Dokidoki Renai – Capítulo 27: La tercera rueda, el caballero y la princesa (4)

—Mitsuki, ¿estás bien?

— ¡Mako-chan! Unn, estoy completamente bien~

Llegando a la enfermería, Takayanagi y Mitsuki quienes estaban vestidos con el bañador y el jersey del club de natación estaban presentes como se esperaba.

Una compresa estaba puesta sobre el tobillo de Mitsuki. Su tobillo estaba hinchado y uno podría decir que no estaba bien a simple vista. Sin embargo, Mitsuki mostraba su habitual sonrisa frívola y me saludó con la mano.

Me agaché hasta sus pies y pasé mi dedo por su tobillo.

—No está bien. Se ve doloroso. Te cargaré de regreso.

— ¡No tienes que hacer eso! Puedo caminar, geez. Además, soy pesada…

No hay forma de que el delicado cuerpo de Mitsuki sea pesado. Siendo tan esbelta, puedo incluso cargarla como princesa todo el camino hasta casa. Y aunque esto no es un manga shoujo; Mitsuki seguro que es ligera, es como si tuvieras alas a tu espalda, tengo la confianza de poder decir algo tan florido como esto.

Más bien, incluso si Mitsuki es un gigante que exceda los 100 kg, tengo la confianza de poder cargarla de vuelta.

—Mitsuki es un ángel así que eres ligera.

— ¡Para, geez~! Mako-chan es embarazoso.

¿Hay algo vergonzoso sobre eso? Para mí, Mitsuki es realmente un ángel. Mitsuki es mi dulce ángel.

Fue que sus especificaciones de encanto aumentaron o que ella se volvió más preocupada sobre acicalarse, Mitsuki quien era ya linda se volvió incluso más linda.

Tanto sus grandes ojos negros como sus labios rosa pálido, incluso su blanca piel, todo ello es perfecto. Hasta su fina cintura y su pequeño pecho, hasta sus adorables muslos, todo es cautivador. Los puntos en los que fijarse eran como los de un pervertido, pero es seguro ya que era antes mujer.

Aunque es provisional, aunque Mitsuki y yo debemos ser gemelos, no nos parecemos para nada.

Somos del sexo opuesto y hermanos gemelos así que está bien incluso si no nos parecemos, pero si también tenía este buen aspecto, probablemente llevaré una vida de popular ikemen ahora. Ya que fui transportada a otro mundo de todos modos, me habría gustado ser transportada como un ikemen.

—Madoka.

Takayanagi tenía una complicada expresión mientras llamó el nombre de Madoka. Como no tenía más que pensamientos mundanos por mi mente, eso me sobresaltó incluso a mí.

Los hombros de Madoka temblaron al comienzo, apretando sus labios. Agarró el dobladillo de su vestido un poco asustada.

Es justo como una niña que había sido regañada, intentando no llorar delante de su madre. Pero estoy seguro de que Takayanagi no está más enfadado. Más bien, él parece querer reconciliarse con ella.

—Madoka, ¿te duele la mejilla?

Takayanagi parado en frente de Madoka, con su mano entrando en contacto con su mejilla que se volvió roja.

Madoka tenía una cara que se veía como que fuera a empezar a llorar en cualquier momento, mientras limpiaba los bordes de sus ojos con los dedos, agitaba su cabeza de derecha a izquierda.

—Yo, fui regañada por Makoto. Que mi relación con Yasuchika no es la de amigos.

Takayanagi me dió una mirada fugaz.

Pensé que iba a echarme la culpa por regañar a su preciosa Madoka, pero ese no parece ser el caso.

Gracias a dios. Pensé que iba a golpearme con el Choke Sleeper que le he visto usar en Junya.

—Que no puedo sólo permitir que Yasuchika y Junya escuche lo que digo. Estaba convencida. Me disculpo por no hacer nada más que hacerte escucharme hasta ahora. Escucharé lo que digas desde ahora también.

Madoka miró fijamente a Takayanagi. Parecía que estaba intentando mantenerse firme pero probablemente romperá a llorar en cualquier momento. Las puntas de sus dedos están temblando.

Madoka respiró hondo. Parecía que había tomado todo lo tenía sólo para respirar; su cuerpo tembló incluso más intensamente.

—Es por eso, sí, …. no tienes que salir del club de natación. También, no me importa si tu enlace conmigo se disuelve. Si llego a gustarte lo suficiente como para realmente querer casarte, en ese momento, ¿te casarías conmigo?

Derramando lágrimas, Madoka hizo el primer movimiento y de dió la espalda a Yasuchika. La reina del hielo quien era originalmente toda orgullo, probablemente no quería que él, quien en términos de edad es como un hermano pequeño, la vea llorar.

Takayanagi parecía impactado por las palabras de Madoka; se puso rígido con sus ojos muy abiertos. Aunque rápidamente volvió a su habitual aspecto, dando un paso hacia Madoka y dirigiéndose a ella amablemente.

—Entiendo, Madoka. Gracias. Realmente me gusta el club de natación, así que estoy realmente feliz de oírte decir eso.

Sin una palabra Madoka estaba por dejar la enfermería, pero cuando su mano estaba en la puerta se giró sólo un momento, enviándole una mirada a Mitsuki.

—También me disculpo por herir a Mitsuki-san. No era mi intención herirte. De verdad.

Diciendo eso, Madoka dejó la enfermería, sin esperar a la respuesta de Mitsuki.

Habiendo escuchado las palabras de Madoka, Mituki se levantó con la intención de salir tras ella.

—Espera, Mitsuki, ¿a dónde planeas ir con tu pie en ese estado?

—No le he dicho a Madoka-san que está bien. Mako-chan se ha vuelto amigo de Madoka-san ¿no? ¡Yo también quiero ser amiga de Madoka!

