Burikko – Capítulo 12: 12 años de edad – J de corazones.


Creo que me interesé en Camille bastante rápido después de conocernos. Si no lo hubiera hecho, el joven yo no se habría preocupado por una extraña hasta ese punto.

Miré a Camille que estaba durmiendo dentro del carruaje.

Su sedoso pelo rosa no está rizado hoy, probablemente debido a su trabajo.

Un rostro pequeño y bien presentado, pestañas finas como el humo, y labios como flores de cerezo… No importa desde qué perspectiva, Camille es una chica hermosa. Habiendo cumplido los doce años, su belleza se ha destacado, y abruma a todas las otras chicas.

Si no fuera por su desafortunada conducta, no hay duda de que sería considerablemente popular. Me divierto viendo a la decepcionante Camille, así que está bien, ya ves.

Cuando acaricié su cabello lacio mientras estaba profundamente dormida, de repente se movió. Sorprendido, retiré la mano, pero Camille no se despertó, y de inmediato su respiración regular mientras dormida pudo ser escuchada de nuevo.

—… Aunque ella está sola con un hombre,todavía se encuentra demasiado relajada.

Me di cuenta de mis sentimientos por lo que dijo Su Alteza.

Hasta entonces, ella había sido simplemente una excéntrica amiga de la infancia para mí, pero debido a las palabras innecesarias de Su Alteza, ese día me hice más consciente de Camille de lo necesario.

Honestamente, no quería admitirlo. Estar envuelto en una mujer era algo que un tonto hacía, y yo sabía cómo usar al otro sexo… Me acerqué a Camille sólo porque me interesaba la posición de marqués.

Aunque eso es lo que debería haber sido…

—¿Por qué resultó así?

Esto no es como debería haber ido…

Yo estaba en el final de mi ingenio… Pero, esto solo era algo que era puramenteuna cuestión de emociones, así que no había nada que pudiera hacer al respecto.

Después de darme cuenta de mis sentimientos, fui rápido en actuar.

Puesto que yo tenía el objetivo de casarme con alguien de la familia del marqués para empezar, ¿no sería bueno ser positivo acerca de esto?

Y así, bajo el pretexto de asegurarme de que Camille estudiaba bien, con frecuencia mostraba mi cara por la casa del marqués.

Creo que he conquistado los corazones de los sirvientes… Todos me ven favorablemente. En particular, la criada de la gran constitución, Aimée, incluso llegó a decirme “¡Por favor, hazte el novio!”.

… Sólo de acuerdo al objetivo.

En cuanto al hecho de que estoy eliminando diligentemente los obstáculos en mi camino, Camille no ha notado nada en lo más mínimo.

♦ ♦ ♦

Era el día del baile antes mencionado.

Se celebró en la sala de banquetes del castillo, y nobles y huéspedes extranjeros se reunieron allí con sus mejores galas.

—Royce-sama… Tan maravilloso, haah, haah *jadeo, jadeo*

Después de dar una vuelta por la sala y saludar a todos, Camille estaba pegada a Su Majestad. Sin olvidar amenazar a las hijas de los otros nobles cuando Su Alteza no estaba observando.

Camille, cuya respiración era áspera mientras lamía a Su Alteza con su mirada, parecía una degenerada, sin importar cómo lo vieras.

—Ehehe~, si me alabas tanto, me emocionaré y sangraré por la nariz.

Lo que Camille llevaba, razón por la que estaba de buen humor al ser elogiada, era un vestido azul marino con pocas partes hinchadas.

Ya que es Camille, ella probablemente hizo hincapié en la facilidad de movimiento en su elección de vestido.

Las faldas de Déborah y Désirée, que estaban al otro lado de la habitación, estaban realmente hinchadas, como si ya no fuera suficiente.

Una vez que son tan grandes, honestamente, sólo bloquean el camino.

—¡Ah! ¡Déborah, Désirée!

