Burikko – Capítulo 9: 7 años de edad – J de corazones


—¡No seas tan arrogante, maldito mocoso!

—¿Por qué diablos le dieron un trabajo más alto que el nuestro?

Hahh… Los chicos que eran mis compañeros de trabajo estaban peleando conmigo.

Donde quiera que vayas, hay idiotas como estos, huh ¿Son un poco mayores que yo…?

Son un grupo que ignora sus propias deficiencias y utiliza razones como el estatus social y la edad para discriminar a otros.

¿Van a pelear con un aprendiz de siete años?

♦ ♦ ♦

—Ahahahah, también lo tienes difícil, huh

Después de reunirse con Camille por primera vez en un tiempo, ella se rió fuertemente. Parece que ella vio lo que pasó justo ahora.

—Sólo porque es problema de otra persona…

—Me dicen eso también, ya sabes, me llaman “Chica Conectada”… P-Pfft… Porque soy la hija de un marqués, sin embargo es verdad.

Al ver a Camille hablar de ello como si no fuera un problema, empiezo a sentirme como un idiota por enfadarme.

—Royce-sama dice que vendrá una vez que terminen sus clases, ¿sabes?

—Parece que va a tomar un poco más, huh…

Debido a que hoy tenía asuntos en el castillo, todos decidimos reunirnos este día.

Camille y yo somos candidatos para sus futuros ayudantes, así que hay muchas oportunidades de reunirse con Su Majestad durante los descansos entre nuestro trabajo.

A veces también me encuentro con él a solas, pero también hay días en que nos reunimos junto a Camille.

—Achille, ayudarás a Royce-sama con sus estudios ¿cierto?

—Cuando me pregunta, sí. Su Alteza tiene numerosos tutores privados con talento, así que creo que sería más rápido preguntarles, pero…

—Pero tú explicas las cosas fácilmente, ¿verdad? Quiero decir que te acordaste inmediatamente de las cosas de ciencia política que te enseñaron el otro día.

Parece que Camille es mala en el estudio. No fue así en el pasado, pero recientemente ha habido una tendencia obvia hacia ello.

Ella se concentra demasiado en la magia.

A cambio de la negligencia en sus estudios, su capacidad mágica ha estado creciendo recientemente en un ritmo extraño.

Tanto sus brazos como sus piernas están marcados con tatuajes mágicos ahora, y lo ha hecho siendo una mujer.

Sin embargo, Camille no se preocupa en absoluto por cómo la ve la sociedad y sólo sigue marcándose a sí misma con sus tatuajes personalizados de patrones extraños como mariposas, corazones o alas de ángel.

Y sólo desearía que dejara de sacarse su ropa exterior y tratará de mostrármelos cada vez.

Esa vez cuando ella intentó mostrarme la rosa o cualquier tatuaje en su pecho, no tenía ni idea de qué hacer, ya sabes.

—¡Ahh-! ¡Oneechan!

De repente, una niña de piel oscura salió corriendo de la nada. Es alguien que he visto.

Esta mujer era… una de las seguidoras del hijo del príncipe real, ¿no?

—¿Mei-chan?

¿Ustedes son conocidas?

—Oneechan, aunque te pedí que vinieras a jugar, ¿por qué no vienes?

—Lo siento, Mei-chan. Hay algunas razones adultas detrás de eso.

—Realmente… Entonces ¿está bien si voy a jugar?

—¡Por supuesto!

Por alguna razón esta mujer se ha acercado a Camille, aunque se supone que son enemigas.

—Efectivamente, por supuesto que esto no es bueno… Cielos, justo cuando me preguntaba a dónde se fue…

Por detrás de la mujer llamada Mei apareció el hijo del príncipe real, Raiga Transbaal.

—¡Nooo! ¡Quiero jugar con Oneechan!

—… ¿Te importaría no atraer a mi acompañante?

Raiga observo fijamente a Camille con una mirada fría, pero Camille no se preocupó en lo más mínimo.

¿Desde cuándo se conoce con Raiga? A pesar de que se supone que los dos se están evitando completamente entre sí.

Incluso para las áreas en las que están activos, la Facción del Rey se encuentra en el edificio oriental, mientras que la Facción del Príncipe Real está aislada en el edificio occidental, así que a excepción del trabajo, hay pocos lugares donde estén juntos.

Hablando de eso, este era el edificio central ¿no?

El edificio central tiene un montón de lugares de trabajo, por lo que ambas facciones van y vienen.

—Lo siento, Mei-chan, tu maestro matón dijo que no podíamos jugar… Me gusta Mei-chan, pero no hay nada que pueda hacer, ¿eh…? (En cuanto a esto y aquello.)

—¡Raiga-sama, tú idiota!

