Sirvienta a Madre – Capítulo 1: La [Sirvienta Real] Es enviada a la Casa del Mago (7)

Traducido por Miicah

Editado por Ayanami


—Está listo~

—Nn

—Comida~

¡Ah, bien! Al escuchar la voz encantada de Sid-san desde la sala de estar, todo debería estar bien. Si no lo fuera, estoy segura de que Leonard-sama me informaría sobre ello.

Y así, cuando estaba llevando mi porción, vi a Jill sentada en una silla para niños que no estaba ahí antes.

— ¿De dónde vino esta silla? —Sorprendida, pregunté y Leonard-sama, respondió con un poco de alegría.

—Yo la hice.

—Er, um, hice algunos platos fáciles de comer para Jill.

Ya veo, por eso Jill no fue por la cocina, debido a que Leonard-sama había hecho una silla para ella.

Jill estaba, comparativamente, más relajada de lo que había estado antes con él. Parecía que su relación había mejorado enormemente, incluso Leonard-sama se mostraba encantado cuando miraba a Jill contenta.   

¡Oh bueno! Después de esto, voy a darle una lección completa a Leonard-sama, ya que ellos aún tienen que resolver el incidente donde la había atado y confinado.

—Vamos a comer antes que se enfríe~

—Nn

Después de que Sid-san hablo, todos se reunieron alrededor de la mesa del comedor y juntos comenzaron a comer la cena, me preguntaba si era correcto que una sirvienta estuviese sentada en la misma mesa que su empleador, sin embargo, ya que Leonard-sama me busco para ser la madre de Jill… Si nosotros somos una familia, entonces naturalmente, deberíamos comer juntos.

— ¡Esta delicioso~!

Jill parecía realmente contenta, mientras comía su cena abundantemente. A pesar de que Leonard-sama comía en silencio, lo hizo con mucho vigor.

Debido a que había hecho más o menos una buena cantidad, tenía la expectativa de las sobras, pero contrariamente a ello, todo fue devorado. Valió la pena cocinar un aluvión para ellos. Una vez que termine de sacar los platos lavados, no prepare una taza de café sino una de té negro, el cual olía divino. Personalmente me gusta el café pero era una costosa importación en este país, muy difícil de obtener.      

Como estaba preocupada de que ella no podría ser capaz de dormir, le serví una copa de leche tibia con un poco de miel rociada en ella.

—Dulc~e

Jill rio felizmente después de beber la leche. Al verla comportarse de manera infantil, con su sonriente rostro, finalmente sonreí.

— ¿Estas satisfecha?

—Satisfecha~

—Entonces, ahora voy a darle una lección a Leonard-sama. Si parezco aterradora, por favor aférrate a Sid-san.

Yup, Estoy haciendo esto otra vez, pero no podemos solo dejar las cosas en el aire. Hasta ahora, el único tema que no le había enseñado era sobre hacer a Jill su prioridad. Además, lo haré explicar por qué le hizo aquella cosa y disculparse con Jill.    

  —Por lo tanto…

—Leonard-sama, es tiempo para su lección

—…nn

Leonard-sama coloco la taza de té negro que había estado tomando abajo, escuchando atentamente. Eso era, sorprendentemente, obediente por parte él ¿no? Este sujeto. A pesar de que, usualmente, no es normal para una sirvienta el regañar a su empleador.  

Bueno, incluso estoy reflexionando sobre ello.

—Primero, no sé cómo es que Jill fue traída o los detalles de cómo Leonard-sama llego a recogerla.

—Nn

—Por esa razón, sólo voy a darle una lección sobre las cosas de que he sido testigo hasta ahora. ¿Eso está bien?

—Entiendo.

Como hablé, deliberadamente, en una forma de regaño. Leonard-sama sacudió su cabeza, en absoluto, ofendido por ello. No obstante, sin suavizar mi autoridad, continúe hablando.  

—No tengo ningún conocimiento sobre magia, así que no se la razón del porque usted no quería que Jill escapase del círculo mágico. Incluso si es natural para un usuario de magia conducirse a sí mismos de esa manera, no puedo entenderlo.

