Dokidoki Renai – Capítulo 16: El escondite, la oscuridad y el primer amor (2)

—Eh, ¿por qué estás llorando?

—No estoy llorando

—… Pero, mis mejillas se están mojando

Narahashi quien se puso tan nervioso que las lágrimas le caían como en cascada, se las quitó con su manga. Sus hermosas mejillas se volvieron rojas.

Miré fijamente la cara de Narahashi mientras sus cejas se arrugaban y su boca se quedaba entreabierta.

Sería lindo si sólo fuera normalmente así de dócil y manso. Después de todo, su cara fue diseñada para ser algo amorosa. Aunque el Príncipe, Soutarou y Kaname eran también bellezas, Narahashi es del tipo refinado.

—Cállate. Odio a bunny-chan

A pesar de que hace sólo un momento era todo “deredere”*, de repente se volvió “tsuntsun”*. Qué diantres está pasando.

[*deredere: significa volverse cariñoso y tsuntsun es agresivo]

Ni siquiera dispuesto a conversar, de alguna forma se había vuelto increíblemente cansado. Mitsuki probablemente también estaría preocupada y aunque quería dejar a Narahashi atrás y volver a casa, no podía hacer eso. Además, me gusta pensar que soy alguien que no haría algo tan frío.

No importa cómo de desagradable encuentre a Narahashi, no puedo sólo abandonar a alguien que está llorando y volver a casa.

Incluso si ha tomado una actitud “tsuntsun”, aún se aferra a mi camisa tan fuerte que no puedo moverme ni una pulgada.

Mientras dejaba salir un pequeño suspiro preguntándome que hacer, la luz del fluorescente de repente se apagó con un ruido.

En menos de un segundo, todo se volvió muy oscuro. Estaba sorprendido, pero la luz de la luna entrando por la ventana era suficiente para determinar dónde estaba todo. Si sólo había eso, no había necesidad de asustarse, huh.

—Kaichou, ¿estás bien?

—Un… EI, bunny-chan

— ¿Un? ¿Qué pasa?

Narahashi finalmente liberó mi cintura.

Estaba contento de que me soltara pero mi cintura y mis hombros estaban entumecidos. Animando mis músculos entumecidos, de alguna manera me las arregle para sentarme y descansar mi espalda contra el cartón. Narahashi entonces se pegó perfectamente a mí y se sentó.

Aunque él estaba muy cerca, no era la atmósfera donde pudiera preguntarle para volver. Me quedaré callado y esperaré a que hable.

Narahashi miraba hacia un lado así que lentamente puse mi camisa en orden. No podía encontrar mi corbata con esta oscuridad. Olvídalo, la buscaré mañana.

—Bunny-chan, has dicho que hablo fácilmente palabras superficiales sobre el amor y que sólo tengo miedo de estar solo, cierto.

—… Ah, no voy a disculparme.

Aunque me sienta sinceramente arrepentido de que esas palabras le hayan hecho llorar, no pienso que haya hecho nada malo.

Eran palabras veraces. Me preocupan las futuras doncellas que ofrezcan sus cuerpos a este tipo por sus superficiales palabras de amor.

—Está bien. Es cierto después de todo.

— ¿Tienes miedo de estar solo?

—Es verdad. Estoy asustado. La soledad es algo aterrador.

La forma en la que habló estaba cargada de sentimientos.

Empezaba a sentir curiosidad así que me giré para mirar la cara de Narahashi y justo resultó que él me estaba mirando también. Por reflejo me aparté por la sorpresa de estar tan cerca.

—Cho, Narahashi-kaichou, estás demasiado cerca.

— ¿Tiene bunny-chan miedo de la oscuridad?

—Nop, sólo con esto está bien.

Debido a la iluminación de la luna en el almacén, estoy consciente de dónde estoy. Incluso si no, puedo sentir mi alrededor en un espacio tan estrecho.

