DokiDoki Renai – Capítulo 2: El estudiante de transferencia y el papá y la mamá (2)


Después de un paseo de 15 minutos desde la estación Tachibana, desembarcamos en la estación Hanagaki para ir a la Escuela Izumino.

Nos mezclamos entre una multitud de chicos y chicas que llevaban el mismo uniforme,  e incluso vi a unos cuantos chicos de secundaria que llevaban el clásico uniforme japonés de estilo Gakuran. Debe haber otra escuela secundaria en el vecindario.

—Mako-chan ¿donde crees que está la sala de profesores?

—No lo sé. Vamos a preguntarle a algunas personas de por aquí

Había perdido las palabras cuando mire al campus que era del tamaño de un castillo, ¿esa era la escuela Izumino?

Mitsuki estaba nerviosa y se aferraba al dobladillo de mi uniforme. Mirándome con los ojos hacia arriba, Mitsuki era de hecho la heroína, ella era tan linda que era increíble. El epítome de la feminidad.

Aunque pude haber sido mujer, no puedo evitar querer proteger a Mitsuki … era el tipo de pensamientos fraternales que tenía. Me sorprendí a mí misma por esto..

Me aclaré la garganta, y Mitsuki se volvió para mirarme, desconcertada.

—Le preguntaré a alguien, así que Mitsuki, sólo quédate aquí y …-

—Disculpe. ¿Podría decirme dónde está la sala de la profesores?

Antes de que pudiera terminar, Mitsuki agarró a un estudiante y le preguntó por el paradero de la sala de profesores.

Como se esperaba de una heroína de juego Otome, ella misma puso manos al asunto.

Había olvidado que la heroína del juego otome de Subaru era una emprendedora. Si la heroína era demasiado tímida, la historia nunca llegaría a ninguna parte.

—Mako-chan, ¡él dijo que está allí!

Incapaz de notar mi monólogo interno, Mitsuki volvió sonriendo como si nada hubiera pasado.

—Ah, allá. Entonces vamos.

Mitsuki encabezó el camino con entusiasmo, y la seguí de detrás a la sala de la Facultad.

Sólo habían pasado 30 minutos desde el shock por ser arrojada al juego de Subaru “Heartthrob Love Revolution”, y me sorprendí por lo mucho que ya me había adaptado. Creí desde el fondo de mi corazón esto todavía podría ser un sueño.

Cuando entramos en la sala de profesores, un maestro nos saludó con la mano desde la ventana, al otro lado de la habitación.

Mitsuki y yo nos acercamos al hombre que nos saludaba. Parecía ser un nuevo maestro, y se parecía más a un hombre asalariado, con su cabello negro bien cortado y su suave expresión.

Al ver las líneas de risa alrededor de su boca, este profesor era probablemente el tipo que se reía mucho. Parecía un maestro serio, pero algo acerca de él emanaba cierto atractivo sexual.

Tal vez era por sus grandes, redondos y  jóvenes ojos, pero era un poco lindo. Y sin embargo, ese atractivo sexual seguía extrañamente allí.

Nuestro maestro tenía una copia impresa con nuestra transferencia y estaba poniendo una cara pensativa a los nombres que estaban  inscritos allí.

—Así que eres Makoto Sakurai-kun, y tu debes ser Mitsuki-san?

—¡Ah, sí! Soy Mitsuki Sakurai, y este es Makoto.

—Voy a ser tu maestro entonces. Soy Tamaki Yurino, maestro de biología.

Tamaki Yurino. Sentí como si hubiera escuchado ese nombre antes. Estaba segura de que en Heartthrob Love Revolution, o LoveRevo para abreviar, esta era algún tipo de introducción al personaje.

El maestro del salón de clases era casi siempre un interés amoroso en los juegos escolares Otome. Quiero decir, vamos, era muy guapo. Si él era sólo un personaje de fondo, entonces el nivel HOT de los verdaderos intereses amorosos sería ridículo.

—Ah, ese soy yo.

Al menos estaba bastante seguro de que era mayor. Mi conocimiento del juego seguía siendo un poco vago, así que estaba preocupado de que hablara fuera de lugar, pero Mitsuki no dijo nada así que debí haber estado en lo cierto.

