Koushaku – Capítulo 47: La reflexión de Dorsen


Mi nombre es Dorsen Katabelia. Soy el hijo de Druna Katabelia, el actual Capitán de Caballeros. Desde que era joven, mi padre me dio clases de artes marciales. Me dijo que ya que estaría protegiendo a la familia real algún día, lo necesitaría. Me enorgullezco de esas palabras. Cada vez que comenzábamos las clases, trabajaba tan duro como pude. Estaba tan comprometido con mis estudios de artes marciales que cuando tuve que unirme a la academia, lo vi más como una molestia que como una experiencia beneficiosa. Preferiría quedarme en casa y estudiar bajo los caballeros de servicio activo que ir a la escuela y aprender. Pero ya que iba a ser el heredero, no tuve más remedio que ir.

Para empezar, puesto que yo estaba bastante tranquilo, tuve un montón de problemas para mezclarme. A menudo pensé que era inútil ir a la academia después de todo. Entonces un día, conocí a una chica bastante peculiar. Se presentó como Yuri Noir, la hija del Barón Noir. La conocí mientras estaba practicando sola en el campo de entrenamiento. Puesto que no mucha gente utiliza los campos de entrenamiento en la academia, me encontré viniendo aquí todos los días para aumentar mis habilidades.

—Impresionante-

Eso fue lo primero que me dijo.

—… ¿Qué es?

—Ah, mis disculpas. Vengo aquí casi todos los días, y veo que usted viene aquí todos los días. Siempre me preguntaba lo que estaba haciendo. (creo que algo se perdió en la traducción inglesa, tal vez le dice voy al fondo del edificio todos los días y veo que usted viene aquí todos los días… ni idea, es Yuri)

— ¿Al fondo del edificio?

Si recuerdo bien, la parte trasera del edificio tiene un campo de flores. Pero ya que nadie va allí debe haber un montón de malas hierbas.

—Sí. El campo de flores. Ya que nadie lo usa, pensé en cultivar algunas flores. Por supuesto, tengo permiso de la academia, sin embargo.

—No se vea tan sorprendida. De todos modos no iré a reportarle a la escuela.

—Ah… no había pensado en esa posibilidad. No, eso no es lo que quería. Quiero decir que es muy raro que una dama estés jugando en la tierra, ¿verdad? Es por eso que estaría feliz si no lo comenta demasiado.

—No es como si estuvieras molestando a otros, ¿verdad? No diré nada al respecto.

—Eso es genial. ¿Y qué haces todos los días?

—¿No lo sabes?

—Puedo ver que estás entrenando… pero no puedo ver por qué razón. Teniendo en cuenta que ya estás tomando una clase de Artes Marciales Militares, es extraño.

Las artes marciales militares se considera una clase electiva, y mucha gente con una afiliación a la orden la toma. Si no, podría ser que la gente quiera aprender autodefensa, o hijos que no tienen ninguna posibilidad de heredar y por lo tanto necesitan unirse a la Orden.

—No estoy entrenando para complementar mis clases.

—¿Es eso así?

—Sí. De hecho, he estado entrenando para poder ofrecer mis servicios a la realeza.

La muchacha, que antes había estado en blanco, soltó una risita.

—Es un ideal encantador. Si estuviera protegida por alguien con ideales tan fuertes, no tendría ninguna preocupación.

Me acordaba de esa sonrisa y me reía un rato… Después de aquella ocurrencia, ella empezó a venir y verme practicar. Cuando yo estaba entrenando, nuestras conversaciones eran bastante francas. Al principio ignoré su presencia, pero después de un tiempo comencé a mirar hacia adelante a la hora que ella aparecería. Ella comúnmente alabó lo que yo pensaba que era la norma, y dijo que era increíble e impresionante. Esas mismas palabras se convirtieron en mi motivación y mi entrenamiento finalmente se aceleró. También empecé a pensar que mi espada no era sólo para la familia real, sino también para ella.

Cuando me di cuenta de que me enamoré de ella, ya se había comprometido con Edward, el segundo príncipe. Al principio me sentí abatido, pero todavía sentía que necesitaba protegerla. Mantuve estos sentimientos, y finalmente las contradicciones entre mi creencia y el destino comenzaron a aparecer. Cuando noté estos cambios, me tranquilicé un poco y prometí que la protegería con lo mejor de mi capacidad.