Narahashi de repente se echó a reír y metió la mano por el hueco de mi camisa, acariciándome suavemente desde mi clavícula hasta mi pecho. Asombrado, me moví hacia atrás. Persiguiéndome, enterró su cara en mi nuca.

—Bunny-chan, eres genial, huh. Estoy asustado. Tanto de la oscuridad como de la soledad. Más aún de dormir solo.

¿Es por eso que el duerme con gente sin importar su género? Porque está asustado de la oscuridad, él está bien con dormir con cualquiera, huh.

Mientras pensaba que sus acciones eran imperdonables, un interés también surgió en mí, queriendo saber qué pasó para empujarlo a ir tan lejos.

¿Hice una cara que mostraba lo que estaba pensando? Narahashi levantó su cabeza de mi nuca y sonrió como un gato que está a punto de llorar.

— ¿Piensa bunny-chan que soy algún tipo de demonio del sexo que puede dormir con cualquiera? Lo piensas, no. Sé que todo el mundo me ve con esos ojos. Pero, esto es un malentendido.

— ¿Malentendido?

—No haría cosas obscenas sólo con cualquiera. Sólo lo hago con gente que realmente me gusta.

Inconscientemente puse cara de duda.

Después de todo, incluso cuando nos conocimos, él estaba a punto de tener un encuentro sexual con aquella chica brillante. No hay forma de que un chico y una chica medio desnudos estén montados a horcajadas por diversión. No es que tenga un pensamiento excesivamente sucio, cierto.

Lo que es más, esto. ¿No es esa chica tu amante? ¿Está bien que diga cosas como que Mitsuki es su tipo en su presencia? No puedo entender su forma de pensar.

Pero con la expresión que estaba poniendo Narahashi, no parece que esté mintiendo. Más aún, no importa que me mintiera o me decepcionara con esa cara seria.

El número de personas con las que Narahashi se ha acostado no tiene ni 1mm de conexión con mi vida.

—Por la cara que pones no parece que creas en mí. Pero lo que he dicho es verdad. No importa si me crees o no.

—Te creo. Si dices que es así, debe serlo. No te veas tan miserable.

—Pero bunny-chan me odia, ¿no?

Narahashi contuvo la respiración como si estuviera sorprendido, y su línea de visión vagó. La forma en que sus labios se curvaban como si estuviera enfurruñado era un poco adorable.

Aunque no sé si sus palabras golpearon un acorde dentro de mí, honestamente hablando, no encuentro a Narahashi atractivo.

Sin embargo, si tengo que decir que me disgusta de él, la única cosa es cómo suelta palabras superficiales de amor sobre Mitsuki y yo. Para poner las cosas claras, realmente no me importa las relaciones que tenga con los demás.

Cosas como esto, ¿me pregunto si Narahashi lo entiende apropiadamente?

—Ya, ¿Kaichou te gusto?

—Me gustas. ¿No te lo he estado diciendo desde hace tiempo?

—Lo único que le gusta a kaichou de mí es mi cara, ¿no?

Sólo he dicho algo narcisista, por favor pásalo por alto.

Otro me comentó que mi cara era completamente del tipo de Narahashi, no recuerdo que él alabara algo más.

—No lo sé. Pero en esta oscuridad, mi corazón late alocadamente. Sólo con pensar que bunny-chan está tan cerca mi corazón late tan rápido que me duele el pecho.

—Eso es porque estás asustado de la oscuridad, ¿verdad?

—Awawa, puede ser.

Narahashi que volvía a ser él mismo inhaló y lentamente abrió su boca.

—Pero… , si digo que no es sólo tu cara lo que me gusta, ¿bunny-chan se enamoraría de mí?

— ¿Un?

—Quiero llevarme mejor con bunny-chan. Puede parecer que mienta pero desde la primera vez que te conocí, realmente, realmente pensé que me gustabas. Pero no te lo dije porque no era característico de mí.

Narahashi que se estaba arrastrando por el suelo entrelazo su dedo con el mío. Incapaz de empujar su dedo hacia atrás o separarme, sólo le dejé sostenerlo.

