Dokidoki Renai – Capítulo 42: El beso, el perro y el lobo (4)

Traducido por Naiarah

Editado por Susibet


Esto es malo. ¡Esto es muy malo! La habitación está tan tensa ahora que no pensaría que es mi habitación.

Hablando de mí, estoy sentado en el suelo completamente en blanco sobre mis piernas entre estos dos que se miran entre ellos. Por lo que ya han sido 10 minutos en completo silencio. Está siendo largo hasta morir, se siente como su hubiera pasado una hora para mí.

¿Puede algo de alguna forma ocurrir pronto para acabar con esto? Justo cuando este descorazonador pensamiento cruzaba mi mente, Soutarou finalmente abre la boca.

— ¿Te quedaste a dormir en casa de Mako, Kaburagi?

—Sep, eso es cierto. Bueno, es como acabó.

— ¿Es eso así?, Soutarou asiente y vuelve el silencio de nuevo.

¿Por qué se siente como si me hubieran atrapado con las manos en la masa? Me pregunto qué está mal con un amigo quedándose a dormir en casa. Si fueran del sexo opuesto entonces, bueno, veo la causa de la preocupación, pero ambos Ichigo-chan y yo somos técnicamente chicos. ¿Hay algo de lo que preocuparse? Nop, no lo hay.

Pero probablemente no puedo expresar estos pensamientos de la forma en la que está el ambiente, huh.

—Entonces yo me quedaré hoy.

— ¿Eh?

—Mako, ¿no puedo?

No tengo absolutamente ni idea de dónde viene ese entonces. Me pongo rígido y me quedo con la mirada en blanco ante su abrupta propuesta.

Soutarou me mira con su mirada con los ojos hacia arriba estándar y ladea su cabeza. Después, aparecen sus orejas de perro mientras llora “kyun kyun”. No pretendo rechazarle en primer lugar, pero seguro que es difícil rechazar a alguien que pone una cara así, huh.

Este astuto perro definitivamente, definitivamente sabe que es genial. Sabiendo esto, hace cosas ladinas como esta, definitivamente.

—Ei, Mako… por favor.

¿Qué está pasando? Es 5cm más alto que yo pero esa mirada en sus ojos. Me veo vacilando ante Soutarou que me está dando ese llanto de perro. La culpa no será una broma si le rechazó ahora. No es que lo rechace.

—Está bien, vale.

Escuchando mi respuesta, la cola de Soutarou se agita enérgicamente con felicidad.

—Vamos a estudiar juntos hoy, entonces. Los exámenes empiezan la próxima semana.

Una sonrisa de oreja a oreja está en la cara de Soutarou mientras libera esas brillantes y misteriosas partículas típicas de un manga shoujo. Tengo la sensación de que el brillo de su sonrisa es incluso más poderoso que antes.

Me siento presionado por esta radiante sonrisa, pero de cualquier forma, estoy realmente feliz de que volvemos a estar en buenos términos.

Me he dado cuenta de nuevo de lo valioso que es Soutarou por la discusión de esta vez. Antes de que me diera cuenta, su presencia en mí se volvió increíblemente grande. Poniendo una mano en mi pecho, asiento.

Bueno entonces, es mi momento para dejar las cosas claras y dar una apropiada disculpa.

—Soutarou.

— ¿Sí?

—Lo siento, y también, gracias.

Los ojos de Soutarou se abrieron con sorpresa antes de echarse a reír.

—Yo también lo siento… con esto, nos hemos arreglado, ¿no?

Una amplia sonrisa que es brillante hasta el punto de ser mareante, aparece en su cara. Ah, realmente es un ikemen. Su sonrisa es hermosa, hombre.

Pierde totalmente ante Mitsuki pero creo que Soutarou es también angelical. Es un poco un perro astuto pero incluso con ese comportamiento, es un deslumbrante ángel.

Como se esperaba de un personaje capturable de un juego otome. Si dice “me gustas, por favor sal conmigo” o algo así con esa cara, por supuesto que será un juego de niños poner a cualquiera a sus pies.

—Oye, Makoto.

Habiendo sido ignorado hasta este punto, Ichigo-chan me llama con un gruñido.

