Burikko – Capítulo 37: Primer año, Primer semestre – Q de Corazones – Mansión (5)

Traducido por BeeMiracle

Editado por Ayanami


La más patética, fue la hija del Conde. Su rostro se había puesto más que pálido, se había vuelto blanco. Ella no hizo nada más que mirar airadamente a Raiga.

—Raiga, me pregunto, ¿esta jovencita es uno de los tuyos?

Preguntó Royce-sama, que había notado la mirada de la niña, y Raiga respondió bruscamente.

—No conozco a una mujer así.

—R-Raiga-sama…ella es una de las estudiantes en la clase de Picas, ¿sabes?

Mei intervino desde un lado.

—La hija del conde, Claire Tito, ciertamente está inscrita en nuestra academia, ¿no es así?

Achille apoyó a Mei. Achille, para que incluso recuerdes a los estudiantes de otras clases…

—Raiga-sama…yo…era…

Claire comenzó a hablar, con una voz débil.

—No vale la pena escuchar a alguien como tú. Cierra, de inmediato, esa boca tuya que arroja nada más que cosas desagradables.

—… –

Raiga no muestra misericordia, incluso a las nobles hijas de la Facción del Príncipe Real. Claire comenzó a derramar lágrimas.

—…esta, ¡mujer despreciable!

De repente, con una voz que parecía haberse arrastrado desde el fondo de la tierra, Claire miró a Mei.

Siendo padre e hija, parece que dirigen sus ataques en la misma dirección. Culpando a Mei, quien es la más débil aquí.

— ¿¡Qué tipo de cosas dijiste para engañar a Raiga-sama!? ¡¿Por qué Raiga-sama, está con gente como tú-!?

Hasta ahora, pensé que ella se estaba agachando, pero de repente comenzó a insultar a Mei. Sentí algo mal con su falta de consistencia.

— ¿¡Bien!? ¡A pesar de que eres una mujer que nunca hace nada más que esconderse detrás de otra persona y se protege! ¿Por qué tú?

Claire gritó, despeinando, violentamente, su cabello.

— ¡Te mataré! ¡Voy a exterminar a esta mujer despreciable una y otra vez! ¡Hasta que Raiga-sama abra los ojos!

Mientras gritaba, su rostro se contorsionaba de forma horrible, debido al dolor de tratar de salir de las espinosas enredaderas.

Caminé hacia la hija noble que estaba loca de ira.

—Oye, Claire, ¿y si te calmas un momento?

[BeeMiracle: Gosh, amo a esta chica.]

— ¿¡Qué quieres!? Esto no tiene nada que ver contigo, ¿verdad?

—No estás contenta con el hecho de que Raiga-sama y Mei-chan estén comprometidos, ¿verdad? Te gusta Raiga-sama, ¿cierto?

— ¡No es algo que tenga algo que ver con la Mujer Tatuada de la Facción del Rey!

Como estaba planeado, los ataques de Claire cambiaron a mi persona.

— ¿Fuiste rechazada por Raiga-sama?

— ¡Cállate! ¡Cállate!

— ¿Le dijiste tus sentimientos?

— ¡Como si pudieras entender mis sentimientos! ¡Ni siquiera puede recordar mi cara, menos mi nombre! Sin siquiera haber tenido la oportunidad de hablar con él, siempre me apartaba molesto… ¡Ni siquiera podía acercarme a él! En ese tipo de circunstancias, no había forma de que pudiera confesarme, ¿verdad?

—Pero a pesar de eso, antes de que te dieras cuenta, Mei-chan y Raiga-sama ya estaban comprometidos…

— ¡Exacto! ¡Aunque soy, abrumadoramente, más adecuada para él! ¡No puedo perdonar a esa mujer despreciable! ¡Aun cuando solo le asignaron un trabajo cerca de Raiga-sama! Es por eso que hablé con Otou-sama, ¿sabes?, y le pedí que me usara en su plan…

— ¿Estás diciendo que sabías de la conspiración del Conde Tito desde el principio?

—No, una cierta persona me lo contó. Que padre estaba planeando derrocar al rey, y pronto se pondría en acción. Cuando le conté a Otou-sama sobre mi plan, dijo que era una buena idea y que felizmente me dejaría. ¡Otou-sama ganaría poder y yo ganaría a Raiga-sama!