Así que cuando el príncipe Edward y Lady Yuri se enfrentaron a la hija del Duque Armelia, me alineé con Lady Yuri. Después de que exiliamos exitosamente a Lady Iris, sentí como si hubiera protegido con éxito a Lady Yuri.

—¿Cómo pudiste haber hecho tal cosa?

Había sido llamado por padre. Mientras me preguntaba de qué estaba hablando, padre suspiró pesadamente.

—¡Estoy hablando del caso de la hija del Duque Armelia!

—… No puedo entender lo que he hecho para merecer que me griten tanto.

—¿Esa es tu verdadera respuesta?

—Sí.

—Es inasequible levantar la mano contra los duques, pero sería más irrazonable levantar una mano contra una mujer. ¿Ya no estás tomando el Código del Caballero a pecho?

—¿Así que…? La hija del Duque Armelia estaba molestando a Lady Yuri.

—¿La has visto molestar a Yuri?

—N-No, yo no… Pero llamarlo un rumor sin fundamento…

—¿Has sido testigo de esa escena exacta? ¿Lo has oído pasar?

—N-no…

—¡Me das asco! Tú no tenías ninguna evidencia, pero procediste a levantar la mano contra una mujer. Aún más, ya que estabas en contra de la prometida del Segundo Príncipe. Eres una desgracia para los caballeros. Has manchado nuestra casa, y además has mancillado el honor de un caballero.

—Pero yo estaba…

—No estoy escuchando tus excusas. ¡Ve a refrescarte la cabeza en penitencia!

Yo, que no podía decir nada en respuesta, fui llevado por un mayordomo a una habitación cerrada con llave. Después de eso me tomé un tiempo fuera de la escuela en penitencia. Yo tenía prohibido entrenar, y pasaba mis días dando vueltas en mi habitación.

No podía entender por qué me trataron de esta manera. Sólo quería protegerla. Pero lo que mi padre dijo, “Tú has manchado el Código del Caballero”, siguió girando a través de mis pensamientos.

Mientras estaba pensando, fui llamado por mi madre.

—Ha pasado mucho tiempo, Dorsen.

Recordé que había pasado mucho tiempo desde que tuve una discusión con mi madre. En una fecha reciente, yo había pasado incluso mis fines de semana en la Academia, pero desde mi arresto domiciliario me había quedado en mi habitación.

—Ha sido un tiempo.

Delante de mí había una lata de té y una montaña de algo que nunca antes había visto, como pasteles de té marrón.

—Eso se llama chocolate. Ha llegado a ser bastante popular en la capital en los últimos tiempos. Prueba.

Por recomendación de madre, puse uno en mi boca. Estaba delicioso. Era dulce y un poco amargo, un sabor muy sofisticado.

—Un conglomerado dirigido por la Casa Armelia comenzó a venderlo.

—La casa Armelia…

—El rumor es que Iris fue quien lo inventó.

Mi madre frunció el ceño mientras murmuraba el nombre de Lady Iris.

—Oye, Dorsen. ¿Puedes decir que hiciste lo correcto?

—¿Lo correcto?

—Sí. Para ser honesta, lo que hiciste fue un problema muy grande dada la situación de nuestra casa, pero dejándolo a un lado, ¿de verdad crees que hiciste lo correcto?

No podía entender el verdadero motivo de Madre. Pensé que hice lo correcto. Mientras estaba bajo arresto domiciliario, reconsideré las palabras de mi padre. Padre probablemente quería que me diera cuenta de que, como un futuro representante de la Casa Katabelia, tuve que tener en cuenta mi posición social en primer lugar. Si es así, no tengo razón para avergonzarme de mis acciones. Si yo era capaz de protegerla, mi familia no importaba.

—¿Sabes, Dorsen? Esto es un poco grosero de decir, pero tendrías que haber estado del lado de Lady Iris.

—¿Por qué razón, madre?

