Dokidoki Renai – Capítulo 18: El GW, el trabajo a tiempo parcial y la Ojou-sama (1)

—Esto… ¿es aquí?

Revisé el papel con la dirección de entrega escrita múltiples veces.

Hospital asociado a la Facultad de Medicina de la Universidad de Touka. Es el mejor hospital general de la zona.

Si te preguntas por qué estoy haciendo entregas en el Hospital, es a causa de mi trabajo a tiempo parcial.

“He decidido trabajar a medio tiempo en la floristería porque siento que un largo descanso como la Golden Week* debe ser usado efectivamente”… esa no era mi verdadera intención.

[*Golden week: es el periodo de vacaciones más largo del año]

Según Subaru, muchos eventos pueden ocurrir durante las vacaciones de verano, así que para ayudar a Mitsuki estoy trabajando a medio tiempo para ahorrar.

Ma, tiene sentido. En verano está el mar, la piscina y también el festival de verano. Para aumentar el nivel de afecto durante el verano, hay que ir a muchas citas. Evidentemente con linda ropa, bañadores o yukatas, todo tiene que comprarse.

Con esto, la ayuda que nos dan nuestros padres no será suficiente. Onii-chan dará lo mejor en el trabajo para hacer que la linda Mitsuki sea incluso más linda.

Trabajaré celosamente esta semana, ahorrando dinero para comprar a Mitsuki ¡montones de lindos conjuntos!

—Hospital asociado a la Facultad de Medicina de la Universidad Touka, habitación 801 Yukinoshita Madoka-sama, huh.

El objeto de entrega era un bouquet* de más de 50 flores. Era un bouquet demasiado grande y voluminoso para entregar a alguien enfermo.

[*Bouquet: es un ramo de flores confeccionado por un profesional sólo para observar]

Cargando esto todo el camino hasta el octavo piso es en primer lugar agotador, pero no se puede ayudar es parte del trabajo.

Pasando por el mostrador de visitantes y caminando hacia la entrada, vi a alguien familiar.

Un individuo de complexión clara, con gafas y cabello castaño rojizo natural. Es Takayanagi Yasuchika. Llevaba una camisa blanca de cuello en V con un cárdigan* negro y pantalones grises. También llevaba un colgante de anillo en su pecho.

[*Cárdigan: chaqueta fina de entre temporadas]

— ¿Takayanagi-senpai?

— ¿….N? Ah, Sakurai-kun. ¿Qué estás haciendo aquí, y vestido de esa forma?

Por “forma”, se debía referir a mi camiseta y vaqueros, junto con este delantal. El nombre de la tienda estaba escrito en grandes letras sobre la ropa azul oscura.

Con una mirada, podrías decir que no estaba vestido como alguien que visita a un paciente.

—Es por el trabajo de medio tiempo. Estoy aquí como mensajero.

— ¿Mensajero? Ah, has venido a entregar flores a Madoka, ¿no?

Mirando el bouquet que cargaba, por algún motivo él asintió como si hubiera entendido algo.

—Eh, ¿Estás relacionado con Yukinoshita Madoka-san?

—Los Yukinoshitas son mis parientes. La joven señorita Madoka es propensa a enfermar y está a menudo hospitalizada en nuestro hospital. Yo, también, estoy más o menos aquí para visitarla así que si gustas, ¿puedo mostrarte el camino?

—Ah, lo apreciaría si pudieras hacerlo.

Pensando en ello, Subaru mencionó que el padre de Takayanagi era el Director de este Hospital.

La familia de Takayanagi es muy rica. Incluso yo no sabía qué provechoso es ser el Director de un Hospital Universitario, ser doctor es una profesión que definitivamente trae dinero, huh.

[Nota Naiarah: pobre iluso si supiera la de horas que hay que chuparse para poder vivir bien después… xD]

—Madoka está en la habitación 801. Eso está en el octavo piso, Edificio A en ala Este, tendremos que coger el ascensor aquí.

—Un Hospital Universitarios es enorme. Me habría perdido si estuviera solo.

—Si, contiene muchos de los departamentos médicos. Ah, es por aquí.

Los médicos y enfermeras que pasábamos todos saludaban a Takayanagi. Probablemente le conozcan de vista.

Después de hablar en la estación de enfermeras del octavo piso del ala este, llamé a la puerta de la habitación 801.

—Por favor entra.