— ¿Pensaste que te amaría o algo así? Que estúpida.

Ahh, Raiga replicó desde un costado. Él también debería tener una forma un poco mejor de decir las cosas, con un poco más de tacto.

[Traducido por Reino de Kovel]

— ¡No pensé algo así! Pero si estuvieras cerca, tendría posibilidades de hablar contigo, y algún día…

—Hmph, qué tonta. Algo así será imposible en toda mi vida.

Los ojos de Claire se ensancharon lo suficiente como para que sus grandes pupilas parecieran como si pudieran explotar.

— ¿Por qué…por qué debe ser esa mujer…? Yo sería…

Como si su vigor de antes fuera una mentira, las palabras de Claire, de repente, se debilitaron. Sus ojos estaban vacíos.

—Podría ser…

Tras recordar los síntomas de algo en concreto, me acerqué aún más a ella. No es como si hubiera estado leyendo libros de magia por puro pasatiempo.

En su cuello descubrí, un moretón, probablemente, hecho con magia.

—Qué cruel… ¿Quién hizo esta clase de cosas?

— ¿Qué pasa, Onee-sama?

De un lugar muy lejos de mí, surgió la pregunta preocupada de Mei. Incluso, estando sujeta a algo tan aterrador, parece que aún estaba preocupada por Claire.

Había una maldición en el cuello de la niña. Incluso si digo maldición, es una especie de magia. Solo que no es una magia normal, sino una que pertenece a un tipo específico que actúa sobre la mente.

Uno de los tipos de magia que, generalmente, se consideran inaceptables, estas magias se conocen como artes prohibidas. En este país, con la excepción de ciertas ocupaciones, el uso de magia que afecta la mente es ilícita. Por ciertas ocupaciones, me refiero a aquellas como la oficina de interrogatorios. Ellos tienen permiso para usar, únicamente, la magia de confesión.

—Es probable que ella, Claire, esté bajo la influencia de un arte prohibida.

— ¿¡Qué dijiste!?

Al darse cuenta de la gravedad del problema, Mei se cubrió la boca con las manos.

Royce-sama que estaba cerca de mí me hizo una pregunta.

—Camille, ¿estás segura de que es magia prohibida? ¿Puedes decir qué magia es?

—Sí, Royce-sama. Nunca lo he usado, pero si solo es conocimiento al respecto…esta es una magia que funciona en la mente y, principalmente, amplifica el odio. En la antigüedad, era una magia utilizada para aumentar la moral de los soldados, pero en los tiempos modernos, está prohibida debido a su inmoralidad.

—…Dejemos de lado la cuestión de por qué Camille sabe acerca de las artes prohibidas. Para que haya una persona que fácilmente usa la magia de maldición, esto es una situación grave, ¿verdad?

—…CLARO. (Monótono)

¡Estaba perdida! ¡Accidentalmente se me salió!

Los libros sobre artes prohibidas están estrictamente administrados, y sólo pueden encontrarse en el palacio real y la academia en las secciones del archivo que están prohibidas para la lectura.

Aahh, incluso Achille…no me mires con esos ojos…me metí porque estaba un poco curiosa, ¡eso es todo!

— ¿Puedes deshacerlo, Camille?

—Puedo…pero, hay un hechizo más que incluso yo no conozco, sobre él. No estoy segura de si sería una buena idea deshacerlo, sin entenderlo…

Puede haber un efecto negativo en el cuerpo de Claire debido a la reacción.

—Eso es preocupante, huhh. Camille, te daré permiso para leer los libros de magia prohibidos más tarde, así que ¿podrías buscarlos? Llevaremos al Conde y a su hija al castillo.

— ¡Entendido!

¡Hurra! ¡Pensar que podría leer abiertamente los libros de magia de la sección prohibida! Aunque es un poco imprudente. Mientras tanto, Claire continuó haciendo una expresión vacía.

♥ ❤ ♥

<Capítulo Anterior                Siguiente Capítulo>

★Capítulos★

Anuncios

Un comentario en “Burikko – Capítulo 37: Primer año, Primer semestre – Q de Corazones – Mansión (5)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s