Yurino-sensei me estaba mirando. Aunque éramos gemelos, Mitsuki y yo no nos parecíamos para nada y estoy seguro de que por eso me miraba así. Bueno, eso conocer a gemelos era fascinante. Sin embargo, su mirada fija estaba llegando al punto de ser incómodo.

—¿Makoto-kun?

—Sí. Sé que suena como el nombre de una chica, así que tal vez eso me hace una chica …

—Haha, mi nombre también suena bastante femenino, así que puedo simpatizar. Por el contrario, mi hermanita tiene un nombre bastante masculino … er, supongo que eso no es realmente importante. Ah, bien, ustedes dos están siendo transferidos a la segunda clase del año A.

Incluso si accidentalmente me llamaba a mi misma una chica, supongo que estaba en el nivel en el que difícilmente sería confundida por una chica. Es un poco chocante.

Yurino-sensei se levantó de su asiento, y de pie junto a él, me di cuenta que media una cabeza más que yo.

—Bueno, pues, sigamos nuestro camino. ¿Estás listo para conocer a tus nuevos compañeros?

Había pasado por tanto estrés y schock en sólo la última media hora, que esto apenas era lo suficiente como para preocuparme.

Pero pude ver que Mitsuki estaba muy nerviosa. Tenía la cara rígida y los dedos le temblaban. ¿Esta es la chica que hace unos minutos caminó hacia un total desconocido?. Que ella esté nerviosa ahora, me hizo reir.

—Está bien, Mitsuki. Estoy aquí contigo.

Me aferré a la mano de Mitsuki para calmarla. No tenía ni idea de lo cerca que estaban Mitsuki y Makoto, pero con Mitsuki siempre pegada a mí y llamándome “Mako-chan, Mako-chan”, estaba seguro de que sosteniendo su mano estaría bien.

Efectivamente, Mitsuki se relajó y sonrió. Todavía estaba un poco tiesa, pero la expresión en su rostro se había suavizado. Ella debería estar bien.

—Mako-chan es confiable como siempre. Estuviste un poco raro esta mañana, pero ahora vuelves a ser el Mako-chan normal.

Mitsuki sonrió, completamente aliviada.

El súbito elogio de Mitsuki hizo que mi corazón deje de latir. Sabía que estaba siendo un tonto, pero me hizo darme cuenta de que no era su verdadero “Mako-chan”.

Mi corazón se encogió.

Me preguntaba qué haría Mitsuki si descubriera que no era su verdadero hermano. Podría haber sido Makoto Sakurai en cuerpo, pero en realidad no era el hermano de Mitsuki.

Caminé junto con Yurino-sensei y Mitsuki, la angustia creciendo dentro de mí. Mitsuki todavía no había soltado mi mano.

Aunque podemos ser hermanos, ¿Qué deben pensar los demás al vernos caminar alrededor de la escuela de la mano?

Aun así, su agarre era más fuerte de lo que pensaba, ella no me dejaría ir.

—Estamos aquí, vamos entren.

Mitsuki finalmente soltó mi mano.

Siguiendo detrás de Yurino-sensei, entramos en el aula  2-A. Era una clase pequeña de apenas 30 estudiantes, y estaba dividida de manera uniforme entre niños y niñas. … Sin embargo, puede haber habido algunos más chicos.

Todos los estudiantes nos miraban, la curiosidad brillaba en sus ojos. Me disculpé interiormente a las chicas de la clase que probablemente esperaban un estudiante de transferencia realmente guapo; Perdón por tener una cara tan normal.

—De acuerdo, permítanme presentarles a los estudiantes de transferencia. Empezaremos con el hermano mayor.

—Ah bien. … Umm, soy Makoto Sakurai. Encantado de conocerlos.

—Y yo soy Mitsuki Sakurai. Estoy deseando estar en clases con todo el mundo, incluido a mi hermano gemelo Makoto.

Mitsuki rápidamente inclinó la cabeza, su cara completamente roja. Seguí su ejemplo y me incliné también.

—Puede que haya sido una introducción bastante temeraria, pero no tuve la sensación de que a nadie le molestaba. Más bien, ella era muy linda. Todos los chicos deben estar muy felices de que una niña tan linda haya sido transferida a su clase.

—Entonces, Mitsuki-san, estarás sentado al lado de Fujisaki-kun. Fujisaki-kun, por favor levante la mano

—Ah, sí. Tu asiento está aquí pequeña Sakurai.

