Dokidoki Renai – Capítulo 33: El festival deportivo, las tareas del CE y la permanencia (6)


Estaba pensando qué terrorífico, qué terrorífico, sin embargo una vez fui, duró un momento.

Nosotros, el equipo de voleibol de segundo año Clase A, tuvimos el 4º lugar al final del día, y aseguramos la 10ª plaza del global. Este resultado fue principalmente obtenido por la buena forma de Soutarou, el Príncipe y Kaname. Esos chicos, tienen el aspecto y su excelencia en los deportes, exactamente cómo de bendecidos están. Dadme algo a mí también.

En primer lugar, la cosa llamada voleibol no es algo muy complicado. El equipo que anota 25 puntos primero gana. El equipo que consigue 2 sets de 3 gana. Las reglas son claras y simples. Regresar la bola después de 3 golpes. El equipo que la deja caer pierde. Qué sencilla y comprensible regla.

Incluso así, no puedo lograrlo. Incluso para un chico normal de instituto jugando voleibol, no hay problema en cuanto a la altura para mí, y esto puede ser una repetición pero no creo que mis reflejos sean tan malos. Sin embargo, los juegos de pelota solo, no soy bueno para esto.

Me permitieron ser alguien de substitución después de suplicar, pero todavía tenía que participar por la decisión por parte del personal de que uno tenía que aparecer por lo menos una vez en un partido.

Sólo participé en una ronda, por lo tanto el juego se manejó para acabar a salvo sin que terminara en tragedia. Estoy realmente feliz. Estoy encantado de que acabara sin que yo hiciera que todos perdieran de alguna forma extraña.

—Oii, Sakurai – es por aquí esta vez, vale.

—Siii, ¡ahora voy!

Mi último trabajo como ayudante del CE era recoger. Tanto el consejo estudiantil como el comité deportivo están también recogiendo, pero de alguna forma esta era la tarea más pesada. Cosas como raquetas y pelotas son de alguna manera pesadas cuando hay una gran cantidad de ellas.

—Umeda-san, ¿está bien mientras cargue esto?

—Un, lleva eso al almacén del primer gimnasio. También estaré llevando esto.

—Siiii.

Umeda podía ser un miembro del consejo, pero en términos del juego Dokidoki Renai Kakumei Revolution, es un personaje menor, no uno capturable.

Subaru dijo que los únicos personajes capturables del consejo eran Takayanagi y Junya, y ese Umeda fue preparado para ayudar a mover la historia hacia delante. Es un personaje posicionado entre uno de soporte y uno menor. Cuando existe la necesidad de un ayudante que te facilite hablar con los personajes principales, pero no es lo suficientemente importante para que los otros personajes tengan que hacerlo resaltar, qué personaje más conveniente –– ese es Umeda. Por eso Umeda está en el consejo y también en el club de baloncesto junto con Soutarou y Kaname.

Además, este Umeda Daichi no fue diseñado para ser muy genial. Sin embargo, de alguna forma se siente cómodo. Tiene precisamente la imagen que da la sensación de un chico normal de instituto. Cogí la red de voleibol que fue dejada a mis pies. No es pesada pero es voluminosa y difícil de llevar.

—Sakurai, realmente has trabajado duro. Estoy diciendo esto como miembro del Consejo Estudiantil, pero realmente nos has ayudado.

—Ah, no. También lo he disfrutado relativamente.

Con esto, mi trabajo en el consejo también ha llegado a su final, huh. Parece como que puedo vivir pacíficamente por un tiempo desde ahora.

—Aunque, lo siguiente son los exámenes de final de periodo, huh~.

— ¿Exámenes finales?

Mis sentimientos de esperar vivir pacíficamente fueron agitados en un instante. Es el último día de junio. El periodo alrededor del 20 de julio son las vacaciones de verano, entonces ciertamente, hay un indicio de exámenes finales alrededor de este periodo. Si es así, probablemente seré incapaz de hacerlo bien si no empiezo a estudiar pronto.

Mientras que el yo del mundo real siempre saca notas alrededor de la media, esta vez quiero trabajar duro e intentar apuntar por unos resultados más altos. Por todos los medios, también deseo que Mitsuki apunte por las notas altas. Y quiero que los niveles de favoritismo de los personajes capturables se incrementen.

—Tú, lo olvidaste verdad.

—Si… pero como odio estudiar, más que decir que lo olvidé debería decir que quería olvidar….

Ahora que me decidí, empezaré a estudiar desde hoy, huh. Primero de todo, tengo que estudiar hasta el punto que pueda enseñar a Mitsuki.

—Qué estás pensando. Estoy diciendo, puedo enseñarte si estás bien conmigo. O eso digo, aunque no soy tan inteligente.