—Como pensé, soy un mentiroso, huh, bunny-chan.

Narahashi era un auténtico mentiroso. A pesar de ser un mentiroso, estoy empezando cada vez más a encontrarle el atractivo. Aunque es por su simplicidad.

Pensando esa forma, me reí ligeramente.

—Te perdonaré si dejas de mentir.

Diciendo palabras alegres, recuperé el dedo que él estaba sosteniendo y agarré fuertemente su mano.

Aunque no pienso que me vaya a gustar Narahashi todavía, es cierto que una parte de mí estaba gradualmente teniendo una favorable impresión de él.

Como esperaba, es importante hablar las cosas. Ya que rápidamente le volví a evaluar cuando empezamos a hablar, me disculpo por esto. Es algo sobre lo que debo reflexionar, huh.

En este tiempo de menos de una hora, sólo hablando con Narahashi me ha hecho sentir que quiero saber más sobre él. Tengo la sensación de que podemos ser amigos aunque le haya odiado tanto antes. Pienso que puede llegar a gustarme.

—Parece que bunny-chan no es un enemigo. Gracias a Dios. No quiero mentir más a bunny-chan. Lo prometo, sólo a bunny-chan, le diré la verdad.

—Ya veo. Entonces también te prometo que no te mentiré. Sólo dentro de lo posible, creo.

—Awawa, eso es astuto de tu parte bunny-chan.

Mirando mi reloj, son alrededor de las 21:00. Hemos hablado durante la última hora.

En este momento, múltiples sonidos de pisadas vienen del corredor.

—La bolsa de Makoto aún está en la clase así que él tiene que estar aún aquí. Con ese kaichou del Consejo Estudiantil. Tenemos que salvarle.

— ¿Con el kaichou….? Entonces Mako-chan con kaichou-san.

—Lo entiendo. Entonces, buscaré en las aulas. Así Mitsuki-san puedes ir al primer edificio, Kiritani-kun por favor busca en esta área.

Juzgando por sus voces, parece que son el Príncipe, Yurino-sensei y Mitsuki.

¿Han venido después de esperar y esperar por mí y no aparecer? Aunque, no sé quién lo ha propuesto, estoy agradecido con esos tres.

Así los pasos de dos personas se fueron lejos, pero los pasos que sonaban como los del Príncipe se acercaban paso a paso.

¿Nos notará si elevo mi voz ahora?

—¡Kiritani, estoy aqu….!

—Makoto

Narahashi me agarró de la cintura cuando estaba a punto de gritar.

— ¿Kaichou…?

—Llámame, Junya. Makoto.

— ¿¡Eh!? A, hmm… bien entonces, Junya-senpai, voy a llamar por ayuda así que por favor suéltame.

De alguna forma Narahashi parecía tímido. No es el momento para ser tímido, creo.

E, qué es esto. Que con esta atmósfera. He tenido una momento como este antes también. Es la atmósfera de cuando un CG* aparece.

[*CG: traducción literal gráficos por ordenador pero se refiere a cuando en un juego obtienes una imagen]

¿Hubo momentos que me llevaron a eventos similares? No definitivamente no lo eran, ¿verdad?

—Está bien. No tienes que pedir ayuda.

— ¿Eh? Pero a este ritmo estarás en problemas, ¿cierto?

—No estaré en problemas. Quiero permanecer así, con Makoto.

El ambiente se había endulzado tanto que me sentía incómodo.

Puso su cara alrededor de mi nuca y frotó sus mejillas contra mi cuello. Exactamente qué significa esto.

E.. no puede ser, e… ¿no es esta atmósfera incluso más peligrosa que la que había cuando me empujó al suelo? ¿Estará mi castidad a salvo?

Sálvame… Estoy aquí… ¡Kiritani!

♥ ❤ ♥

<Capítulo Anterior                Siguiente Capítulo>

★Capítulos★

Anuncios

2 comentarios en “Dokidoki Renai – Capítulo 16: El escondite, la oscuridad y el primer amor (2)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s