Katarina – Volumen 4 – Capítulo 2: Donde nos lleva el viaje (1)

El viaje para buscar a Keith comenzó.

Guiamos nuestro carruaje en la dirección que el feo oso señala mientras sigue la esencia de Keith (bueno, para ser precisa, sigue sus recuerdos, pero no puedo ver esto como algo más que seguir una esencia). Por ahora, hacemos lo que dice el oso – o más bien, vamos hacia donde señala. No sé si este oso será de utilidad, pero justo ahora nuestra única pista es el oso, así que no se puede hacer nada más.

Nota a parte, alquilamos un carruaje más bien grande (elegimos uno que los mercaderes o los ciudadanos comunes usarían sólo por si acaso), así que no estamos apretados dentro a pesar de ser seis. Aunque bueno, Sora está conduciendo el carruaje así que él no está dentro.

Dentro del carruaje en movimiento, Lahna está respondiendo apasionadamente una pequeña pregunta sobre magia que María le había preguntado. No hay señales de que vaya a parar de hablar pronto. María está escuchando la explicación de Lahna con atención, quizás debido a que fue la que preguntó o quizás por su diligente personalidad. Jared sentado delante, ha estado más bien decaído desde que partimos. Se está comportando mejor de lo habitual – simplemente da respuestas con monosílabos en los momentos apropiados y sonríe con una sonrisa falsa. Yo estaba escuchando la explicación de Lahna al principio, pero a medida que aumentó la complejidad, fui incapaz de seguirla. Así que empecé a sentirme somnolienta y acabé durmiendo.

—Katarina, por ahora, hemos llegado al primer pueblo. —dijo Lahna, despertándome.

Mirando por la ventana, veo un pueblo bastante grande. Parece que hemos llegado al primer pueblo desde que me dormí. Ante la urgencia de Lahna, salgo del carruaje. Oigo el bullicio del pueblo. Aunque es el primer pueblo de nuestro viaje, está lo suficientemente cerca para que llegáramos en mediodía. Sin embargo, nunca he estado aquí antes – estoy un poco nerviosa. Estaba decidido que empezaríamos preguntando por información sobre Keith en este pueblo.

—Bien entonces, ya que el pueblo es bastante grande y llamaríamos la atención si nos movemos en un grupo grande, vamos a buscar información en tres grupos – Katarina y yo, Jared y María, y Sora. —sugiere Lahna.

—Si puedo, preferiría estar con Katarina. —dice Jared, pero Lahna rechaza su petición, diciendo que ya estaba decidido.

Bueno, realmente no me importa con quien ir. Sólo no quiero ir sola desde que hay la posibilidad de que algo problemático ocurra. Y así, fue decidido que Lahna y yo trabajaríamos juntas. Después de caminar alrededor del pueblo, encontramos que no era demasiado diferente de nuestro propio pueblo, quizás porque no estaba tan lejos. Todavía, no puedo hacer nada más que mirar nerviosamente adelante y atrás en un pueblo en el que no he estado antes.

—Eres como una chica de campo que viene a la ciudad por primera vez. —dice Lahna con una sonrisa torcida, viendo mi comportamiento.

De esta forma, a pesar de actuar como paletos de pueblo, preguntamos alrededor sobre Keith mientras caminábamos. Pero no nos dieron ninguna información. Para ser honesta, incluso poniendo a parte mi parcialidad como su hermana, Keith es un chico atractivo que destaca. Mis pensamientos habían sido ligeros – creí que inmediatamente encontraríamos dónde estaba si sólo preguntábamos a algunas personas. Fue una desilusión que no encontráramos nada. Me siento deprimida.

—Acabamos de empezar. Es lo que ocurra desde ahora lo que importa. No pongas una cara como esa. —me conforta Lahna, —Y Alexander está señalando a algún lugar más adelante.

Hace señal hacia el oso que va sobre su hombro. Cuando dirijo mi mirada hacia él, como esperaba, me mira con condescendencia como si me soplara. Eso realmente me enoja. Notando mi agria expresión, Lahna sigue mi mirada hacia el oso, pero para cuando ella lo mira, ya ha regresado a su expresión original. Que oso tan exasperante.

Pero mi irritación desaparece en el instante en que giramos la esquina. Hay una tienda ahí, parece que hay deliciosos dulces mostrados en el aparador.

—Ooh… se ven bien…

Encantada por los dulces, presiono mi frente contra el escaparate. Ah, estos son mis dulces preferidos. Y los de ahí, son dulces que nunca he visto antes. Me pregunto, ¿cómo sabrán?

Mientras miro los dulces, mi estómago suelta un sonoro gruñido – me siento de alguna forma hambrienta. Mi cuerpo es tan dedicado a sus deseos. Justo entonces, oigo una risa viniendo desde atrás. Mirando hacia allí, veo a Lahna riendo más bien de forma rara. Parece que el gruñido de mi estómago fue divertidísimo para ella. Rió un rato más antes de continuar.