—…Nn

—Por lo tanto, voy a sermonear a Leonard-sama sobre sus acciones hacia esta niña solamente.

Cuando estábamos en el sótano, ver a Jill en un estado aterrorizado. Mientras recuerdo eso, de manera severa, lo apunte con mi dedo.  

—Confinar a un niño, es un crimen indiscutible. —Después de todo, no había otra manera, para mí, de describir esa situación.

— ¿Usted lo entiende? Primero que todo, es impropio de usted encerrar con llave a una niña pequeña, sola en un triste sótano. ¿Qué haría si Jill estuviera traumatizada por ello?

—…Nn

—En adición a esto, ¡Usted la amordazo y la ato! De ello ¡No sentí nada más aparte de malicia!

Cuando dije eso, Leonard-sama bajo su cabeza abatido. Sin importar como, no lo negó o creó alguna excusa.

Lo sabía, incluso él pensaba que era culpable. Bueno, solo con mirar la situación, él era el villano.

—Además, ¿por qué no se lo explicó a Jill si es que era tan necesario? ¿Por qué tomó esa decisión egoísta?

—…Lo siento

— ¡No soy la única a la que debe pedir perdón!

Cuando se lo dije, Leonard-sama volvió el rostro hacía Jill, quien había estado firmemente pegada a Sid-san.

—Lo siento. Deseaba protegerte de tu poder.

Al oír la palabra ‘poder’, la expresión de Jill se puso rígida. Pero seguí mirando sin intervenir.

A continuación, Leonard-sama, gentilmente, toco la mejilla de Jill…

—Debió ser difícil para ti… —Arrojando esas palabras.

No entendí a que se estaba refiriendo cuando dijo ‘difícil’. Pero, al parecer Jill entendió, dejando caer, de sus grandes ojos, lagrimas por sus mejillas.

—… ¡Uu, waaaaaaaa!

Estirando sus manos para acoger ese pequeño cuerpo, Leonard-sama la abrazó firmemente. De forma gentil, acarició la espalda de Jill mientras ella sollozaba, susurrando que todo iba a estar bien. A pesar de mirar a Jill gentilmente, incluso él parecía estar a punto de estallar en lágrimas.

Seguramente, ambos llevaban sentimientos que probablemente no podían compartir conmigo.

Al menos, como su madre tendré que considerarlo, después de que ella termine de llorar, le haré una taza de limonada caliente y le daré un abrazo también.

Con aquellos pensamientos, me dirigí hacia la cocina para trabajar en ello y por alguna razón, Sid-san corrió detrás de mí.

— ¿Qué sucede?

—Pienso que ella podría estar sedienta por llorar tanto.

—Ya veo.

Sid-san me miró al tiempo que mezclaba el jugo de limón y la miel en una espesa pasta, antes de hablar lentamente.

—… Si un niño es incapaz de controlar bien sus poderes mágicos, es un riesgo, ya que todos a su alrededor podrían ser destruidos. Para prevenir eso, el maestro selló los poderes de la niña con el círculo mágico en el sótano.

—Bueno, lo supuse en el momento que vi la situación.

—… ¿Pero… aun así estabas enojada?

—Si.

Disolví una cucharada de la espesa pasta junto con agua caliente, la limonada estaba lista. Probablemente, para el momento en que Jill dejara de llorar, estaría a la temperatura justa.

Sid-san se maravilló cuando no deje de trabajar mientras le respondía.

— ¿No estas asustada de la niña? Ella podría perder el control.

No entendía lo que Sid-san estaba diciendo, incline mi cabeza en confusión.

— ¿Qué quieres decir con asustada?

—Si esa niña pierde el control, la vida de las personas podría ser fácilmente tomada y tú serías una de las más cercanas a ella.

—… ¿Y qué es tan aterrador sobre eso?

Colocando cuatro porciones de limonada sobre una bandeja, trate de llevarlas cuando Sid-san lo arrebató desde un lado.

—Muchas gracias.

—No te preocupes…

—Continuando con nuestra conversación previa, podría estar asustada si algo intenta lastimarme directamente. Pero no es lo mismo para Jill. La persona que está verdaderamente asustada es ella. Así que no hay necesidad de tenerle miedo.  