—Por favor enséñame, por todos los medios. Soy malo en matemáticas así que será de mucha ayuda si me enseñas.

No tengo el derecho de decir esto sobre los demás, pero tener ciertamente una cara que no es distintiva no es malo.

Si me fuerzo a fijarme en algo, quizás su cabello negro despeinado y sus finas cejas ¿se puedan considerar como sus rasgos? La inútilmente refrescante y brillante aura que emite es también un rasgo, huh. Estimo que su altura debe ser más o menos la mía.  

Qué es esto, porque siempre estoy rodeado de chicos que rebosan un aura brillante de ikemen, mis hombros se elevan cuando estoy con este tipo de persona normal.

—Puedo enseñarte si son mates, te estoy diciendo.

— ¡Sí! Por favor cuida de mí, Umeda-san.

—Un.

Todos los partidos han terminado, y por ahora he acabado la última gran tarea como ayudante del CE, ya son las 7pm. Ya está muy oscuro fuera. Como la escuela terminó hoy sin actividades de los clubs, las únicas personas que quedan son los miembros del consejo estudiantil y del comité deportivo que estaban recogiendo.

—Sakurai-kun, está bien para tí irte a casa ya. Muchas gracias por tu trabajo hasta hoy.

Cuando acabamos de limpiar el gimnasio, Takayanagi inclinó su cabeza ante mí.

—Ah, no, lo disfruté también. Muchas gracias.

—Ven al Consejo estudiantil más entonces~, bunny-chan.

—Eso es imposible.

Ciertamente lo disfruté, pero esto y aquello son cosas diferentes. Hay una enorme cantidad de cosas que debo hacer a cualquier precio. Tengo la inmensa labor de juntar a Mitsuki con el Príncipe.

—Yo también espero para que Sakurai-kun venga al consejo de nuevo. Porque tu trabajas mejor que este idiota.

Takayanagi empujó el puente de sus gafas y sonrió.

— ¡Sí! Vendré a ver a Takayanagi-senpai de nuevo.

—Bunny-chan, bunny-chan, ¿qué hay sobre mí?

—…… también vendré para ver a Junya-senpai.

Porque si no digo eso así, Junya se pondrá ruidoso de nuevo.

Flop flop, Junya hizo balancear las orejas de conejo de su sudadera con placer. De alguna forma cuando veo a un chico mayor haciendo kyahkyah, como esto, un sentimiento realmente complicado me embarga. Aunque, probablemente es porque es Junya de quien hablamos.

Empecé a sonreír de repente. Cuando noté la razón, prometí dejarme caer por el consejo estudiantil de vez en cuando por el ruido de Junya, personalmente siento que está bien visitar el consejo de nuevo ya que realmente disfruto allí. Por eso hice una promesa. No soy una buena persona así que diría claramente que lo odio si no quisiera ir.

Takayanagi puede ser serio pero tiene la lengua afilada a veces y es interesante. Junya puede ser ruidoso y un pervertido, pero no es una mala persona. Además, el aura normal de Umeda me calma de forma diferente a la de Soutarou.

—Ten cuidado en tu camino a casa. (Takayanagi)

—Iré a casa con bunny-chan~.

—Oye el semental estúpido conejo de ahí, no te puedes ir. Todavía tienes trabajo que hacer.

Takayanagi intentó usar el movimiento Backdrop en Junya. Así que él puede usar un gran movimiento también. Habiendo fallado el Backdrop, Takayanagi rápidamente cambió al Headlock. Los huesos de Junya crujieron en su límite. Pensar que Junya todavía no aprende su lección y continúa con sus maldades a pesar de experimentar tales técnicas cada vez. De alguna forma él es el más fuerte, huh.  

—Takayanagi, Narahashi va a morir, digo. Oye Narahashi, deberías hacer tu trabajo seriamente también. O no habrá final. (Umeda)

Estaba pensando si dejarles solos, pero decidí tomarle la palabra e irme a casa. Caminé por el camino sombrío del campo de arroz entre Izumo Gakuen y la estación Hanagaki. Tentativamente las luces de la calle están encendidas para los estudiantes de Izumo Gakuen que pasan a diario. Pero como era de esperar el camino se vuelve sombrío en mitad de la noche.

—Makoto-san.

Siendo llamado por una voz tras de mí en semejante camino sombrío, como se esperaba aunque sea yo, mis hombros se sacudieron por la sorpresa. Girándome tímidamente, ahí estaba Yukinoshita Ikuto que vestía su negro gakuran que es la prueba de que es estudiante de la Academia Privada Atlas.