—Todavía tenemos algo de tiempo hasta cuando se supone que nos tenemos que reunir, así que ¿quieres comprar algo para comer?

—Sí. —naturalmente respondo, animada.

Entro en la tienda de dulces con Lahna y cojo mis dulces favoritos y los que nunca había visto antes. Sintiéndome mal por coger dulces sólo para mí, también compré aperitivos para todos los demás. Lahna dijo que no quería nada ahora, pero compró algunos dulces destacados para después.

Y después, nos sentamos en un banco y abrimos nuestras bolsas de dulces.

—Delicioso…

Meto los dulces que compré en mi boca, perdiéndome en su delicia. Lahna se ríe otra vez de forma rara.

— ¿Hay algún problema?

¿Huh? Mi estómago no ha gruñido más, ¿verdad?

—No, lo siento. Es sólo que tus rápidas expresiones cambiantes son tan divertidas de ver, que no me pude contener.

—…Ya veo.

No puedo decir realmente si me está haciendo un cumplido o no.

—Quiere decir que es realmente divertido estar contigo, Katarina. Ahora mismo, puedo entender cómo se sienten ellos. Y por qué eres alguien que necesitan en sus vidas también.

—… ¿A quien te refieres con ellos? —pregunto sin entender ni una pizca de lo que está diciendo.

Lahna sólo sonríe significativamente.

—Lo que quiero decir es que creo que es lo mismo que lo que mi magia es para mí. —dice sin responder a mi pregunta.

— ¿Lo que tu magia es para tí?

—Eso es, para mí, mi magia es lo que le da color al mundo. —dice con una expresión de alguna forma calmada y nostálgica, —En el pasado, cuando era joven estaba aburrida del mundo. Desde que tenía talento, podía hacer muchas cosas fácilmente, no había nada que encontrara divertido. No fui una linda niña – siempre estaba pensando que todo era aburrido.

Su historia era como algo que había oído antes. Sobre una persona que era tan perfecta – demasiado perfecta – que no era capaz de interesarse en nada. Alguien que parecía bendecido, pero era solitario a su manera.

—Pero un día, alguien que conocía me dió varias colecciones de libros sobre magia. Mi conocido era un poco extraño y me dió principalmente libros difíciles que incluso los adultos tenían problemas para leer en vez de libros para niños.

Le dieron ¿libros difíciles sobre magia? Si hubiese sido ella, probablemente los habría empujado inmediatamente a la esquina de mi librería. Pero aparentemente Lahna no hizo eso.

—Fui adicta después de leer sólo un poco. Sentí que algo era interesante por primera vez en mi vida – devoré todos los libros que me dieron de una tacada. Recibí algunos libros más, pero acabé de leerlos todos en dos o tres días. Y para cuando acabé de leer, me había vuelto completamente obsesionada con esta cosa llamada magia. Por fortuna, tenía magia, así que estuve probando muchas cosas, y así me volví incluso más adicta.

Ah ya veo, así fue como Lahna se volvió la friki de la magia que es hoy. La escucho, haciendo sonidos de comprensión a veces.

—Oh sí, eres la segunda persona en escuchar esta historia, Katarina. —dijo Lahna.

— ¿Cómo es eso?

Había pensado automáticamente que era algo que le había dicho a mucha gente.

—Bueno, no es realmente una historia que le quiera contar a cualquiera. A los únicos que se lo he dicho sois tú y mi pareja.

— ¿Pareja?

—Sip, mi prometido.

— ¿¡Tu prometido!?

Estaba impactada. Pensar que Lahna, quien parece tener cero interés en nada más que la magia, tenga un prometido también. Pero no, Rafael mencionó que ella era una noble de bastante buen prestigio, así que bueno, no es como que esté fuera de cuestión…

— ¿Cómo es él? —pregunté, curiosa.

—Excéntrico. —responde Lahna brevemente.

Ah, así que su prometido es ese tipo de persona… Ya veo. Pero todavía quiero conocer a su prometido al menos una vez, sólo para ver qué tipo de persona es. Prometido…. oh, hablando de eso.

— ¡Me acabo de acordar! —digo de repente.

— ¡Qué recordaste! —pregunta Lahna, sorprendida.

—Ah, mis disculpas. He estado pensando que la historia de tu infancia me sonaba familiar, y justo me acabo de acordar del porqué.

—Oh, y ¿por qué te es familiar?

—Ah, sí. Me recuerda a Jared-sama. Él me dijo antes que era incapaz de hacer nada ni de fascinarse por nada.

Bueno, en realidad no escuché eso de él. Sólo lo leí durante la historia del juego otome de mi vida pasada.

