Dokidoki Renai – Capítulo 22: El GW, el trabajo a tiempo parcial y la Ojou-sama (5)

De una forma o de otra, el resultado era que caímos en las preliminares del partido.

El club de baloncesto de Izumo Gakuen estaba actualmente en el puesto número 16 de los mejores de la prefectura así que la razón de que perdiéramos fue por mi culpa.

Por supuesto, no era que todos los que participaron en este partido fueran parte del equipo titular. Sin embargo, Soutarou era uno de los titulares del club y Kaname era omnipotente en los deportes. Eran dos jugadores de primer año pero a pesar de eso ellos eran hábiles.

No importa cómo lo piense, la razón de nuestra derrota era porque yo apesto en baloncesto.

—Realmente…… Lo siento……

—Está bien, está bien. Además yo fuí el que te forzó a unirte. En vez de eso debería estarte agradeciendo.

—Soutarou…… Lo siento….

Una sonrisa que era completamente sincera. Como pensé, Soutarou es amable. Es precisamente porque es amable que me siento incluso más arrepentido y quiero desaparecer.

No era que yo fuera extremadamente poco atlético. Siento que tengo más músculos e incluso mi estamina* ha mejorado desde que me convertí en hombre.

[*estamina: capacidad de resistir una actividad física sin cansarse]

No lo rechacé con fuerza porque pensé que podía hacerlo si lo intentaba duro. Quizás he sido engreído, pero quería ser de ayuda para ellos.

Es porque lo he estado pensando de esta manera que me siento incluso más avergonzado por haber fallado tanto en el juego.

—Mako-chan, has hecho pasos* muchas veces, huh. La forma en la que la cara de Mako-chan se sonrojó era increíblemente linda.

[*Pasos: es una falta jugando al baloncesto no puedes caminar sin botar la pelota al mismo tiempo, es una falta que se paga perdiendo la posesión del balón.]

Haciendo pasos, y luego agitarme por ello, acabé haciendo incluso más pasos.

Sólo recordarlo que me hizo avergonzarme y sentir que iba a llorar.

—Kora, Kana también, ¿Mako no será lamentable si hablas demasiado? No se puede ayudar, ya que Mako es un principiante.

—No me estaba riendo de él, lo sabes. Sólo que es raro para Mako-chan quien puede manejar impecablemente cualquier cosa sin meter la pata. Así que incluso Mako-chan tiene cosas en las que no es bueno, eso era lo que estaba pensando.

Incluso tengo cosas en las que soy malo, justo un mes atrás era una frágil chica.

No encuentro a los insectos y las serpientes repulsivos y también estoy bien tocando ranas. Las casas encantadas y las montañas rusas están bien también. Lugares oscuros y sitios altos, estos están completamente bien también. No odio estudiar y aunque no me gustan particularmente los deportes, no soy malo en ellos tampoco.

Pero, solo los juegos de pelota, hasta una devastadora extensión, no puedo practicarlos. De esta forma, divago, pero también carezco de sentido por el arte y la música.

Aunque en teoría entiendo los juegos de pelota, las artes y la música, no puedo hacerlo si me pides que lo intente de repente.

—Soy realmente malo en los juegos de pelota… Aunque, no pensé que sería así de malo.

Era un partido donde todos estaban peleando seriamente. No importa que fuera un partido amistoso, no hay duda que todos querían ganar.

Y pisotee ese sentimiento.

Tal vez no podía ser de ayuda que no fuera bueno. Sin embargo, debería haber sido capaz de no arrastrarlos abajo.

Siento que contra más pienso en ello, más caigo en la oscuridad. Dejando escapar un pequeño suspiro, me senté mientras abrazaba mis rodillas.

—Fue Mako quien dijo que no era vergonzoso tener cosas en las que no se es bueno.

Directamente delante de mis ojos, Soutarou se inclinó y gentilmente acarició mi cabeza.

—Lo siento por molestarte. Pero, no era que quisiera reirme de ti.

La voz de Kaname sonó preocupada.

Aunque si yo mismo estoy equivocado, y aunque no era mi intención, acabé preocupando a estos dos con mi resentida actitud. Tampoco tenía la intención de tomar esta actitud como si me hubieran golpeado cuando ya estoy deprimido.