La anormalmente blanca complexión de Ikuto fue acentuada por la luz del ocaso y pareció incluso más frágil. No había muchas oportunidades de encontrar a Ikuto incluso desde que el incidente con Madoka acabó. Bueno, no es que haya necesidad de ello, en primer lugar.

—Ahh, Ikuto-kun. ¿Estás volviendo ahora?

—Sí, estaba haciendo trabajo del Consejo Estudiantil.

—Ikuto-kun ¿estás en el Consejo Estudiantil? Has trabajado duro. ¿Dónde vives? Vamos a casa juntos.

Si está en el Consejo entonces es lo mismo que Subaru, huh. Le preguntaré a ella para más detalles sobre Ikuto la próxima vez.

—Es la Estación Miyoshino para mí.

—Ah, el mismo tren entonces. Aunque me dirijo a Tachibana.

Miyoshino está cerca de tres estaciones más allá de la estación Tachibana a la que voy. La línea a abordar es la misma así que podemos ir a casa juntos una parte del camino.

Aunque Ikuto sonrió cuando dijo Juntos entonces, como pensé, sus ojos no sonreían. Es la sensación de que aunque parece estar radiante en la superficie, no sabes lo que está pensando en su corazón. En las profundidades de esos ojos que uno puede atisbar algo de violeta, hay una oscuridad que se arremolina como si la noche se hubiera fundido en ellos.

Ikuto es más bajo que yo, pero tiene un tipo de sensación abrumadora, quizás es debido al aura que emana. Mi instinto me dice que él es aterrador. No, no, que un buen y serio chico sea aterrador, es probablemente mi imaginación.

[Nota Naiarah: si si seguro… ten cuidado que este hermanito da muy mala espina…]

—Makoto y yo no nos hemos visto mucho a pesar de que nuestras escuelas están cerca, ¿verdad?

—Eso es verdad, huh. Normalmente vuelvo a casa mucho antes. Porque no estoy en ningún club o comité. ¿Ikuto-kun siempre vuelves sobre esta hora?

He estado pensando todo este tiempo que es hora de unirme a algún club. Sin embargo, todavía estoy indeciso y de una forma u otra acabó así.

—Sí, siempre es sobre esta hora para mí. Porque el Consejo Estudiantil y las actividades del club son bastante frenéticas.

—Ya veo. Así que por eso no nos habíamos cruzado hasta ahora. Lo tienes difícil también, Ikuto.

Pasando la ventanilla de los billetes, esperamos el tren en la plataforma. Había otros estudiantes como nosotros esperando también. No es una exageración decir que esta estación existe principalmente para los estudiantes de Izumo Gakuen y la Academia Atlas. A parte de las escuelas sólo hay casas privadas, campos de arroz y granjas aquí, así que hay pocos usuarios de la Estación Hanagaki.

—No es duro para mí, hago esto porque me gusta. Solo que, no hay ni siquiera tiempo para estudiar. Estoy preocupado por los finales.

—Bueno, está a la vuelta de la esquina. He hablado sobre esto con mi senpai hoy también. Porque no soy muy bueno estudiando.

Así que los estudiantes de distinguidas escuelas privadas como Atlas también se preocupan por cosas como los estudios. Pensé que ellos lo podían tomar con calma para los exámenes o algo porque tienen una buena cabeza sobre los hombros. O quizás, ¿está preocupado por los exámenes porque está en una escuela distinguida?

—Makoto-san, ¿podríamos estudiar juntos cuando estés libre la próxima vez?

— ¿Conmigo? Seguro. Si estás bien conmigo.

Subimos al tren local que finalmente llegó. Las figuras de los estudiantes son pocas y separadas entre ellas, pero hay varios asalariados en su camino a casa. Incapaces de encontrar asientos en los que nos pudiéramos sentar juntos, nos agarramos a la barra. Tenemos alrededor de 15 minutos libres.

No creí que estaría implicado con Ikuto de nuevo. Para ser franco, pensé que todo había acabado con Ikuto también después de que el incidente con Madoka se cerró. Fue un agradable error de cálculo.

No es que esté anticipando la posibilidad de que Ikuto y Mitsuki tengan un romance, y obviamente no hay posibilidad de que Ikuto y yo tengamos una relación romántica. Es sólo que encuentro simplemente agradable incrementar mis amigos.


[Nota Naiarah: habiendo visto en los anteriores episodios que ha aparecido Ikuto su maravilloso carácter… esto no puede salir bien… no creo que trame nada bueno…. ya estoy esperando ver qué va a pasar, seguiré traduciendo dentro de poco ;p]

♥ ❤ ♥

<Capítulo Anterior                Siguiente Capítulo>

★Capítulos★

Anuncios

Un comentario en “Dokidoki Renai – Capítulo 33: El festival deportivo, las tareas del CE y la permanencia (6)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s