—Ya veo, así que Jared le paso lo mismo. Así que fue capaz de encontrar a salvo algo que le fascinase también.

—… ¿? No, no creo que Jared-sama haya encontrado eso todavía.

Después de todo, el debería de haber conocido a María y enamorarse de ella, y así fascinarse con ella. Pero desgraciadamente su amor no floreció, así que Jared no debería de haber encontrado nada fascinante todavía.

—….Es terriblemente irrelevante.

— ¿Hm?

Lahna suelta un profundo suspiro por alguna razón.

—Bueno, aunque, es afortunado que encontrase algo que le fascinase. Sólo encontrando una cosa ilumina tu entorno de repente. Gradualmente encuentras más y más cosas que encuentras divertidas, después de todo. Justo como yo lo hice. — dice Lahna riendo maliciosamente, —Muy bien, es tiempo de encontrar a los demás. ¿Deberíamos regresar al carruaje?

Y así, regresamos al carruaje, cada una sosteniendo dulces en la mano. Cuando regresamos con los dulces, Jared dijo: —Todo lo que has hecho es comer dulces, ¿no? —así que eliminé su porción de dulces.

Le dí la parte de Jared a Marí, quien felizmente exclamó: —Wow, se ven tan bien.

Ninguno de los demás había sido capaz de encontrar nada sobre Keith. Así, en el carruaje, nos dirigimos aún más lejos.

◆◆◆

Mientras comíamos dulces en el carruaje, hablando animadamente, llegamos al siguiente pueblo. Hemos ido bastante lejos de la academia – el pueblo es mucho más grande que el anterior.

—Woah, qué pueblo tan grande. —exclamo ante la escena que puedo ver desde la ventana del carruaje.

—Eso es verdad, es el pueblo más grande de esta zona. —explica Lahna, —Mm. El sol ha empezado a ponerse – ¿deberíamos descansar en este pueblo hoy?

Con la declaración de Lahna, fue decidido que nos quedaríamos en este pueblo hoy. Cuando dejamos el carruaje y nos dirigimos al pueblo, está bastante cargado de actividad, incluso si es natural, no es tanto como en la ciudad del castillo. Hay el doble de personas comparado con el último pueblo, y está lleno de tiendas. Lahna y Sora han visitado aparentemente este pueblo antes, pero es todo nuevo para los demás.

Nunca había visitado el pueblo de antes tampoco, pero ya que no estaba tan lejos de donde vivimos, estaba más acostumbrada al escenario, las tiendas, y los bienes que se venden. Pero este pueblo era muy diferente. La atmósfera era distinta y los bienes eran objetos que nunca había visto antes. Acabé distraída por la variedad de objetos mostrados en las tiendas. Y entonces, no podía hacer otra cosa más que pararme cuando mis ojos se posaban en algo.

—Woah, esto es genial. Es bueno… lo quiero…

Estoy de muy buen humor – me siento como yendo alrededor para ver.

—Katarina, no vinimos aquí para divertirnos. —interrumpió Jared.

—Ugh, tienes razón.

—Pero bueno, si hay algo que atrape tu atención, ¿debería comprarlo para tí? ¿Qué deseas?

— ¿¡Qué, en serio!?

Que generoso, como se espera de un príncipe. Bueno, yo soy de la casa de un Duque, pero soy la única de la familia que no recibe mucho como paga porque: —No podemos hacer que tires el dinero.

Y así, necesito ser cuidadosa en elegir lo que quiero comprar, y más si se trata de semillas de vegetales y abonos. Así que estoy actualmente bastante pobre. Para empeorar las cosas, he gastado un poco de dinero en dulces en el último pueblo, así que necesito guardar mi dinero para el futuro. Así que ¡aceptaré su generosa oferta! Cojo el objeto que llamó mi atención y lo sostengo delante de Jared.

— ¡Es este!

— ¿¡Qué!? Eso es…

Siento que vi a Jared crisparse un poco. Entonces, después de un momento…

—Um, ¿qué tipo de utensilio es este? —preguntó.

—No lo se. Pero ¿¡no parece super genial!? —respondí de alguna manera animada.

El objeto que cogí era un utensilio redondo que se ajustaba perfectamente a mi mano. Parecía algún tipo como de espejo, pero ni había un espejo pegado a él – en su lugar, el borde estaba decorado con adornos. No tengo ninguna pista de para qué podría usarse, pero se ve como algún tipo de herramienta mágica secreta (mucho más que el feo oso, honestamente) y parecía super genial. Se ve como algo para poder dominar a las bestias gritando un ¡Ven! mientras lo sostienes. Su genial diseño despertó mi alma otaku de mi vida pasada y me hizo quererlo.

Ante mi insistencia de que lo quería porque se veía genial, Jared dejó ir un vago: —Ya veo. —después me da una respuesta realista. —Por ahora vamos a preguntar al tendero para qué sirve.

