Koushaku – Capítulo 83: Platica después de un motín

[Iris POV]

Cuando volví a la zona de los empleados, me saludó Mimosa  con una cara pálida… me sentí muy triste por hacer que se preocupara por mí.

—… Misa, lo siento mucho por hacer que te preocupes. (Iris)

Aunque éramos las únicas en el área de empleados, la llamé Misa porque era el pseudónimo que acordamos usar cuando estuviéramos en la ciudad.

—Alice, estaba preocupada por ti. Ahora entiendo los sentimientos de tus acompañantes muy bien, después de mirar desde aquí. Bueno… (Mimosa)

Mimosa suspiró pesadamente. No podía soportar más la preocupación y se encogió. Sabía que no era posible que yo actúe apacible y tranquila cada vez que ocurre un incidente, así que me quedé callada y coloque una sonrisa irónica en mi cara.

Salimos de la tienda acompañadas de Tanya.

—Bueno, me alegro de que Iris-sama esté a salvo y bien. (Mimosa)

Después de caminar unos metros más, Mimosa y yo nos separamos. Curiosamente, en realidad no siento ganas de recorrer la ciudad ya.

Al día siguiente, me di cuenta de que estaba extrañamente fatigada mientras caminaba hacia mi oficina como siempre.

Esperándome estaba mi escritorio con, por supuesto, una gran pila de documentos que me esperaban para revisar. Después de mirar algunos de los papeles por un tiempo, llamé a Tanya y le pedí que me trajera un poco de té para poder tomar un breve descanso.

—…Tanya. (Iris)

—Sí. (Tanya)

—Necesito una lista de todos los problemas que mi excomunión ha traído a la compañía y en detalle. (Iris)

—Terminé el informe ayer, y ya he pedido e inspeccionado todo para asegurar que son exactos. (Tanya)

Tanya me dio un documento lleno de datos que compiló ayer. Como se espera de Tanya. Es una trabajadora tan diligente.

Revisé los documentos y miré a través de los datos.

…….Como resultado de mi excomunión, el número total de clientes había disminuido de manera significativa.

Todas las tiendas del Conglomerado Azura, que establecí, y todas las tiendas del feudo de Armelia, se habían visto muy o ligeramente afectadas, dio a los comerciantes en la Cámara de Comercio de Armelia un tiempo muy difícil, ya que se asociaron conmigo a través de acuerdos comerciales y el banco que había establecido.

Aunque esa crisis ya había sido resuelta, los efectos secundarios de la excomunión todavía me torturaban y alimentaban mi resolución.

Sin embargo, no debería pensar en esto de esta manera, para ser perfectamente honesta, el hecho de que el Papa anterior y la Facción del Segundo Príncipe hicieron un daño significativo a mi compañía, es innegable.

Otra razón por la que el Conglomerado comenzó a declinar fue debido a la falta de recursos humanos. Tan pronto como llegué a ser excomulgada, muchos empleados centrales habían abandonado repentinamente, porque no querían estar asociados con una empresa que tenía a una persona excomulgada como presidente. Como resultado, la mayoría de las tiendas administradas por el Conglomerado Azura estaban mal atendidas, lo que creó una impresión horrible en los clientes locales.

Cuando pensé en esto, mi mente se volvió muy complicada, ya que necesitaba pensar en una solución para elevar rápidamente la reputación del conglomerado Azura.

Mientras pensaba más en ello, de repente me golpeó un ataque de fatiga.

—…En ese momento, si Dean no me hubiera dado conexiones confiables con el sacerdote, y no hubiera regresado a la iglesia, el Conglomerado Azura puede que hoy ni siquiera fuera un negocio… No, el conglomerado en el feudo de Armelia seguiría siendo mantenido, pero la subcontratación sería imposible. (Iris)

Tanya asintió ante mi comentario. De hecho, como resultado de la agitación, gané una conexión con el sacerdote más influyente de la iglesia actual, el sacerdote Ralph.

—…No hay duda de que si no fuera por el sacerdote Ralph, la demanda de Iris-sama habría carecido de respaldo y la evidencia de Iris-sama habría sido considerada falsa y alterada. Iris-sama entiende ese hecho, ¿verdad? Da un poco de miedo pensar que todos los negocios bajo el feudo de Armelia habrían recibido un duro golpe y la mayoría de ellos probablemente habrían ido incluso a la quiebra. (Tanya)

Para Armelia, un feudo muy dependiente del comercio y la economía, mi excomunión habría destruido sus cimientos y perdido la confianza de los ciudadanos.

De hecho, el presidente de la Cámara de Comercio renunció a su cargo. Pensé que era perfectamente comprensible dado el estado de Armelia después de mi excomunión.

El problema es que ahora, la mayoría de las empresas no harán su sede en Armelia y eso disminuirá el número de comerciantes que pasan por Armelia.