Una dulce voz femenina se podía oír desde el interior. Esta voz probablemente pertenezca a Yukinoshita Madoka.

—Es la tienda de flores Flower Orb. He venido a entregar sus bienes.

Abriendo la puerta, una chica de aproximadamente mi edad estaba sentada en la cama.

Era una chica de piel tan blanca como Takayanagi y ojos claros como una bola de vidrio en una bebida Ramune*. Su cabello era del color de la miel.

[*Ramune: es un tipo de soda de Japón existen múltiples sabores]

—Son flores otra vez… no las necesito más. Te las puedes llevar de aquí.

Llevaba una especie de camisón sin mangas con una cinta del pelo de Swarovski. Su aspecto y forma de hablar era como una ojou-sama*.

[*ojou-sama: la traducción sería señorita es un honorífico para las hijas jóvenes de familias distinguidas.]

—Madoka. Estas flores te han sido enviadas por Kakitsubata-sama, lo sabes. ¿No sería mejor que al menos le des las gracias?

Takayanagi cogió la tarjeta del bouquet que estaba sosteniendo.

—Ah, de Kakitsubaka-sama… Es cierto, es una persona ruidosa. Si no le escribo una respuesta, las cosas se podrían complicar.

Aunque lo encontraba molesto, Madoka se levantó de la cama y con paso inestable se acercó a Takayanagi.

Es completamente esto, huh. Madoka es la rival si intentas capturar a Takayanagi, huh. Capturar a Takayanagi parece complicado con la existencia de un rival. A pesar de que me gustaría decirle a Mitsuki que se rindiera con él, si ella quiere a Takayanagi a toda costa, onii-chan no podrá detenerla.

Si es posible, prefiero que Mitsuki salga con el Príncipe, pero si ella por otros motivos prefiere a cualquier otro, sólo puedo apoyarla. Ya que técnicamente parece posible dirigirse hacia un final incluso si no es con el Príncipe.

— ¡Espera, ten cuidado!

Justo cuando estaba a punto de alcanzar a Yasuchika, Madoka perdió la fuerza y cayó.

Instintivamente me precipité y la atrapé con mis brazos. ¡Pequeña! ¡Ligera! Mirara como lo mirase Mitsuki no era tan ligera, ella era incluso más ligera y pequeña que Mitsuki. Como se esperaba, puede ser por su débil constitución. Que chica más preocupante.

—… suelta.

Madoka me miró con ojos de hielo. Uwah, tenebroso.

Asustado, quería soltarla, pero se veía como se fuera a caer si lo hacía. ¿Puede Takayanagi sustituirme y aguantarla mientras? Ella luchaba mucho, y como esperaba, no podría sostenerla apropiadamente. Me pregunto si podré hacerlo.

—Takayanagi-senpai, ¿puedes cambiarte conmigo y sostener a Madoka-san?

—Ah. Madoka aún no puede caminar apropiadamente, ¿no? De esta manera.

Cogiendo la mano de Madoka, Takayanagi agarró su cintura y la ayudó a sentarse en la silla.

Oh, que cortés. Como se espera de un bochan*. Más que un príncipe, se siente más como un mayordomo o un caballero.

[*bochan: sería señorito, el masculino para ojou-sama]

Quizás no lo había notado porque le he visto usando Lazo y Choke Sleeper y similares en Narahashi en la escuela pero él realmente es alguien de una buena familia.

—Esta persona, ¿quién es él? Parece tener una buena relación con Yasuchika.

—Él es Sakurai Makoto. Mi kouhai.

—Encantado de conocerte. Soy Sakurai Makoto. Estoy al cuidado de Takayagi-senpai.

Por un instante me miró, pero rápidamente apartó su mirada. Había una mirada aguda en sus ojos, ¿he hecho algo que haya causado que me odie en tan poco tiempo?

Ciertamente, ser retenida por un chico desconocido puede no hacerte sentir bien, pero era inevitable.

Mientras estaba preocupándome de mi mismo, Madoka se levantó de la silla y me abrazó.

Aunque estaba sorprendido, no tenía la posibilidad de empujarla lejos así que por ahora sólo soporté su cuerpo y devolví el abrazo.

—No entregaré a Yasuchika…

—Eh

—No te entregaré a Yasuchika. Recuérdalo. No importa cuánto te guste Yasuchika, le conozco mejor que tu.

