Herscherik – Capítulo 3: Reloj de bolsillo, Conde y Marioneta (I)

Traducido por Shisai

Editado por Sakuya


—Muuu……

Herscherik dejó escapar una voz amortiguada mientras rodaba dentro de su futón de primera clase.

Al final del terrible banquete, Herscherik regresó a su habitación con su padre. Meria, quien sintió más remordimiento que él, lo consoló mientras lo bañaba. Luego se vistió con un pijama y se metió en la cama. Normalmente solo le tomaría 3 minutos antes de que se fuera a la tierra de los sueños, pero hoy, no podía dormir y sentía que el viaje a la tierra de los sueños estaba muy lejos.

Cuando Herscherik volteó de nuevo, el bello y viejo reloj de bolsillo plateado, que había dejado sobre la mesa lateral, apareció a la vista.

Fue el objeto que cayó al suelo por casualidad cuando el acusado como traidor, el conde Luzeria, fue arrestado. En aquel momento, su línea de visión se había sentido atraída como un imán y, antes de darse cuenta, lo tenía en sus manos.

Ahora, el hermoso y viejo reloj de bolsillo plateado emitía un brillo apagado a la luz de la luna que entraba por el hueco de las cortinas.

En lugar de decir que nadie debe ser culpado, la gente de los alrededores no pensaba así y, debido a que estaban agitados, pasó desapercibido cuando su padre lo llevó a su habitación.

Herscherik se arrastró fuera de su futón y tomó el reloj de bolsillo.
Era uno de esos tipos con un botón para abrirlo y cerrarlo, y cuando lo presionas, la tapa se abre para revelar la esfera del reloj. Ya lo había percibido con su cuerpo, pero parece que un día en este mundo también consistía de 24 horas y, al igual que en el mundo anterior, hubo 12 números alineados de la misma manera. Entendió al mirar la posición de la aguja que eran poco más de las 10 en punto de la noche.

….¿Por qué papá tenía una cara tan triste cuando le dijeron que el conde Luzeria era un traidor?

El recuerdo de la triste expresión de su padre se quemó en el interior de su mente. Como rey, la escena debería haber sido una de ira expuesta hacia su retenedor, quien lo traicionó. Su padre era amable, por lo que podría haber sentido tristeza, pero si Herscherik tenía que decirlo, entonces su expresión era más apropiada para llamarse decepción.

Además, el conde no parecía una mala persona…

Para Herscherik, el Conde Luzeria parecía estar sinceramente preocupado por el país. Al mismo tiempo, también se sentía como si estuviera siendo acorralado.

Algo está mal.

Esa inquietud, que sintió en ese lugar, perturbó el sueño de Herscherik.

Invocó la inseguridad en el corazón de Herscherik y despertó la impaciencia. Intentó desesperadamente descubrir la verdad de esta inquietud, buscando en lo profundo de su mente para recordar ese incidente.

Los documentos que el Conde Luzeria sacó
La expresión de shock de su padre
El mensaje secreto que el Marqués Barbasse sacó.
El marqués Barbasse lleno de confianza, en comparación con el conde Luzeria que tenía una expresión desesperada.

Trató de recordar los detalles que no había tomado en cuenta en ese momento y repetidamente reprodujo la escena en su cabeza.

….¡Ah!

En el momento en que se dio cuenta después de repetir varias veces el recuerdo, la impaciencia dentro de Herscherik desapareció. Inconscientemente relajó su mano y el reloj de bolsillo cayó, pero no se pudo molestar en notarlo.

¡La prueba del marqués y las acciones del conde no son consistentes!

La evidencia que el Marqués tenía, ciertamente podría ser una prueba definitiva. Sin embargo, una persona que envía un mensaje secreto a un país extranjero para buscar asilo, no se reportaría al rey como si quisiese frotar su nariz frente al peligro.

Si él fuera Herscherik, habría escapado de inmediato. De esa manera, en lugar de restregar sus pecados en la cara, tendría más posibilidades de escapar fácilmente. Ningún ladrón se entregaría intencionalmente a la policía mientras se aferraba a la evidencia.

Cuando reconsideró además las acciones del Ministro, también fueron extrañas. ¿Cómo podría determinar que el documento del conde es una falsificación sin verificarlo y conocer su contenido?

…. ¿Quizás sabía algo de antemano sobre el documento entregado?

Cuando notó esta inconsistencia, otras partes aquí y allá se volvieron cuestionables.

Además, Herscherik no podía olvidar la última expresión del Ministro Barbasse. Esa expresión que despreciaba por completo a las personas, al igual que el malvado magistrado en los dramas históricos, hizo que el pecho de Herscherik se levantara con incomodidad…

[Traducido por Reino de Kovel]

—… ¿Fue el primer movimiento, tomado?

Las últimas palabras susurradas por el conde Luzeria no dejaban su cabeza.

Levantó el reloj de bolsillo que se había caído de la cama. Ya sea por el golpe al caer, el borde del reloj estaba abierto y cuando lo miró, los ojos de Herscherik se agrandaron. Lo que había ahí no era la esfera del reloj que había visto antes, sino un pequeño retrato en su interior. Parece que este reloj de bolsillo tenía una estructura doble. Una estructura donde si presiona ligeramente el botón de abrir y cerrar, será la esfera del reloj; y si lo abres después de presionar el botón dos veces como si fueras a cerrarlo, aparecerá el retrato.

El retrato tenía a un joven y saludable Conde Luzeria, una mujer que probablemente sea la esposa de Luzeria, y un bebé en brazos. Los tres como familia estaban sonriendo felizmente.

—El conde probablemente recibirá la pena de muerte…

Recordaba la conversación de los aristócratas en su camino de regreso a su habitación.

