Dokidoki Renai – Capítulo 50: Fuegos Artificiales, la Realización y el Acosar (2)

Traducido por BeeMiracle

Editado por Susibet


30 de agosto. El clima está muy bien hoy. Los fuegos artificiales deberían parecer hermosos en este clima.

En el Festival de fuegos artificiales también conocido como Festival de Fuegos Artificiales de la Ciudad Tachibana, además de los fuegos artificiales, hay actuaciones como Danza Festiva de Bon y Taiko, y puedes participar en los puestos de comida y el mercado de pulgas. Para el final, más de 10.000 fuegos artificiales teñirán el cielo nocturno.

Lo más destacado son las magníficas minas estelares*, gigantescos cohetes y fuegos artificiales preestablecidos y cuidadosamente planeados. Todo eso conforma el gran evento de Ciudad Tachibana cuando el verano llega a su fin.

—Mitsuki estas super linda, ¡adoraable~! Como esperaba de mi Mitsuki…

—Sheesh, detente ya, Mako-chan.

—No hay muchas chicas tan lindas después de todo. Mitsuki es la más linda del mundo. Honestamente, quería ponerme una yukata e ir al festival contigo. Estoy envidioso de senpai.

Mitsuki, vestida con una yukata azul oscuro con imágenes de claveles, es inconfundiblemente la chica más linda del mundo.

En su cabeza tiene un adorno de pelo esponjoso que también está en el diseño de un clavel. Las perlas incrustadas en los pétalos brillan, complementando la apariencia angelical de Mitsuki.

Puede sonar como un padre tonto y cariñoso, pero Mitsuki es realmente linda.

— ¿Mako-chan no tiene un yukata?

—No te preocupes por mí. Además, no soy como Mitsuki; No creo que me queden cosas así.

— ¿Por qué? Mako-chan es genial. Definitivamente te verás bien.

La Mitsuki inclinando la cabeza con perplejidad también es linda.

Supongo que Mitsuki realmente piensa que soy genial.

— ¿En serio?

— ¡Ok! Vamos al festival juntos el próximo año. Ese día, Mako-chan también debe usar el yukata.

—… Ah, sí.

No es seguro que esté aquí el año que viene. Doy una vaga respuesta como si tratara de evadir la soledad que se deriva de eso. La expresión de Mitsuki hace una reversión completa de perplejidad a una sonrisa débil con las esquinas de sus ojos hacia abajo.

Mitsuki se encuentra con Takayanagi en la estación Tachibana mientras me reúno con Soutarou y Kaname en Sakaki Shrine, la sede principal del Festival de Fuegos Artificiales.

La hora de la reunión de Mitsuki es 1 hora antes que la mía. Para despedir a Mitsuki que se dirige primero, la acompañó a la entrada.

—Ten cuidado, está bien.

Le digo mientras corrijo la posición de su pinza de pelo.

—Mako-chan, también, no le puedes dar problemas a Tsubaki-kun y Fujisaka-kun, ¿de acuerdo?

— ¿Por qué yo habría de dar problemas? Debería ser al revés.

Mitsuki se ríe.

—Me iré ahora, Mako-chan.

—Okay.

Como si hubiera medido el momento en que Mitsuki saldría de la casa, mi teléfono suena.

Al abrir la aplicación, veo que es de Soutarou. Recibí un mensaje: “¿Puedo ir por ti?” Que viene con un emoji sonriente. No soy una niña, sin mencionar que no soy la novia de Soutarou, por lo que no tiene que venir a buscarme. Es lo que estoy pensando, pero como eso no es un buen rechazo, respondo: “Está bien”.

Viendo que Soutarou viene a buscarme, ya es hora de que me prepare para salir.

‘Simple’ funciona para la moda de verano, que es bueno. Uno puede verse decente con jeans, y un cárdigan. Junto con mi billetera y teléfono, estoy listo.

Justo cuando doy un respiro después de terminar mis preparativos, suena el intercomunicador.

Es indudablemente Soutarou.

—Mako, estoy aquí para recogerte.

—’Kay. Gracias. ¿Nos vamos?

El reloj indica 16:30. Hay 30 minutos hasta nuestra reunión, así que estamos a buen tiempo. Con eso en mente, trato de salir de la entrada pero Soutarou rápidamente bloquea el camino. Estoy desconcertada por el bloqueo que hace el chico musculoso, que mide más de 180 cm de alto.