Es más, no quería que ellos me confortaran tan indulgentemente.

—Lo siento, yo….

No se puede ayudar me siento abatido. Es porque ellos son excesivamente compasivos. Pensando así, levanté mi cabeza solo para ser abrazado por Soutarou con un “gyuuto”.

Y naturalmente llevó a que mi cabeza estuviera enterrada en el pecho de Soutarou.

—Te prohíbo que te arrepientas más.

—Ah, sólo Souta, eso es injusto. Yo también, yo también quiero hacer “gyu” con Mako-chan.

Normalmente el diría que era embarazoso o que estamos flirteando, pero justo hoy se me permite hundirme en la ternura de estos dos.

—Soutarou, enséñame a jugar baloncesto la próxima vez. Es increíblemente mortificante perder.

—Seguro. Los reflejos de Mako no son malos, pienso que seguramente puedes ser bueno en esto.

Sin ninguna extraña intención, puse mi mejilla contra el pecho de Soutarou. Como una cierta ocasión antes, vi las dos lindas manchas en la línea de su clavícula.

Una suave fragancia de flores mezclada con con el olor a sudor, él tiene una esencia como la de un joven bosque. Supongo que un olor similar también sale de mí.

Una esencia de desodorante cítrico sale de Kaname quien se inclinó y nos abrazó a Soutarou y a mí. Aunque Soutarou también usa desodorante, su olor era más fácil de detectar en Kaname.

Pero de alguna forma se siente embarazoso tener nuestras pieles tocándose mientras estamos todos sudados.

—Mako-chan, ¡gracias por el buen trabajo!

Con su falda plisada volando, Mitsuki trotó hacia mí.

Mi cara se volvió azul pensando que, esta vez, algún malentendido definitivamente surgirá cuando ella vea tres chicos abrazados de esta forma.

Pero la despistada y cabeza hueca de Mitsuki, sin estar para nada perturbada de ver a tres chicos abrazados, directamente alcanzó mi lado.

Justo cuando los dos me soltaron, con las mejillas enrojecidas me agarró ambas manos.

—Mako-chan, ¡Estabas realmente genial! Eras el más genial de todos. ¡COmo se esperaba de Mako-chan!

—Mitsuki….. gracias.

— ¡Un! Mako-chan, buen trabajo. ¿Quieres el bento ahora? He hecho atsuyaki tamago salado para Mako-chan.

Los ojos honesto de Mitsuki no pueden esconder ninguna mentira.

Mitsuki no estaba intentando reconfortarme. Ella simplemente expresó sus honestos pensamientos francamente.

Puedo sentir que ella realmente, desde el fondo de su corazón, pensó que mi figura jugando era genial.

—Si te parece bien, ¿pueden comer todos también? He hecho mucho.

Pienso que la imagen de Mitsuki cargando 5 cajas llenas cuando levantó su cabeza era de lejos la más linda.

—Yo también quiero comer el bento de Mitsuki, ¿nya?

—Wah, ¡Narahashi-kaichou-san!

El que abrazó a Mitsuki por la espalda era Junya.

Pensar que tu has abrazado a mi linda Mitsuki, definitivamente no te perdonaré.

Empecé a levantarme mientras ponía una cara seria, pero él rápidamente se separó de ella así que acabé en una postura medio levantada.

— ¿No dijiste que no abrazarías a Mitsuki? ¡No te permitiré comer su cocina!

—Ow. Si no puedo abrazar a Mitsuki-chan, entonces abrazaré a bunny-chan.

Inmediatamente después de hablar, se aferró a mi cintura cuando aún estaba medio de pie y presionó sus mejillas contra las mías. Además enterró su nariz en mi cabeza y empezó a olfatear con un “kun kun”

Me gustaría saber qué es tan divertido de oler mi cuerpo empapado de sudor por el partido.

—Kaichou, ¡amablemente aléjate de Mako!

—Eh… no quiero. Comeré el bento de Mitsuki-chan mientras abrazo fuerte a bunny-chan.

Qué es esto, tan molesto.