Entonces, con unos extremadamente suaves movimientos, me abraza por detrás. Es como tenerme sentado entre sus rodillas dobladas. Su grueso brazo está fijado fuertemente alrededor de mi estómago y para terminar, su barbilla está sobre mi hombro derecho.

Rub rub, teniendo nuestras mejillas rozándose, un increíblemente complicado sentimiento da vueltas en mi corazón. Pobre de mí, ¿qué diablos debería hacer en esta situación?

Estoy seguro de que esto no es nuevo para tí, pero soy un hombre. Mi corazón puede saltar y me puedo enamorar si me hubieran hecho esto cuando era mujer, pero soy ahora un hombre. Además, no tengo intención de enamorarme en este mundo.

Bueno, no había estado cerca de esta situación cuando era mujer.

— ¡Oye, Kaburagi…! No te pegues a Mako.

Soutarou desesperadamente intenta separarnos. Y la forma en la que lo hace es bastante violenta. Está desesperadamente tirando de mi brazo, tratando de retenerlo con el suyo propio. Si tratas a una chica así, seguro que saldría peor, ahora estoy contento de tener el cuerpo de un chico.

— ¿Ah? Agradece que he esperado hasta que os habéis reconciliado.

—Mako, ¿no te gusta que se pegue a ti verdad? Ven aquí conmigo.

—Tratando de acaparar a Makoto a pesar de actuar como su amigo, eres realmente oscuro ¿no? Tu no quieres ser sólo su amigo. Yo también soy su amigo, ¿lo sabías? ¿Verdad Makoto?

Escucho una voz burlona en mi oído derecho. Realmente estoy empezando a no entender la definición de amigo de este mundo. Este tema ya se ha vuelto una paradoja para mí. Probablemente no obtendré una respuesta si pienso en ello demasiado, y si lo discuto con Subaru, definitivamente dirá que eso es amor y lo conectará con alguna charla incomprensible de BL.

Aunque, quiero deshacerme de esta atmósfera agobiante pronto. Es tan incómodo que estoy empezando a tener dificultades para respirar.

Ahora que lo pienso, no ha habido ningún evento de este tipo en mi vida escolar hasta ahora.

En cuanto a Junya, también es del tipo que encara directo a Soutarou. Sin embargo, su temperamento es brillante hasta la raíz. También estuvo bastante tenso con el príncipe al principio, pero se llevan bien ahora.

—Eso es verdad. Ichigo-chan también es mi precioso amigo. Por eso no estoy particularmente en contra de que se pegue a mí.

—Eh… Mako…

Ichigo-chan tiene una mirada triunfante mientras las cejas de Soutarou se ponen con esta forma ハ y parece que esté al borde de las lágrimas.

Ichigo-chan es también mi amigo ahora. Por supuesto, considero a Soutarou como un buen amigo, pero Ichigo-chan también es un amigo al que estoy bastante unido también.

Es normal para los amigos abrazarse en este mundo, ¿no? Si es así, personalmente no me importa ser abrazado. Ambos somos chicos. Más bien espero que Subaru no lo vea, porque seguro que menciona algo de tipo BL.

—Sin embargo, Soutarou es mi súper precioso buen amigo, así que no perdonará a nadie que se burle o hable mal de él, incluso si eres tu, Ichigo-chan. Ciertamente, Soutarou es a veces oscuro pero normalmente es extremadamente amable y lindo. Mientras recuerdes eso, no me importa que te pegues a mí.

Ciertamente, la doble cara de Soutarou viene y va, pero es lindo y tiene un generoso corazón.

Con sus cejas todavía hacia abajo, Soutarou dice miserablemente:

— ¿Tengo dos caras?

Es desconocido si Ichigo-chan ha estado escuchando la conversación; está animadamente abrazándome por el lado derecho y ha puesto su cabeza en mi hombro. Bueno ya que dije que no me importaban los abrazos, no esperé que me abrazara inmediatamente. Fue una sorpresa.

—Eres pesado, Ichigo-chan.

— ¿No dijiste que podía abrazar?

—Honestamente, ¡tu proceso de pensamiento es innecesariamente positivo!