Sin entender su intención, mi desconcierto trasciende a la irritación. Levanto mi cabeza y chocó con la mirada de sus ojos abrumadores. La punta de su lengua roja y húmeda se asoma desde su boca ligeramente abierta y lentamente lame sus labios.

Ah, esto es malo.

Mis instintos me informan del peligro. En general, nada bueno sucede cuando Soutarou tiene esa mirada.

—Ahh,… olvidé algo.

—Ve a buscarlo. Te espero.

El Soutarou sonriendo dulcemente con la cabeza inclinada es el habitual Soutarou.

Aún así, Soutarou da un poco de miedo recientemente. Siento una cantidad considerable de peligro hacia mi castidad.

Realmente no lo entiendo, pero soy malo tratando con esa cara que hacen los muchachos. Cuando un tipo con el que jugueteo y pasó los días de inactividad muestra de repente una cara masculina, soy tan malo lidiando con eso que siento ganas de llorar.

Tengo ganas de tirar todo y escapar.

Aunque sé claramente que no debería hacerlo y que escapar así no siempre funcionará. Sé que llegará un día en el que enfrente a Soutarou adecuadamente. Lo sé con claridad.

Este Santuario Sakaki es la sede principal del Festival de Fuegos Artificiales.

[Traducido por Reino de Kovel]

En el Santuario de Sakaki se organizan puestos de comida y hay un pequeño escenario en la plaza donde se llevan a cabo pequeños espectáculos. Una banda de estudiantes actualmente presenta su actuación musical.

Al llegar al lugar de reunión, Kaname ya está comiendo pollo asado a la parrilla comprado en los puestos de comida.

—Hiiiya.

—Hola, Kaname. Veo que ya estás comiendo algo.

—El pollo ensartado está delicioso.

Kaname mastica afanosamente el pollo ensartado a la parrilla mientras hace un signo de paz con la mano.

—Qué envidia. ¿Qué comida debería obtener?

La música del festival que se puede escuchar desde lejos, el olor de la salsa de aspecto barato de los puestos de comida y los coloridos yukatas. El aire húmedo y las luces fluorescentes. Todo es nostálgico, haciendo que mi pecho se sienta apretado.

Me pregunto qué debería llamarse el sentimiento extremadamente emocionante pero extremadamente triste que aparece en momentos como este.

—¿Qué quieres comer, Soutarou?

—Yo, … vamos a ver, quiero un raspado. Sabor melón.

Veo un puesto de raspados relativamente cerca. Un joven está operando el puesto sin mucho entusiasmo.

—Ehh, ¿el melón no pintaría tu lengua de un color extraño?

— ¿No es eso lo que se busca?

—Todavía prefiero takoyaki*.

Me gustan las cosas dulces, pero prefiero la carne en comparación.

¿Dónde está el stand de takoyaki? Al mirar a mi alrededor, veo un puesto de comida que dice ‘Takoyaki’ frente al puesto de raspados. Aquí también hay un joven, pero él está operando el puesto mientras transpira. Supongo que realmente es difícil estar frente a un plato caliente durante un largo período en verano.

—Ya veo, me iré por un raspado para que puedas obtener takoyaki, Mako.

—De acuerdo, nos vemos aquí en un rato.

— Yo conseguiré lugares y los esperaré chicos ~

El stand de takoyaki huele a salsa salada. Efectivamente, el takoyaki es imprescindible en los festivales. No están particularmente bien hechos y tienen un precio ridículo, pero de alguna manera uno siente que lo tiene que comprar eh.

—Disculpa, ¿puedo tener un takoya…

—…¿Makoto?

— ¿Nn?

Levantando mi cabeza cuando mi nombre es llamado, ante mis ojos está Ichigo-chan quien está asando takoyaki.

—Ichigo-chan ?! ¿Qué estás haciendo, Ichigo-chan?

— ¿Qué?… Estoy asando a takoyaki. Una serie de puestos de comida en esta área son operados por los estudiantes de Minami High.

—No es de extrañar. Estaba pensando que las personas que operan en los puestos son muy jóvenes.