¿Está él en la cárcel en este momento? Hubiera sido bueno si hubiese sido obediente.

Herscherik cerró el reloj de bolsillo y lo devolvió a la mesa. Luego se levantó de la cama y salió del futón.

Probablemente no pueda verlo ahora.

Él fácilmente llegó a la predicción de que una investigación seguramente estaba en marcha ahora mismo.

Mañana, me voy a levantar temprano y voy a ir a verlo.

La razón es que sintió que debía conocerlo.
Herscherik no tenía sueño, pero aun así cerró los ojos.

Han pasado dos años desde que reencarnó en este mundo. Herscherik ha estado viviendo la vida de la realeza, algo impensable en su vida pasada.
Él se alimenta sin decir nada. Toda su ropa está hecha a medida con el grado más alto. A pesar de que perdió a su madre, su nodriza Meria era amable con él. Su padre es el rey, así como un joven amable y guapo.

Comparado con su vida antes de reencarnarse, este mundo es un lugar de ensueño impensable sin inconvenientes. Casi como si hubiera obtenido el premio mayor en una lotería.

Sin embargo, este mundo que lo rodea puede no ser tan dulce como un sueño después de todo. Pensando en el pasado, hubo muchas ocurrencias no naturales. Pero él había hecho la vista gorda. Sintió que, si los miraba directamente a los ojos, entonces se habría rendido y olvidado todo sobre su vida pasada.

Y puede que no quiera admitir la realidad de la muerte de Ryoko y que nunca podrá volver a ver a su familia, y solo quiere ahogarse en la vida indulgente como un aristócrata en este mundo.

El corazón justo que le dice que no debe olvidar y el corazón temeroso que quiere que desvíe la realidad, se enfrentaron dentro de Herscherik.

A las 4 AM, Herscherik se levantó de su cama en el medio de su habitación todavía oscura y terminó de cambiarse de ropa lo más rápido que pudo. Todavía era el comienzo de la primavera y hacía frío, por lo que se puso un abrigo. Después de que abrió la puerta y asomó la cabeza, comprobó que no había nadie afuera y salió corriendo al pasillo.

Me alegro de que conseguí que Meria me mostrara un boceto del castillo.

Siempre hacía sus caminatas normalmente con Meria. Aunque no se le permitió salir del palacio interior ni al jardín por ninguna razón, Meria le enseñó a fondo qué caminos tomar para llegar a cada lugar.

A grandes rasgos, el castillo está compuesto por: la residencia del Rey como el palacio interior al norte, el castillo imperial que actúa como la instalación gubernamental al sur, las instituciones de investigación al este y las instalaciones militares para los soldados y caballeros al oeste. Específicamente hablando, los pequeños detalles son diferentes, pero para Herscherik que no sale, mientras sepa el camino a su destino, el castillo occidental con la prisión, era suficiente.

Dejó el pasillo vacío y entró al patio. Este patio era un lugar donde solo pueden entrar los que viven en el palacio interior. Durante el día, las princesas consortes miraban las flores y su parloteo hacía que las flores florezcan. Pero en este momento sin luz diurna, no había una sola persona aquí. Dejó el pasillo que estaba al lado de ese jardín. Pasó por la puerta que daba al castillo imperial y se volvió hacia el oeste. Se dirigió hacia el oeste en esa dirección y vio su destino a la vista.

Herscherik apenas logró llegar a su destino mientras evitaba los ojos de los soldados que patrullaban en el turno de noche.

Cuando salió del pasadizo que conectaba el castillo imperial con la instalación militar, los campos de entrenamiento estaban justo enfrente de él. Durante el día, el lugar se habría llenado de soldados y caballeros. No obstante, las instalaciones militares se alzaban entre los campos de entrenamiento vacíos circundantes.

Esta es la primera vez que ha estado fuera del palacio interior. Normalmente, Herscherik se divertiría, pero no tenía el lujo de hacerlo ahora.

La prisión está más al oeste…

Recordó el boceto desde el interior de su memoria y comenzó a caminar. Pasó por delante de los soldados en el medio de su patrulla varias veces y llegó a la parte trasera de la instalación militar.

Probablemente debido a la falta de mantenimiento, el jardín circundante entre las paredes del castillo y la instalación estaba cubierto de malas hierbas, y la hierba era libre de crecer lo más alto posible. Fue una suerte para él que el cuerpo de un niño pudiera ocultarse fácilmente simplemente inclinándose.

En la pared del edificio, había una ventana que estaba cerca del piso y tenía barras que lo cubrían. No había ningún cristal insertado en el espacio y solo los barrotes estaban unidos a él. Las pequeñas ventanas que se pueden haber hecho para evitar escapes, actuaron como una fuente de luz sustituta para los prisioneros que estaban abajo en el sótano.

Espero que esté aquí…

Agarró el hermoso y viejo reloj de bolsillo plateado como un amuleto de buena suerte y se acercó a los barrotes.

—Conde Luzeria, ¿está ahí?

Llamó en voz baja para que no lo atraparan, pero no hubo respuesta. Continuó haciendo eso en cada ventana, pero, aun así, no hubo respuesta.

La siguiente es la última…

—Conde, sí está ahí, responda.

Si no lo encuentro ahora, entonces la posibilidad de verlo se perderá. Herscherik oró mientras ponía algo de fuerza en la mano que sostenía el reloj de bolsillo.

— ¿Quién está ahí?

Sin lugar a dudas, esa voz fue la que escuchó en el salón de banquetes, la voz que le pertenece al hombre con el pelo rubio claro.

♥ ❤ ♥

<Capítulo Anterior                Siguiente Capítulo>

★Capítulos★

Anuncios

3 comentarios en “Herscherik – Capítulo 3: Reloj de bolsillo, Conde y Marioneta (I)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s