Pienso que lo que dije fue bastante severo, pero no lo escuchó del todo. Al contrario, sólo oye lo que le resulta conveniente. Tengo la sensación de que la situación ha cambiado a peor. Seguro que se ha vuelto problemático.

—Vamos a dejar a este chico de lado y estudiar, Soutarou. De nuevo, ¿eres mejor en humanidades o ciencias?

—Nn, si… entre las dos, es probablemente ciencias para mí. Mi especialidad son las matemáticas.

—Ah, eso es perfecto. Enséñame.

La mirada preocupada de Soutarou permanece mientras mira a Ichigo-chan por el lado. Verle dar lo mejor para responderme aunque su expresión dice: ¿Está realmente bien ignorar a Ichigo-chan?, es de alguna forma divertido.

Aparto a Ichigo-chan con mi codo y saco mi libro de matemáticas. Junto con los documentos del programa de examen, abro mi libro de evaluación de mates.

—Makoto, mi especialidad también son las mates.

— ¿De veras? ¿La misma habilidad?

—Ahh, nuestra escuela puede estar ligeramente por delante. Parece que sólo ciencias y mates son más difíciles en el instituto Minami. Izumo es mejor para las otras materias.

Como se esperaba del instituto Minami que es fuerte en ciencias.

Mientras subyugue las mates, en las que soy malo, definitivamente estaré entre los mejores 50 entre los 240 estudiantes de mi grado. Además, si le enseño a Mitsuki lo que aprenda aquí, ella será capaz de colocarse también por encima de la media. Ya que Mitsuki no ha estado mejorando más que su encanto y las habilidades en las tareas del hogar, se ha vuelto un poco idiota. Debo tener más cuidado con los otros parámetros de ahora en adelante. Ella podría no ser capaz de capturar al príncipe a este ritmo.

—Enseñame entonces. Aquí, ¿cómo se deriva esta respuesta?

—Te enseñaré entonces, ¿nos besamos?

— ¿Ah?

¿Va a seguir diciendo cosas estúpidas como esa? A pesar de tener un aspecto tan serio, para estar todo el rato con besos y esas cosas, ¿es Ichigo-chan realmente un idiota?

—Mako, ¡yo te enseñaré!

El perrito Soutarou me mira a la cara aturdido. A diferencia de Ichigo-chan, a quien le falta sentido común, Soutarou es un perrito amable.

—Gracias, Soutarou ciertamente es amable.

—Tsubaki, no pretendas ser bueno cuando también quieres besar a Makoto.

—No haré cosas que preocupen a Mako. Porque Mako también es un buen amigo.

La cara de Ichigo-chan se volvió severa y me sostuvo incluso más fuerte. Creo que oigo a mis huesos crujir. Creo que ambos Soutarou e Ichigo-chan tratan los cuerpos de las demás personas demasiado rudamente.

—Si soy yo, definitivamente no permitiré a nadie tocar lo que es precioso para mí. Cuidadosamente los apartaré para que no le guste nadie más que yo.

—Es eso así… Si soy yo–

Soutarou de repente sonríe mientras toma mi mano. La agarra y entrelaza nuestros dedos, y con mi mano así habla lentamente.

—Si soy yo, quiero dejar que mi persona preciada sea libre. Pero seré feliz si el lugar al que regresa al final soy yo. Para que eso pase, para ser más atractivo, quiero trabajar más duro.

—Tu realmente eres oscuro, Tsubaki.

—Ehh, ¿¡Por qué!?

Antes de que lo supiera, mi existencia está siendo ignorada pero ¿qué debería hacer?

Los exámenes empiezan la próxima semana pero no puedo estudiar. Para empezar, hace calor siendo abrazado por ambos lados.

De alguna forma se ha vuelto increíblemente problemático, huh. Bueno entonces, ¿qué debería hacer desde ahora? Me rindo pensando y me confío a mí mismo a la corriente por ahora.

♥ ❤ ♥

<Capítulo Anterior                Siguiente Capítulo>

★Capítulos★

Anuncios

Un comentario en “Dokidoki Renai – Capítulo 42: El beso, el perro y el lobo (4)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s