—Cuando Lady Yuri cortejó a un hombre con una prometida, y ese hombre terminó siendo robado, diría que el acoso de Lady Iris no era desacertado. Una mujer que ama a su prometido  y lo tenía seducido por otra mujer. No era injustificado que Lady Iris canalizara todos sus celos y odio hacia Lady Yuri.

—Es decir…

—El hombre que amaba fue robado. Incluso fue exiliada de la sociedad porque ustedes la enfrentaron frente a todos.

Recordé sus últimas palabras en la Academia. Las lágrimas corriendo por su rostro, ella dijo: “¿Qué más planean tomar de mí? Primero mi prometido y luego mi posición…”

—Veo estas teacakes¹ como su resolución. La resolución de vivir sola, de pasar a través de la sociedad sin tener que depender del matrimonio. Teniendo en cuenta que fue desterrada de la sociedad y su compromiso fue anulado, encontrar otro compromiso sería casi imposible. Dorsen, tú… Levantaste la mano contra esa chica, apoyaste una conspiración, y en la parte superior la miraste hacia abajo… ¿Crees que es correcto como un caballero?

—Es decir…

Ni siquiera podía objetar. No lo había pensado. No había visto que estaría sufriendo, que estaría deprimida… No había considerado esas cosas obvias.

—Entiendo que querías proteger a la chica que te gustaba. Pero ¿Realmente perfeccionaste tus habilidades por esa sola razón? ¿Te sentiste satisfecho al levantar la mano contra esa chica?

Las palabras de mi madre apuñalaron aún más mi corazón. Comencé a pensar que ella tenía razón, pero tampoco hay vuelta atrás.

—No puedo decir mucho porque no soy un caballero, pero puedo decir con seguridad, que lo que le hiciste a Lady Iris es lo mismo que la violencia pura.

Cuando padre me dio una conferencia, todo lo que pude sentir fue desprecio. Pero ahora sentía punzadas de confusión y pesar.

—Deberías reflexionar más sobre tus acciones.

Después de conversar con madre, me permitió regresar a la Academia diciendo que muchas ausencias eran malas. Asistí a mis clases como de costumbre, y una vez más volví a los campos de entrenamiento. Quería limpiar mi mente después de escuchar a madre. Tal vez quería huir de la verdad que madre me había revelado, o las palabras de Lady Iris. No estaba seguro de cuál. Me gradué de la escuela evitando ver a Lady Yuri o al Príncipe Edward.

Después de la graduación, como estaba planeado, me uní a la Orden. Continué mi vida aprendiendo bajo mis mayores.

Entonces un día, una batalla simulada con el ejército fue anunciada. Estaba confundido en cuanto a por qué fui invitado. He aceptado la invitación, ya que sería una gran oportunidad de todos modos.

Allí apareció el General Gazelle. Aunque está afiliado con el ejército, el General Gazelle es bien respetado en la orden también. Junto a él estaban sus aprendices. Al enterarse de que esos dos eran sus aprendices, el Ejército y la Orden comenzaron a susurrar. Para ser honesto, incluso si uno quería ser enseñado directamente por el General Gazelle, era imposible. Su popularidad hizo imposible encontrar estudiantes.

Después de ser presentado a los tres, los partidos comenzaron. La multitud parecía estar más emocionada con cada partido. Finalmente llegamos a 2 victorias y 2 derrotas. El siguiente sería mi turno.

Esperándolo, me levanté. Delante de mí había un tipo del Cuerpo del Ejército. Cuando el tiempo marcó el comienzo del partido, el General Gazelle declaró que deberíamos luchar contra sus dos aprendices en su lugar.

Interesante… Pensé. Para luchar contra los aprendices de mi ídolo… Estaba emocionado de ver lo hábil que son. Estaba emocionado de ver cuánto había crecido.


  • Teacake¹: Un teacake o tea cake es un tipo de pan o pastel servido tradicionalmente para acompañar al té de la tarde, si bien el término puede extenderse a cualquier tipo de pastel lo suficientemente consistente como para tomarse con los dedos.

♥ ❤ ♥

<Capítulo Anterior                Siguiente Capítulo>

★Capítulos★

Anuncios

3 comentarios en “Koushaku – Capítulo 47: La reflexión de Dorsen

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s