Con eso, Mei corrió hacia el edificio occidental. Camille se está riendo con alegría.

—Túuu… Esta es la séptima vez. Te dije que no te involucraras con Mei, ¿no te lo dije?

Parece que los dos sorprendentemente están en contacto a menudo. A pesar del hecho de que son hostiles, tal parece que Raiga y Camille están relajados uno con el otro.

—Mei-chan es la que viene a , así que no puedo rechazarla.

—Tsk…

Con una expresión agria, Raiga desapareció rápidamente en dirección al edificio occidental.

Camille agitó la mano en un saludo. Realmente no conoce el miedo.

♦ ♦ ♦

Vajillas costosas y pequeñas mesas redondas que parecen ser populares entre las mujeres, estaban alineadas en el amplio jardín.

Una fiesta en el jardín sólo de nombre, fue en realidad una reunión para fortalecer los lazos de la Facción del Rey. Por supuesto, los miembros eran todos nobles de la Facción del Rey.

Desde hace algunos años, la familia del marqués Rhodolite y la familia del vizconde Jade pudieron ser invitadas aquí también.

La fiesta de hoy fue una en que se invitó a los hijos de estos nobles también. Camille y yo fuimos igualmente invitados, así que asistimos.

—¡Achille-samaa!

—Kyaa, ¡por favor, mira hacia acáaa!

—¡Aahh! ¡Justo ahora, nuestros ojos se encontraron!

Soy ridículamente popular entre las jóvenes de mi edad.

Es molesto pero, no puedo olvidar ser sociable. Después de todo, esto podría ser útil un día, ¿cierto?

De repente sentí una mirada y cuando me di la vuelta, encontré que era Camille, con un té negro en una mano, mirando hacia acá con una sonrisa.

—¡Oye, asesino de señoritas!

Se burló de mí con palabras que podrían venir de mi padre borracho… Es algo irritante.

Camille no tiene hombres a su alrededor.

Puesto que su cuerpo entero está marcado con tatuajes mágicos, si me preguntas es natural, entonces lo es, pero…

Cuando Camille hizo su debut, estaba rodeada por un enorme grupo de hombres. Como yo, ellos eran segundos y terceros hijos con el objetivo de casarse con su familia.

Probablemente estando harta de eso, ella decidió intentar asistir con todos sus tatuajes mágicos. Era un pensamiento superficial, pero súper efectivo.

Sin embargo, retroceder tan fácilmente sólo por los tatuajes mágicos, que montón de chicos inútiles.

—¡Royce-samaa!

—¡Kyaaaa! ¡Qué maravilloso!

—Haah… Esa sonrisa, es tan deslumbrante que estoy mareada…

Su Alteza también es popular. Donde quiera que fuera, voces agudas gritaban.

—Royce-sama… ¿No vamos a tener una charla por allá?

—No, Royce-sama lo hará conmigo…

—¡No! ¡Conmigo!

—¡Zorra! ¡Aléjate de Su Alteza!

—¡Qué! ¡Tú lo eres…! ¡Ah! ¡Tú que estás allá! ¿Te importaría no robarnos nuestros avances?

Una batalla entre cinco, seis mujeres se desplegó alrededor de Su Alteza.

—¡Royce-sama va a comer pastel conmigo!

—¿¡Qué era esooo!? ¡Maldita mujer tatuada!

—¿¡Qué!? ¡Tú monstruo maquillado…! ¡Aunque seas una niña!

En algún momento, Camille se unió a la batalla.

Esa única zona se convirtió en caos. No quiero estar cerca de un lugar tan extraño.

—Achille…

Su Alteza caminó inseguro hacia mí. Parece que su espíritu se eliminó al ver la fea disputa entre las mujeres que se desplegaba ante sus ojos y vino aquí para escapar.

Después de que le ofreciera una silla cercana, él básicamente se derrumbó en ella.

—Eso me pareció rudo.

—Mn… estoy un poco cansado. Todas estas jovencitas son enérgicas, eh.

—Para mujeres como esas, ¿no podría usar a Camille como repelente de insectos?

Ella es una guardiana excesivamente leal y tiene buena disposición hacia Su Alteza, y sin embargo no desea convertirse en reina. Mientras estoy diciendo esto, debo mencionar que ella no está actuando en interés propio tampoco y no está buscando una recompensa.

En verdad, una compañera excesivamente dedicada y conveniente.

—Mmmmmn, pero ya sabes…

—¿Qué es?

Su Alteza parecía que estaba teniendo problemas para decir algo, mientras él hacía contacto visual conmigo. Es como si estuviera tratando de hacerme decir algo.

—…Achille, ¿estás bien con eso?

— ¿Lo siento…? Para empezar, ¿por qué me pregunta algo así?