Al darse cuenta de la presencia de ellas dos, Camille agitó las manos mientras se acercaba a las hermanas, que se habían convertido en linternas andantes.

Misteriosamente, esas dos estaban en buenos términos con Camille. Parece que se conocieron una vez que Camille empezó a visitar mi casa.

—Camille, el postre que te encanta está allí, ¿sabes?

—¿Vamos a coger algunos Camille?

—Vamos, vamos~

Después de que las muchachas animadas se hubieran alejado a una cierta distancia bastante alejada, me llamaron por detrás, con un tiempo calculado.

—Achille-sama, ¿podemos bailar juntos?

Al girar la cabeza, encontré toda una línea de señoritas… Me siento mareado.

—Sí, por supuesto.

Me gustaría que me dieran un descanso, pero no puedo simplemente rechazarlas. Entre ellas hay algunas hijas nobles que tienen un mayor estatus en la nobleza que yo.

Estoy bailando continuamente como un idiota… ¿Cuántas personas han sido hasta ahora? Después de que se acabe, ¿podría refugiarme en la sala de descanso…?

Mientras yo estaba harto y murmurando para mis adentros mis quejas, vi por el rabillo del ojo un hombre cortejando a Camille.

Para flirtear con ella, quien está repleta de tatuajes mágicos como siempre… Qué héroe tan increíble.

Como soy curioso, tomaré la iniciativa del baile y me moveré hacia esa dirección.

¿…No parece la expresión de Camille algo tensa?

—Como he dicho, estoy dispuesto a emparejarme con una mujer cubierta de tatuajes mágicos, como usted.

—…

—Ni una sola persona quiere casarse con usted de todos modos, ¿verdad? Si me entrega el asiento del marqués, no me importaría hacerle mi esposa, ¿sabe?

—¿Entonces, qué piensa?

—… Ummmm.

Camille miraba al hombre como si hubiera encontrado un extraño y nuevo organismo. Las palabras y el comportamiento del hombre eran probablemente incomprensibles.

Reconozco la cara del tipo hablando con ella; es el segundo hijo delincuente del barón recién ascendido.

Con ropas brillantes de mal gusto, y un rostro grasiento y con acné, tiene probablemente alrededor de dieciséis o diecisiete años, eh…

Verdaderamente nadie.

Desde hace un rato, él ha estado sonriendo a Camille mientras la evaluaba… Es increíblemente desagradable.

—¡Lo rechazó! Yo también tengo el derecho a la elección, después de todo. No me gustan los hombres arrogantes.

Dijo Camille, respondiendo casualmente con palabras crueles. Pero, bien hecho.

—¿¡Qué fue eso!? Aunque estés cubierta de tatuajes, ¡¿vas a rechazar mi amable oferta?! ¡Si me rechazas, ni un solo hombre se acercará a ti por el resto de tu vida, ¿sabes?!

El indignado hombre agarró el brazo de Camille.

Incluso así, ella sigue siendo la hija de un marqués. Si haces algo violento… Las cosas se pondrán aterradoras después, ¿sabes?

“Sieeeento decir esto aunque me ames tanto, pero por favor busca a alguien máááás.”

Aahh, Camille ha empezado a divertirse provocando al hombre. Parece que la actitud del tipo ha despertado a la sádica que hay en ella.

Déborah y Désirée han estado observando todo desde una pequeña distancia. Esas dos disfrutan mirando a otros pelear, después de todo.

—¡Despreciándome a mí!

El rostro del hombre era de un rojo vivo y trató de retorcerle el brazo a Camille, pero no se movió en absoluto.

Y no es de extrañar, ya que entre los tatuajes mágicos de Camille hay uno que tiene el efecto de defender automáticamente.

Defensa automática, regeneración automática, refuerzo de ataque de alta velocidad, repulsión mágica, etc. etc. En este momento Camille, que está cubierta de tatuajes, está cerca de ser invencible.

