de nuestro control. Moriremos si no matamos. ¿Quién nos culpará? ¿Vas a morir al final debido a tu moral?

—E-eso…

—Piensa cuidadosamente. El mundo que has conocido hasta ahora, acaba de terminar.

Los hombros de Han Myungoh temblaron. No fue solo Han Myungoh. Las grietas se mostraban en los ojos de la gente. Era una escena donde la vaga moralidad se derrumbaba. Kim Namwoon puso una cuña en esa grieta.

—Un mundo nuevo requiere nuevas leyes.

Kim Namwoon. Un chico joven que se adaptó muy rápidamente al mundo de ‘Formas de Sobrevivir’.

Kim Namwoon volteó y continuó golpeando a la abuela. Esta vez, nadie lo detuvo. Han Myungoh, los otros hombres… ni siquiera Lee Hyunsung.

Los puños del soldado temblaban mientras miraba a la nada con una expresión perdida. Tal vez también había tomado una decisión.

—Suspiro… Es difícil de matar. ¿Ustedes solo van a mirar? ¿Quieren quedarse atrás?

La gente tembló ante las palabras de Kim Namwoon. Sus expresiones faciales eran tan fáciles de leer como las oraciones en una novela barata.

「Si no hay muerte en cinco minutos, todos en este carruaje morirán. 」

Los ojos de la gente estaban cambiando.

「Si la abuela no muere, moriremos en cinco minutos… 」

Los ojos más primitivos que una criatura viviente podría tener.

—Sí… Este bastardo tiene razón. Si no hacemos esto, todos moriremos.

El primer hombre corrió hacia Kim Namwoon. Le dio una patada a la anciana que se había derrumbado y estaba acurrucada.

— ¿Lo han olvidado? ¡Alguien debe morir! ¡Entonces podemos vivir!

—Ah joder… No lo sé.

El segundo y el tercero.

La gente se paraba lejos de la abuela. Hombres cobardes que se habían demorado. Un estudiante universitario filmando esto con su teléfono. Una madre con un niño y Han Myungoh.

Lincharon a la abuela, con el objetivo de su muerte.

— ¡Muere! ¡Rápido, muere!

Eran como guardias que cooperaban para dar la pena de muerte. Al igual que los guardias que tiraban de la palanca al mismo tiempo para que no pudieran distinguir quién mató al prisionero, estas personas patearon pasivamente y golpearon a la abuela.

Y estaba viendo todo esto. Estaba esperando, como alguien mirando lo que sucedió en otro mundo.

La abuela, cuyo nombre no conocía, era alguien que no estaba destinado a vivir. En el escenario original, la abuela murió. Entonces… No fue un pecado observar esa muerte.

En ese momento, Yoo Sangah se levantó.

[Traducido por Reino de Kovel]

—Serás asesinada. —La agarré reflexivamente. —Te dije que no te movieras.

El brazo que sostenía estaba temblando. Yoo Sangah cerró los puños en un intento de ocultar su temblor.

— ¡Lo sé, lo sé…!

—Yoo Sangah morirás si vas ahora.

Los ojos de Yoo Sangah temblaban de miedo. Aun así…

Me di cuenta. A pesar de que el género de la historia había cambiado, algunas personas todavía brillaban.

—Yoo Sangah. Siéntate.

Sin embargo, la persona que podría cambiar esta historia no era Yoo Sangah. Yoo Sangah no era la protagonista de este mundo.

— ¿Huh? Pero…

—Haz lo que digo, solo por esta vez. No voy a interferir después de eso.

Después de poner por la fuerza a Yoo Sangah en su asiento, respiré hondo y me giré. Me enderecé y temblé mientras exhalaba. Lentamente aflojé los tobillos y mis muñecas.

De hecho, era un poco pronto para avanzar. Este no era mi plan originalmente.

—… ¿Dokja?

No respondí su llamada mientras miraba a la gente. La gente intenta dañar a la abuela.

No estaba quieto porque tenía miedo o Kim Namwoon y esa gente, ni consentí a su inhumanidad.

Solo estaba esperando. Por el momento en que tenía que moverme. Así…

¡Kwaang!

Justo ahora.

— ¡Ack! ¿Qué?

Una explosión llenó mis oídos y el metro se sacudió. La gente gritó. El humo se levantó desde la esquina frontal derecha de este vagón. Había comenzado. ‘Él’ se había movido.