En otras palabras, el Segundo Príncipe está tratando de usar la economía para destruir Armelia con un método que no involucra a los militares.

Esa es mi especulación, pero no tengo evidencia que respalde eso.

De hecho, ahora que he superado la prueba de la excomunión, el Conglomerado Azura finalmente puede comenzar a lanzar nuevos productos, restablecer su reputación y hacer que los clientes vuelvan gradualmente a comprar nuevamente nuestros productos.

—El negocio de nuestra compañía ha bajado bastante debido al Segundo Príncipe.

De ahí los problemas actuales.

Sin embargo, también debe saberse que la empresa del Segundo Príncipe no ganó impulso durante la crisis.

Además, la calidad y los precios son también similares entre nuestras empresas. No obstante, debido a que el Segundo Príncipe se aprovechó de la crisis del Conglomerado Azura, ellos han ganado una pequeña ventaja de clientes sobre nosotros.

Me quedé pensando en cómo la falsa acusación llevó a una buena cantidad de nuestros clientes a  no volver.

Debido a que la gerencia estuvo mal dirigida por un corto período de tiempo, los clientes habían disminuido a largo plazo, porque no confiaban más en nuestra compañía.

Por otra parte, da un poco de alivio que la Iglesia esté respaldando nuestra Cámara de Comercio ahora.

—Bien. Tengo que resolver las consecuencias de que nuestros empleados se vuelvan negligentes con sus responsabilidades, así como resolver el caso de nuestro número total de clientes que va disminuyendo. A juzgar por el contenido del contrato de trabajo, parece que el Conglomerado Azura sigue haciendo un trabajo mucho mejor que la empresa del Segundo Príncipe. Sin embargo, parece que muchos de nuestros empleados fueron despedidos debido al deterioro en la gestión. Damme pareció una de las personas que fue despedida debido a la mala gestión… Parece que tenemos que reducir el número de empleados un poco. (Iris)

— ¿No es algo para estar abatida? (Tanya)

—No. Pensé que era un desperdicio despedirlos tan fácilmente. Sin embargo, sé que es inevitable despedir empleados cuando la dirección se deteriora. Como presidente, no puedo tomar decisiones basadas en mis sentimientos y aunque me siento muy comprensiva con las personas que fueron despedidas, no puedo culpar a la gerencia en el momento de tomar esa decisión. (Iris)

Además, es innegable que la empresa del Segundo Príncipe obtuvo muchas ventajas debido a la información que los ex empleados recogieron durante su tiempo en el Conglomerado Azura.

Me di cuenta de que estaba embriagada en mis logros y lo descarté fácilmente, sin planear nunca este escenario en ese entonces.

—Un rasgo de la humanidad es que el poder económico y el estatus social que uno había construido una vez, no se descarta fácilmente. De hecho, las personas que dejaron el Conglomerado Azura dijeron que el pago de los contratos en el pasado era alto, pero empeoró y hubo múltiples quejas presentadas sobre la gestión. En general, parece que los núcleos de la dirección de la empresa renunciaron y las decisiones quedaron en manos de personas menos fiables. (Iris)

Incluso durante mi excomunión, parece que la gerencia del Conglomerado Azura estaba bien y funcionando sin ningún problema. Simplemente complique todo por mi excomunión.

Si las cosas se mantienen como están ahora, habrá un obstáculo para contratar nuevos miembros de la alta dirección.

— ¿Existe alguna posibilidad de que los trabajadores anteriores del Conglomerado Azura tengan algún interés en trabajar de nuevo para el Conglomerado Azura? (Tanya)

—No apostaría por esa pequeña oportunidad. (Iris)

—…Así que. Tendremos que reforzar nuestra seguridad también para que un incidente extravagante como el de ayer no vuelva a ocurrir. (Tanya)

—Por supuesto. (Iris)

♥ ❤ ♥

<Capítulo Anterior                Siguiente Capítulo>

★Capítulos★

Anuncios

4 comentarios en “Koushaku – Capítulo 83: Platica después de un motín

  1. Otakueagle dijo:

    Muchas gracias por el capítulo, ya extrañaba las aventuras de Iris, es una pena k la reputación, tanto de la conglomerado Azura y el feudo de Armelia se vieran afectados por su excomunión, al tiempo k la empresa del inútil del segundo príncipe se beneficiará, pero así son los negocios, esto le ayudará a Iris a mejorar su empresa y enfrentar está nueva adversidad.
    Seguro Dean logra ayudarla pronto.
    Saludos y gracias.

    Me gusta

  2. Sofia L. dijo:

    Pobre Iris le toca más duro hacer que su empresa vuelva a prosperar pero lo conseguirá (ya es hora de que el segundo príncipe muerde el polvo y también la heroina)

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s