Con las mangas de su camisa de manga corta enrolladas y una toalla alrededor de la cabeza, el takoyaki de Ichigo-chan a la manera de un puesto de comida. Sus rasgos faciales y estructura sombría profundiza la impresión de un soporte de comida.

Mirándolo de cerca, escrito al final de la cortina de la tienda que dice “Takoyaki”, está “Presentado por: Escuela Técnica Kuzuha Minami”.

— ¿Con quién viniste, Makoto? ¿Tu hermana menor? Subaru-san?

— No. Vine con Sou-

Iba a decir ‘Vine con Soutarou’, pero Ichigo-chan probablemente no esté contento si digo eso.

Permítanme primero disculparme por mi próxima declaración narcisista, pero Ichigo-chan probablemente no me odia. Si él sabe que fui al festival con otros muchachos, además, con alguien a quien considera un rival, es inevitable que se sienta infeliz.

Cerré la boca en el momento en que pensé en eso, pero Ichigo-chan, con sus agudos instintos animales, levanta las cejas.

—… ¿Sou? ¿Huh? Entonces no es Subaru-san. Espero estar equivocado, pero… ¿has venido con Tsubaki?

Ichigo-chan hace una cara claramente infeliz. Él está totalmente enojado.

—Ah sí. Vine con Soutarou y, un amigo llamado Kaname. “

—… Realmente, oh, ya veo.

Ahh se enojó totalmente.

Su cara ya de miedo, y ahora es aún más aterradora que da una sensación de intimidación.

En esta situación en la que no estoy haciendo nada malo y estoy yendo a un festival con amigos, ¿por qué tengo que rendir cuentas? Con esto en mente, en lugar de sentimientos de disculpa, la ira se acumula en mí.

— ¿Por qué tienes que sentirte infeliz, Ichigo-chan?

— ¿Haaah? Obviamente porque me gustas, ¿Makoto?

¡Una respuesta inesperadamente seria!

Iba a devolver el fuego pero recibí un disparo en su lugar.

—Soutarou y yo somos solo amigos normales. No hay nada entre nosotros.

—No hay forma de que no haya nada, ¿verdad? No soy estúpido.

Ciertamente, Soutarou tiene un lado agresivo. Sin embargo, fundamentalmente, él es muy considerado conmigo. Amable y alegre, es un buen tipo de seda.

Por lo tanto.

—Soutarou no hará nada que no me guste.

—Sí, no lo haré. Me gusta Mako así que definitivamente no haré nada que no le guste.

Desconozco cuando llegó. Soutarou me abraza fuertemente por detrás.

—Ha pasado un tiempo, Tsubaki. Eres frívolo como siempre. Es una ventaja que te veas como un caballero con esos ojos caídos a pesar de que estás mirando a Makoto con ojos de águila, en serio. Como un panda o clione*.

— ¿Eh, yo, un panda …?

Soutarou no hará nada que no me guste. Definitivamente no lo hará. Sin embargo, también es cierto que, aunque todavía no estoy seguro de si es un cabeza hueca o tiene dos caras, hay momentos en los que busca vigorosamente mi castidad. Si la cara que hace cuando apunta a mi castidad es el verdadero Soutarou, es bastante aterrador.

Si él está fingiendo estar apegado a mí mientras emite un aura suave y esponjosa, le crece orejas de perro y cola y grita “Guau, guau” en momentos normales, cuando en realidad está mirando mi castidad con ojos de águila. Eso es realmente aterrador.

— ¡No soy así! Quiero llevarme mejor, mejor con Mako, solo que… Oye, no soy así, ¿verdad, Mako?

Con una expresión miserable, las orejas de perro de Soutarou se caen mientras grita, ‘Kyun, Kyun’.

Sin palabras, mantengo mi silencio. Las cejas de Soutarou se reducen cada vez más cuando hace una mueca como si estuviera a punto de llorar.

—¡Ehh, ehh, Mako !? ¿No me digas que piensas lo mismo también? ¡Qué cruel ~ …!

Conversación sobre trofeos como esta continúa por 30 minutos. No hace falta decir que Kaname, que nos estaba esperando, se enojó.


Notas.

Minas Estelares,

Takoyaki,

Clione: Sinceramente no le vemos los ojos a esto, pero bueno eso es lo dice el autor

♥ ❤ ♥

<Capítulo Anterior                Siguiente Capítulo>

★Capítulos★

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s