—Oh, esto es sólo una decoración. —responde el anciano vendedor.

— ¿Sólo un adorno? ¿Lo hizo alguien famoso? —pregunta Jared. El tendero se ve apurado.

—No, no sé quién lo hizo. Es algo que ha pasado a través de muchas tiendas ya que nadie lo quiere comprar. Estábamos pensando en deshacernos de él pronto también – lo hemos tenido por un tiempo pero nadie se ha interesado por él.

Así que para resumir, ha viajado mucho por el mercado porque nadie lo compra sin importar dónde esté. El vendedor dice que lo obtuvo de un conocido también vendedor por un bajo precio. Y así, fuimos capaces de comprarlo a un precio bastante bajo. Estaba contenta porque a pesar de la generosidad de Jared al ofrecerse a comprarlo para mí, no habría sido capaz de pedirle que comprara algo demasiado caro.

— ¿Estás realmente contenta con esto? —me preguntó Jared un montón de veces.

—Estoy bien con esto. —respondí repetidamente.

Y así, lo compró para mí.

—Jared-sama, muchas gracias. —le agradezco animada, poniendo el ornamento con cuidado en mi bolsillo.

—Algo tan barato… te habría comprado algo más caro.

—No aceptaría, me has comprado muchas semillas de vegetales y demás. Me sentiría mal pidiéndote un objeto caro.

—No necesitas preocuparte por eso. Estamos prometidos, ¿no?

—No, pero…

Aunque es verdad que estamos prometidos ahora, es sólo por el momento. Si Jared encuentra a alguien que ame… huh, siento como que he olvidado algo importante a causa de que todo lo que puedo pensar es sobre cómo Keith huyó….

[Nota Naiarah: >o< no lo puedo creer… ya se ha olvidado de lo que le dijo!!! Me siento mal por el pobre Jared… ^^’’]

[Nota Sakuya: creo que tiene un serio problema en el cerebro… -_-]

Jared suavemente acerca una mano y me acaricia el cabello mientras pienso profundamente. Mis latidos aumentan.

—Hey, Katarina, parece que has olvidado porque no puedes pensar en nada más que Keith, pero como dije antes, yo–

—Suficiente. Así que estáis perdiendo el tiempo en un lugar como este cuando noté que no podía veros. —dice Sora apareciendo de repente y agarrando la mano de Jared.

La mano que acariciaba mi cabello dejó de tocarme, y no puedo recordar lo que estaba casi a punto de recordar.

—…Sora, ¿lo has hecho a propósito? —pregunta Jared, devolviéndole una mirada amenazante.

Parece que Jared de repente está de mal humor aunque era todo sonrisas hace un momento. ¿Por qué demonios?

—Sí. Se me ha pedido, después de todo. —responde Sora.

— ¿Pedido? —dice Jared, elevando una ceja con desconfianza.

—Sí. Lady Mary Hart presentó una petición oficial al Ministerio de Magia para asegurar la seguridad de Katarina-sama.

—… ¿es meterse en mi camino parte de esa petición?

—Sí. Ahora, esa es la principal meta de la petición.

—…

Jared se queda en silencio, con cara desagradable. Realmente no entendí algunas partes de la conversación, pero lo importante era que Mary hizo una petición al Ministerio de Magia para asegurar mi seguridad. Aunque este viaje no era realmente peligroso ni nada, me hizo feliz que mi amiga se preocupe por mí. Qué amiga tan buena tengo.

—Bien entonces, hemos elegido una posada así que deberíamos ir allí. Lahna-sama y María-san están esperando ahí.

Es verdad, ante la urgencia de Sora nos dirigimos a la posada. Jared estaba murmurando cosas como: Ella me atrapó, y Pensar que iría tan lejos.

¿Algo pasó?


[Nota Naiarah: jejeje buena jugada Mary!!! Qué hábil es esta mujer xD se asegura de tener el máximo de aliados, igual que dirige a Alan y todos lo hacen porque quieren a Katarina… xDD]

♥ ❤ ♥

<Capítulo Anterior                Siguiente Capítulo>

★Capítulos★

Anuncios

4 comentarios en “Katarina – Volumen 4 – Capítulo 2: Donde nos lleva el viaje (1)

  1. Holow dijo:

    Sospecho que ese golpe el la cabeza cuando niña no solo le regreso sus recuerdos de otra vida , probablemente también le causó un daño mental , lastima que en un mundo de fantasía no pueden saber que no está bien de la cabecita bakarina

    Me gusta

  2. Blood A dijo:

    Me preguntó como se sentirán cuando sepan que Mary-Sama los ha utilizado para apartar mantener alejada a Bakarina del principe Jared, pero para poder secuestrados ella (¯∇¯٥)

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s