Me levanté del suelo tan fuerte como pude con mi pie derecho. Pasé junto a la gente que estaba sentada gritando, rumbo hacia la abuela.

— ¿Qué? ¡Eeeeok!

Kim Namwoon colisionó conmigo y cayó al suelo con un grito. A primera vista, parecía que estaba salvando a la abuela, pero eso no era lo que pretendía.

¿Dónde estaba? Miré alrededor rápidamente.

Alguien había caído hacía la abuela debido a la explosión. Era un niño llorando en medio de este infierno. El niño que sostenía la red de recolección de insectos antes.

—Discúlpame por un momento.

Tomé la red del niño.

Una vez que metí la mano en la red, la quitina de un saltamontes llegó a mis dedos. Saqué uno y lo puse en las manos del niño. Luego me giré hacia la gente.

—Todos paren. No pueden vivir si matan a la abuela.

Mi voz era sorprendentemente clara debido al silencio temporal después de la explosión. Uno a uno, la gente comenzó a mirarme.

—Digamos que matan a la abuela. ¿Qué sigue?

Sus rostros sorprendidos se veían bien. Déjenme contarles un poco más.

—La muerte de la abuela será reconocida por lo que el dokkaebi llama el “primer asesinato” y se comprará algo de tiempo. Entonces, ¿qué sigue?

—Ah…

—Si lo que el dokkaebi dice es verdad, cada uno tiene que matar una cosa. Entonces, ¿a quién matarás después de la abuela? ¿Matarás a la persona a tu lado?

Las personas que pensaron en algo se retiraron la una de la otra. Había horror en sus ojos. De hecho, todos lo sabían. La abuela fue solo el comienzo.

Kim Namwoon notó la atmósfera inestable.

—Jaja, ¿qué te preocupa? ¡Entonces mátalo después! Cobardes, ¡no se preocupen por su turno por adelantado! ¡Las probabilidades son iguales!

Pensé que Kim Namwoon diría algo como esto. Lo corté con un ligero movimiento de mi mano.

—No hay necesidad de apostar así. Hay una forma de que puedas sobrevivir, incluso si no te vuelves un asesino.

— ¿Qué?

— ¿Qu-qué es?

La gente se agitó mucho. La expresión de Kim Namwoon estaba distorsionada.

— ¿Lo han olvidado? La condición para despejar el escenario no era ‘matar a una persona’.

La mayoría de la gente seguía desconcertada, pero algunas personas notaron algo.

【Mata a uno o más seres vivos.】

Está bien. Desde el principio, la palabra ‘persona’ nunca se especificó en el contenido del escenario.

Mata a uno o más seres vivos. En otras palabras, cualquier vida contaba. Una persona ingeniosa gritó apuntando a la red de recolección en mi mano.

— ¡Insectos! ¡Insectos!

Los saltamontes saltaban en la red de recolección. Los ojos de la gente brillaban. Asentí.

—Así es, insectos.

Puse mi mano en la red y saqué un saltamontes. Era uno gordito que había visto antes.

— ¡D-dame eso a mí! ¡Rápido!

— ¡Sólo uno! ¡Solo necesito uno!

Di un paso atrás lentamente mientras miraba a las personas que se acercaban. Ahora estaba enfrentando la explosiva locura que intentó matar a la abuela. Sin embargo, surgió una sonrisa. ¿Por qué? Incluso en esta tensión impresionante, ¿por qué mi corazón latía de alegría?

— ¿Los quieren?

Agité la red como un entrenador provocando un animal. Varias personas impacientes saltaron hacia mí.

— ¡Entonces atrápenlos!

Aplaste al saltamontes que tenía en la mano.

【¡Has conseguido el logro ‘Primer asesinato’!】

【100 monedas han sido ganadas como compensación adicional.】

Al mismo tiempo, arrojé la red en mi otra mano lo más fuerte posible. Fue hacia el lado opuesto del área donde la abuela y la multitud se reunieron.

— ¡Esto es una locura!

Los insectos fueron liberados y saltaron tan fuerte como pudieron por su libertad.


[Shisai: Ah… no soy buena atrapando insectos :/ ]

♥ ❤ ♥

<Capítulo Anterior                Siguiente Capítulo>

★Capítulos★

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s