Al oír mis palabras, Su Alteza dejó escapar un enorme suspiro. Es raro que él tome esa actitud.

Él es amable con todos sin distinción y es una persona que en cierto sentido es el modelo mismo de un “príncipe”.

—Tú sabes, Achille. No deberías hacer algo así a la chica que te gusta, ¿sabes?

—¿Ahh?

¿Me “gusta”…? ¿Me, gusta, Camille?

Aunque estoy delante de Su Majestad, dejé escapar un sonido estúpido.

—Siempre estás pensando en Camille, ¿verdad? Cuando Camille me está prestando atención, tu estado de ánimo se vuelve pésimo después de todo.

—Ese no es el caso.

—¿No fuiste tú quien reaccionó primero cuando Camille fue apuñalada? Tú también le diste los primeros auxilios y después te ocupaste de ella todo el tiempo, a fin de cuentas.

—Eso fue sólo una coincidencia… En esa ocasión el Marqués se quedó atascado con las repercusiones y Su Alteza no pudo salir de la habitación, después de todo.

Su Alteza suspiró de nuevo ¿Solo, por qué?

—¿Su Alteza no siente nada por Camille…?

Inconscientemente, algo más que las palabras que había preparado salieron de mi boca. Aunque no tenía intención de preguntar tal cosa.

Su Alteza hizo una expresión de sorpresa, pero es demasiado tarde para retractarme de mis palabras ahora.

—¿Yo? ¿Sobre Camille?

—Quiero decir justo ahora, ella participó en la “Batalla por Su Alteza” ¿no lo hizo ella?

A pesar de que tiene una buena disposición tan obvia hacia él, Su Alteza no parecía en lo más mínimo influido por Camille.

—Yo… me pregunto si es ese tipo de “buena disposición”. Camille absolutamente nunca ha cruzado una cierta línea, y… es por eso que puedo seguir estando alrededor de ella, no obstante.

Con esas palabras, Su Alteza profundizó en su pensamiento. La buena disposición de Camille no tuvo ningún efecto en absoluto.

—¿Está diciendo que no siente nada por Camille, Su Alteza?

—Me gusta Camille, pero no creo que estos sentimientos sean románticos. Ella es quién sucederá en la casa del marqués y probablemente tendré una prometida en poco tiempo también.

Es una respuesta estándar, huh. Y Camille dijo esto también antes.

¿Por qué estoy haciendo preguntas con respuestas tan obvias?

Me siento molesto conmigo por haber dicho algo innecesario. Además de eso, de alguna manera el área cerca de mi pecho se siente mal…

—Camille es fuerte, ¿no es así…?

Mientras miraba a Camille, que ahora estaba batallando con las otras jóvenes, Su Alteza murmuró esto de repente.

Ella estaba envuelta en una intensa batalla femenina en la mesa del otro lado de la habitación, pero… probablemente no es de lo que Su Alteza está hablando. …Por otra parte.

—¿Camille es fuerte?—- No hay manera de que ella lo sea.

—Mmn, aunque ella es una niña, está tratando duramente de convertirse en mi guardia. Por mi causa, ella fue apuñalada una vez, pero… a pesar de eso, incluso ahora ella permanece a mi lado.

Su Alteza habló dolorosamente del pasado. Cuando nuestras conversaciones llegan a ese tema, su bello rostro siempre se desvía amargamente.

Ciertamente, Camille es diferente a las otras hijas de familias nobles. De vez en cuando tendrá una cara extrañamente madura y también es buena utilizando la magia. Si es para proteger a Su Alteza, no dudará en luchar tampoco.

Pero, ¿cómo él puede declarar que es fuerte sólo por eso?

Incluso en el incidente de hace un año, estaba temblando y llorando sola en la cama de la enfermería.

Si no hubiera estado allí, probablemente no habría nadie que lo hubiera sabido.

Camille está actuando más fuerte de lo que es y de ninguna manera eso es ser fuerte.

¿Por qué él no notará esto? Su Alteza, de todas las personas.

A pesar de que Camille lo ha estado intentando duramente, todo por el bien de protegerlo. Si fuera yo…

Habiendo llevado el pensamiento tan lejos, de pronto fui golpeado por un rayo.

—- ¿Qué diablos haría, si fuera yo?

♥ ❤ ♥

<Capítulo Anterior                Capítulo Siguiente>

★Capítulos★

Anuncios

2 comentarios en “Burikko – Capítulo 9: 7 años de edad – J de corazones

  1. yuicaty9 dijo:

    Nunca creí que el principe fuera a decir eso… camille lo ha ayudado tanto y se nota que lo aprecia mucho… acaso esta ciego? pensé que el sería más perspicaz con este tipo de situaciones…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s