El estudiante llamado Fujisaki parecía un chico normal que seguía los reglamentos escolares, con la excepción de su cabello increíblemente rubio y  mechones de pelo rojo. Su aspecto letárgico y su buena manera de hablar estaban en desacuerdo con sus afilados ojos.

Mitsuki se sentó en el asiento al lado de Fujisaki, y parecía estar teniendo una conversación bastante divertida con él. Me hizo sentir un poco solo. Me pregunté si era así cómo se sentía un padre cuando le pedían la mano de su hija en matrimonio.

—Makoto-kun, estarás al lado de Tsubaki-kun. Tsubaki-kun, por favor levante la mano.

Dejé que mis ojos se movieran sobre los estudiantes tratando de localizar al tipo llamado Tsubaki.

Estaba más afuera en la parte de atrás, a dos filas de la ventana. Espera un minuto, ¿no era el estudiante que conocí en el baño ni siquiera hace media hora? Ese joven con la sonrisa amistosa.

Y hablando de eso, esa sonrisa todavía estaba pegada en su rostro mientras me hacía señas con la mano. Realmente era ese tipo. Yurino-sensei me dio un pequeño empujón en la dirección de Tsubaki, y me senté en mi escritorio en el asiento trasero junto a la ventana.

El profesor dio los anuncios de la mañana y luego salió del aula. Al segundo que él salió Tsubaki me tocó el hombro.

—Hey, eres el tipo que conocí antes, ¿verdad?

—Yo tenía razón, tú eres el tipo del baño de la estación.

—Sí, ese soy yo. No sabía que ibas a ir a mi escuela. Ah, mi nombre es Soutarou Tsubaki.

Mi primera impresión de él no cambió. Era como un gran perro amable.

—Bueno, entonces Tsubaki, un placer conocerte.

—Souta, ¿ya estas siendo amigable con el estudiante transferido?

El rubio de antes se acercó a nuestros asientos y entabló una conversación con Tsubaki. De repente, volvió su mirada hacia mí, y él sonrió y asintió con la cabeza.

Aunque tenía el pelo rubio como un delincuente, parecía un chico muy guay. Cuando yo estaba en la escuela secundaria, cualquier persona con el pelo que amarillo habría sido alguien a evitar. Pero tal vez sea por … eso. En los juegos de Otome, los personajes necesitaban tener una apariencia distintiva. Ya que no era fácil distinguir a los personajes sólo por su rostro, su cabello se utilizaba como su rasgo identificable.

—Ah, Kana. Sí, ya conocí a Mako-chan en la estación Tachibana.

—Correcto, nos encontramos cuando yo tenía una crisis existencial en el baño

—¿Baño?¿Crisis?

El chico rubio llamado Kana me miró en blanco por un momento después de repetir mis palabras, luego estalló en una carcajada.

No fue tan gracioso, ¿verdad?

No sólo eso, Tsubaki simplemente casualmente me llamó Mako-chan. Supongo que no me importaba. Entonces lo llamaré Soutarou.

—¿Te pusiste tan nervioso con la transferencia que tenías que ir a carreras?

—No, Mis movimientos intestinales son bastante normales, muchas gracias.

—No puedo creer que hayas dicho “movimientos intestinales” con una cara tan seria … Mako-chan, eres genial, tan divertido!

¿De verdad dije algo tan gracioso? Para mí, la forma de Kana para divertirse era mucho más entretenido.

Verme mirarlo con una expresión tan dudosa le hizo reír mucho más.

—Soutarou, haz que este hombre deje de reír.

—¿Qué? Yo…?

Soutarou me miró con sorpresa cuando use abruptamente su primer nombre.

—Mis instintos me dicen que Soutarou es el único que puede hacer que Kana deje de reír

—Sí, de hecho, estás en lo correcto.

Mientras de verdad me sorprendía por mi forma de adaptarme, había llegado a la conclusión de que esto no era un sueño. De alguna manera, tendré que hacer mi camino a través de todo esto.

Sin embargo, si es posible, ¡ven a salvarme  Subaru!

♥ ❤ ♥

<Capítulo Anterior                Siguiente Capítulo>

★Capítulos★

Anuncios

Un comentario en “DokiDoki Renai – Capítulo 2: El estudiante de transferencia y el papá y la mamá (2)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s