Inconscientemente me puse rígido por las palabras que eran susurradas en mi oído.

¿Me gusta Takayanagi?

¿Cuándo he mostrado algún signo de eso? No creo que haya mostrado esa actitud, no por este instante, así que ¿cómo ha podido llegar ella a semejante malentendido?

—Madoka, no molestes a Sakurai-kun.

—Realmente lo siento, Yasuchika.

Madoka que se sujetaba a mi brazo puso más fuerza en su agarre y me clavó las uñas en la piel. Era indudablemente doloroso.

Como pensaba, ¡no voy a permitir que Mitsuki se acerque a Takayanagi!

SI este tipo de chica se acerca a Mitsuki, no sé qué podría hacerle. Sólo pensar en ello me hace estremecer. Está bien porque soy un chico pero no puedo permitir que el delicado y amoroso ángel, Mitsuki, sea víctima de Madoka. ¡Onii-chan no lo permitirá!

—Sakurai-kun, lo siento por esto. Te llevaré a la entrada.

—Ah, sí. Por favor hazlo…

Probablemente me pierda si vuelvo a la salida por mí mismo. Es por eso que si me muestra el camino sería genial, pero como esperaba, Madoka me está mirando.

Sin embargo, no importa. No es como si vayamos a vernos otra vez. Mientras juzgaba que estaba bien incluso si seguía así me dejé guiar por Takayanagi.

—Ja, Madoka, estoy contento de verte enérgica. Vendrá a visitarte con Junya la próxima vez.

—… Lo entiendo. Ten cuidado al volver, Yasuchika. Por favor dale recuerdos a Junya.

—Se lo haré saber. Madoka, no seas caprichosa y molestes a todos.

Ella es alguien a quien temer, Yukinoshita Madoka. Es realmente la definición de ojou-sama.

Pensando en ello, Subaru dijo que algunos de los personajes de captura iban acompañados de rivales. Pero esperaba que fueran más amigables. ¿No era esto más como un conflicto? ¡Es completamente un conflicto!

Si realmente quieres un desafío intenta capturarlo, es el camino por el cual ella realmente te atormentará.

Pero Mitsuki dijo que quería unirse al club de natación, huh. ¿Qué puedo hacer para salvar esto?

Entrar al club de natación y empezar a intimar con Takayanagi es muy peligroso. Uno sólo puede endurecerse y tomar el riesgo.

—Lo siento por esto. Madoka te ha dicho algo, ¿verdad?

En el momento en que entramos en el ascensor, Takayanagi finalmente abrió la boca.

— ¿Eh? A, ah. Ella dijo que no me acerque demasiado a senpai.

—Como pensaba, huh. Madoka está muy unida a mí. Piensa que soy algo que le pertenece.

El ascensor llegó al nivel 1.

— ¿Qué tipo de relación tienen Junya-senpai y Madoka?

En respuesta a mi pregunta, Takayanagi mostró una pequeña sonrisa.

—Amigos de la infancia, o algo así es una buena forma de llamarlo, huh. Particularmente Madoka y yo estamos juntos desde que nacimos. De hecho, Madoka probablemente tiene la intención de casarse conmigo desde que éramos pequeños.

— ¿Es Madoka tu prometida senpai?

Aunque no entiendo el mundo de los ricos, ¿aún piensan en cosas como esponsales y prometidos en esta era moderna?

Quizás es algo que Subaru añadió para hacer la historia más interesante. Pero es algo lamentable si la persona en cuestión no desea casarse.

—No estamos comprometidos oficialmente, pero nuestros padres probablemente estén de acuerdo si lo hacemos. Estaré fuera de la edad de casarme pronto. No sería una sorpresa si nos comprometeremos en algún momento.

— ¿Pero a senpai le gusta Madoka-san?

—Gustar… incluso si no, incluso si no me gusta ella de esa forma, esta es una situación donde no tengo opción más que casarme con ella.

Habiendome dicho eso, no podía decir nada como respuesta. No tenía el derecho de decir nada.

Aunque esto supuestamente no tiene nada que ver conmigo, Takayanagi seguro que lo tiene difícil.

¡Aunque se supone que no tiene nada que ver conmigo!


Bouquet: como se puede observar está arreglado sólo para ponerlo en un jarrón y disfrutar al observar.

♥ ❤ ♥

<Capítulo Anterior                Siguiente Capítulo>

★Capítulos★

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s