Sólo yo, a quién le muestra el nuevo tatuaje cada vez que se hace uno, lo sabe.

—Achille-sama…

La joven dama que es mi compañera de baile me mira confundida. Con buen tiempo, la canción de la danza termina.

—No, no es nada…

Respondo con una sonrisa para tranquilizarla, pero… Si me preguntaste si eso estaba en mi mente, entonces sí lo fue.

—Por favor, disculpe un momento.

Después de dejar el grupo de personas bailando, me dirijo hacia Camille.

—¡Tú, maldita mujer! ¡Te voy a mandar a volar!

El hombre agarró a Camille. Parece que finalmente se ha quedado sin paciencia. Es algo muy valiente que hacer con una mujer que mató a un dragón sola.

Pero, debido al poder de la defensa automática de Camille, el hombre no podía hacerle nada. Todo estaba bloqueado por una barrera invisible.

Habiendo notado el ruido, había gente reunida allí y observando. Ya es hora de que pare esto, eh…

—Camille, ¿qué estás haciendo? Parece divertido.

Caminé directamente hacia el grupo de personas. Al verme, sonrió alegremente.

—¡Achille…! Parece que esta persona quiere ser mi prometido, pero yo lo rechacé…

—Vaya, vaya…

Mirando de cerca, el hombre parece cada vez más de mal gusto. Todos sus dedos están cubiertos de brillantes y llamativos anillos.

Me acerqué al hombre y le anuncié algo.

—Lo siento, pero ya está tomada.

—¿Eh?

—La hija del marqués, Camille Rhodolite, es mi prometida.

—¿Eh…?

Camille parpadeó sorprendida.

—Así es, así que por favor, disculpe.

La tomé por el brazo e inmediatamente salí de la escena.

El hombre todavía estaba haciendo un alboroto, pero las personas a cargo de la seguridad tenían un ojo en él y lo arrastraron a algún lugar.

A este ritmo atraeríamos la atención de los demás en el pasillo, así que llevando a Camille por el brazo, me dirigí a una de las salas de descanso preparadas para hoy para descansar.

Camille y yo entramos en la pequeña habitación. En la esquina de la habitación había un sofá blanco y una mesa preparada.

Por ahora, la obligue a sentarse y se sentó a su lado.

—Achille… ¿Qué está pasando?

Mientras inclinaba la cabeza en blanco, Camille preguntó por mis palabras anteriores.

—Era una excusa para callarlo, ¿sabes? Pero seguro que lo dije delante de un gran grupo de personas eh… Me pregunto qué pasará.

Por supuesto, lo declaré delante de una multitud a propósito.

Camille perdió las palabras. Parece que la compostura que tuvo al tratar con el segundo hijo de ese barón ha sido destruida en alguna parte.

—Achille… Tú… A este ritmo, ¿no es posible que termines como mi prometido? Este no es el momento de actuar tan despreocupado,¿sabes?

Parece que ella está realmente preocupada por mí. Pero, está mal dirigido.

Aún así, no me importa.

—¡Eso no es bueno! Si eres tú Achille, puedes apuntar a cualquier número de mejores señoritas, así que no debes conformarte conmigo!

—¿Eh…?

—¡Voy a tratar de hablar con otou-sama acerca de esto! No te preocupes, vas a estar bien, ¿de acuerdo?

Después de hacer una especie de expresión determinada, Camille me agarró fuertemente la mano.

… ¿Eh?

♥ ❤ ♥

<Capítulo Anterior                Capítulo Siguiente>

★Capítulos★

Anuncios

5 comentarios en “Burikko – Capítulo 12: 12 años de edad – J de corazones.

  1. Holow dijo:

    Porque todos relacionan a las chicas con la densa idiota de Katarina, Camille está obsesionada con el príncipe a diferencia de la otra idiota tiene razón para no mirar más allá de su nariz ….además la primera mala impresión Achille fastidio todo desde el inicio XD

    Le gusta a 3 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s