Quiero decir, incluso soy consciente de la tragedia que viene de casos de magia desenfrenada.

Además en mi vida anterior, tenía la experiencia de ser considerada una lamentable niña en un hogar sin madre, así que no podía tener ningún prejuicio, al menos hacia Jill ¡Oh, sí! No tenía la intención de decir a cualquiera que tenía las memorias de mi vida pasada. Además, había sido educada cariñosamente en este mundo por mis padres y mi hermano mayor.

*Punzada* Sostuve mi mano contra mi dolorido corazón. El latido en mi palma es seguramente prueba de que existo aquí, sin embargo, mi corazón sigue añorando hacia el pasado.

—……… te quiero.

Repentinamente, recordé esa cariñosa voz. Esa suave y gentil voz, que cariñosamente llamaba mi nombre mientras, silenciosamente, recordaba mi pasado. Aun así, no pude responderle. Ya que la existencia que él está llamado, ya no existe más. Ahora soy Lily.

— ¿Jou-chan…?

Solo pude sonreír un poco a la curiosa expresión que Sid-san tenía.

—No es nada. Vamos, tomemos la limonada antes que se enfríe.

—Oh, bueno.

Cuando lo inste animadamente, Sid-san comenzó a llevar la bandeja, pese a que parecía confundido.

—Ah.

Cuando volví a la sala de estar, Jill, quien había dejado de llorar y estaba completamente sostenida en los brazos de Leonard-sama, dio un pequeño gimoteo cuando me vio. Sonreí al estado de Jill, quien parecía tímida pese a que se veía aliviada.

— ¿Debes estar sedienta? Por eso hice algo de limonada.

—Ah, gracias…

A pesar de decir gracias, Jill no tomó la limonada, permaneció mirándome atentamente.

— ¿Sucede algo?

—Uh, um, escuche de Leonard…Otou-san…

 ¿Cuándo comenzó a llamarlo así?

Cuando abrí ampliamente mis ojos en sorpresa, Jill dudo en hablar por un rato pero, eventualmente se decidió a hacerlo, ella continuó sus palabras.

— ¿P…puedo llamarte Okaa-san?

Jill cerró sus ojos firmemente y su cara brillo roja. Inconscientemente, encontré su mirada, Leonard-sama bajo a Jill y sacudió su cabeza en acuerdo. Si ese es el caso, mi respuesta estaba decidida.

—Por supuesto, estaré encantada.

— ¡Uu, Okaa-san!

Esa pequeña figura saltó, aferrándose a mí, cuando le devolví firmemente su abrazo, Jill dejó escapar una risa feliz.

Si, si esta pequeña y complicada existencia desea para mí todo esto, entonces yo definitivamente no lamentaré convertirme en su madre.


[Miicah: TT.TT Jill me robo el corazón es la niña más bonita, preciosa y tierna que hay… a todo esto si quieren leer el manga descubrí que lo empezaron a traducir en TMO aunque recien van en el capítulo 1.]

[Ayanami: Sencillamente hermoso *o* no puedo esperar por lo que sigue]

♥ ❤ ♥

<Capítulo Anterior                Siguiente Capítulo>

★Capítulos★

Anuncios

12 comentarios en “Sirvienta a Madre – Capítulo 1: La [Sirvienta Real] Es enviada a la Casa del Mago (7)

  1. Ayanami dijo:

    Hola me presento, soy la editora de esta bella novela, de momento la traductora encargada de la misma (Miicah) se encuentra ocupada con cosas de la vida real u.u por lo que esta novela se encuentra en pausa T.T esperemos y pronto se desocupe o en su defecto otr@ tenga tiempo para retomarla, mientras tanto un poco de paciencia, una disculpa y los invito a pasar por las demás novelas con las que cuenta la página 😉

    Me gusta

  2. HagennoHisui dijo:

    Leonard o Lily no han pensado que pasara después de que ella deje su trabajo ahí? Llamarla madre y que luego se tenga que ir. O tanto así está celoso el príncipe heredero que no dejara que vuelva al servicio de su señora? Me ha encantado la historia.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s