Mientras era mirado por Kaname quien se reía inapropiadamente y Mitsuki quien inclinó su cabeza con la mirada en blanco, Junya me estaba abrazando y Soutarou intentaba salvarme, una situación realmente surrealista estaba teniendo lugar.

Que pena, ni siquiera tengo tiempo para deprimirme.

Honestamente, aunque pienso que es molesto no puedo negar que una parte de mí se siente muy feliz.

A pesar de eso, me eché a reír ante mi estado de ánimo.

— ¿Mako………?

—Vamos a comer el bento de Mitsuki, todos. Su bento es delicioso, lo sabes.

Todos los partidos de la mañana estarán acabando pronto.

Entonces vamos a apropiarnos de algún lugar y disfrutar del bento de Mitsuki. Definitivamente será divertido.

—Junya. Se supone que comerías mi bento. ¿No es así?

Una voz muy femenina y digna. Pero como un frío y helado carámbano, que directamente penetra en tu corazón.

Es como si te arrojaran un jarro de agua fría en la cabeza.

La dueña de esta voz era indudablemente la persona que tenía más miedo de encontrar. Lentamente levanté mi cabeza.

Como pensé, allí estaba la Reina de Hielo…. Yukinoshita Madoka.

—Madoka-chan, ¿está bien tu condición? ¿Te dieron de alta del hospital?

—Aún así, no hay forma de que no viniera para animar a mi Yasuchika cuando tiene un partido.

Enfatizó el “mi” con un estudiado tono.

Madoka le dio una mirada helada de cero absoluto a Mitsuki.

Mitsuki parecía que no tenía idea de lo que iba a pasar, y me miró pidiendo ayuda. Como onii-chan, no hay forma de que no la ayude cuando pone esa cara.

Esta vez me levanté tapando a Mitsuki ya que estoy intentando protegerla.

— ¿Qué harás, Junya?

—Entonces, Madoka, vamos a comer con bunny-chan y el resto. Llama a Chika-chan también.

—No pierdas el tiempo, Junya. Quiero comer sólo con Yasuchika y Junya. No necesito a nadie más. Tú eres diferente.

Entonces, por primera vez, Junya tenía una sonrisa preocupada.

—No hay nadie aquí que vaya a herirte Madoka-chan.

Probablemente no era la respuesta que esperaba. La cara de Madoka se distorsionó como si estuviera a punto de llorar, como si estuviera enfadada.

Si recuerdo, escuché que Madoka tenía 20 años y estaba en segundo año en la Universidad pero ella se ve más joven que eso. Es como si su crecimiento se hubiera detenido en la escuela elemental.

—Es suficiente. Sólo invitará a Yasuchika. No necesito a Junya más.

—A, ¡Madoka-chan!

Junya persiguió a Madoka que salió de escena como si estuviera enfadada.

Pero antes de irse, bajó la mirada hacia nosotros. Se puede ver que está preocupado.

—Lo siento por Madoka-chan. Esta persona… ella es inmadura. Con tendencia a enfermar, ella no ha tenido amigos. Tampoco asiste mucho a clases así que no sabe como comunicarse bien. Así, que espero que podáis perdonar a Madoka-chan. Lo siento. Dejadme tener el bento de Mitsuki la próxima vez, ¿vale?

Diciendo esto, Junya se fue para alcanzar a Madoka.

Madoka era ciertamente inmadura. La razón era como Junya dijo, su tendencia a enfermar, no va mucho a clase y no ha hecho amigos. Pero no hay forma de que sea bueno para ella seguir usando esa excusa incluso en el futuro, y no podrá tampoco. Algún día tendrá la necesidad de arreglar esto.

Pero si Yasuchika realmente planea casarse con Madoka, ¿tiene la intención de apoyarla por el resto de su vida, y dejar las cosas pasar?

Pensando que está bien odiar a todos, mientras esa persona especial se mantenga cerca, siento que es una forma extremadamente lamentable de vivir.

[Nota Naiarah: sinceramente es una bruja amargada pero en el fondo siento lástima por ella, así nunca será feliz 😥 ]

♥ ❤ ♥

<Capítulo Anterior                Siguiente Capítulo>

★Capítulos★

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s