Apretando sus puños declaró eso. Ignorando completamente mis palabras Mitsuki dejó la enfermería dando saltitos intentando así no cargar su pie.

Mitsuki de verdad es terca en extraños momentos. Me pregunto a quién tomará después, que pesar.

—Sakurai-kun, sobre Madoka, gracias.

Takayanagi se me acercó cuando todavía estaba arrodillado, y bajó su cabeza profundamente.

Yo fui el que se puso nervioso. Simplemente dije lo que quise, lanzándole la teoría de la amistad a ella como si fuera algo que se da por hecho. Me levanté como si me lo hubieran pedido, agitando mis manos ampliamente delante de mi pecho.

—No, simplemente dije lo que quería, como me pareció. No hice nada por senpai para que me agradezca.

—No esperaba tales palabras de Madoka. No tengo idea de lo que has dicho o cómo lo has dicho, pero realmente, gracias.

Siendo demasiado agradecido, al contrario me siento avergonzado.

Simplemente dije lo que quise y por casualidad eso tocó alguna parte del corazón de Madoka. No tenía la intención de salvar a Takayanagi o a Madoka.

Pero si las palabras que dije resonaron en el corazón de alguien, y le dirigen en la buena dirección, pienso que es algo bueno.

—Esa es mi línea, gracias por cuidar de Mitsuki. Regresaré con Mitsuki ahora. Senpai participará en la competición de práctica, verdad. Por favor da lo mejor.

—Ah, entonces ¿te presto mi ropa de gimnasia? No puedes volver empapado así, ¿no?

Ahora que lo menciona, todavía llevo la ropa mojada.

Pensé en tomar prestada ropa de Soutarou, pero ya que estaba metido en las actividades del club de baloncesto, no podría manejarlo para pedir ropa de él.

Ya que no se puede ayudar, pensé en sólo subir al tren con la ropa mojada, total son solo 15 minutos, pero si Takayanagi me presta ropa aceptaré su oferta.

— ¿Estás seguro?

—Por supuesto. Si es Sakurai-kun, tu altura y complexión es similar a la mía, así que debería estar bien.

Ciertamente la altura y complexión de Takayanagi y las mías son iguales, así que podría ser mejor pedir ropa de Takayanagi que de Soutarou.

Después de todo, el otro día cuando le pedí el uniforme de baloncesto a Soutarou, me quedaba muy holgado.

—Muchas gracias. Eso me ayuda mucho.

Me dirigí hacia los vestidores del club de natación con Takayanagi.

Varios problemas surgieron pero me pregunto si ¿los resultados son buenos? Es extremadamente lamentable dejar que Mitsuki se lesione, pero estoy contento de que no fuera una herida seria.

Bueno es un poco tarde pero, ¿podría ser que esta posición de hacer reconciliar a Madoka y Takayanagi fuera en realidad la posición de Mitsuki?

Con el motivo de estar preocupado por Mitsuki o que es por el bien de Mitsuki, he metido mi nariz una y otra vez, pero esto podría haber roto banderas a lo bruto. Vamos a ser cuidadosos a partir de ahora.

Honestamente, no me preocupa si las otras banderas que no son la del Príncipe se rompen. Pero si es con alguno de los personajes rivales, bueno, está bien si quieres que reconozca tu asociación con Mitsuki, ya sabes.

—Mi taquilla está aquí.

—Ah, sí.

La taquilla se Takayanagi era como se esperaba, todo limpio y ordenado.

Dejando a un lado a Soutarou, la taquilla de Kaname es inmunda. No se puede ayudar si él no dobla su ropa de gimnasia ni su jersey y está bien pasar por alto eso, pero no entiendo por qué no tira la basura al cubo en vez de meterla en su taquilla.

Además tiene un extraño olor. Aunque Kaname huele bien normalmente, ¿por qué su taquilla apesta? En otras palabras desde que eres un ikemen, debes hacer que tu taquilla sea como la de un ikemen también.

—Aquí tienes. Si estás bien con la mía.

—Muchas gracias. Te la devolveré después de lavarla.

—No tienes que preocuparte por eso.

Naturalmente, el jersey de Takayanagi es azul, el color de los de tercer año. Mirando la etiqueta, es de la misma talla que el mío. Si es así, me irá perfectamente.

Justo esto, subiendo al tren con ese jersey azul será doloroso para la vista excesivamente embarazoso, pero es mucho mejor que ir vistiendo el uniforme escolar empapado que se pega a la piel.

Takayanagi dijo que quería calentar antes de la competición, así que ràpidamente dejó los vestidores.

Me quito mi uniforme escolar y me cambio por el jersey prestado. La camiseta está pegada a mi cuerpo y se siente horrible. Me dí cuenta sólo después de quitarme mis pantalones que incluso mi ropa interior está mojada. Por ningún motivo puedo vestir el jersey de otro sin ropa interior, así que con la ropa interior mojada me pongo el jersey.

Aún así, nunca quiero volver a encontrar personajes rivales.

Justo en este momento onii-chan está cansado. Ya completamente exhausto.

Mi deseo es, vivir una vida normal de instituto en el tiempo restante, para ello necesito que vaya bien entre Mitsuki y el Príncipe, y rápidamente regresar a mi anterior mundo el 31 de marzo el año que viene.

Pero las cosas definitivamente no irán tan bien huh. Después de todo esto es un evento omnium gatherum* del mundo del juego otome.

Y yo soy el hermano mayor de la heroína. No hay forma de que no sea arrastrado a ello.


*colección variopinta de personas o cosas.

♥ ❤ ♥

<Capítulo Anterior                Siguiente Capítulo>

★Capítulos★

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s